XXI Domingo del Tiempo Ordinario – Tienes

XXI Domingo del Tiempo Ordinario – Tienes

XXI Domingo del Tiempo Ordinario – Tú tienes la palabra de vida eterna – San Juan 6, 60-69 – 26 de agosto de 2018

Resultado de imagen para imagen de jesus enseñando a sus discipulos

60. Varios de sus discípulos, escuchándole, decían: ¡O sea bastante duro! ¿Quién puede admitirlo? 61. Sabiendo Jesús que los discípulos murmuraban de esto, les preguntó: ¿Esto os escandaliza? 62 ¿Qué va a ser cuando veáis al Hijo del hombre ascender a donde estaba antes?… 63 El espíritu es el que da vida, la carne para nada. Las palabras que les he hablado son espíritu y vida. 64. Pero hay entre nosotros ciertos que no creen… Por el hecho de que desde el principio Jesús sabía quiénes eran los que no creían y quiénes le traicionarían. 65. Continuó: Por eso os dije: Absolutamente nadie puede venir a mí, si no se lo concede mi Padre. 66. Desde ese momento, muchos de sus discípulos se separaron y ya no andaban con él. 67. Entonces Jesús preguntó a los 12: ¿Nosotros también deseáis retiraros? 68. Simón Pedro le respondió: Señor, ¿a quién debemos ir? Tú tienes las palabras para la vida eterna. 69. ¡Y nosotros creemos y sabemos que tú eres el Beato de Dios!”

Fuente: Biblia Ave María

“Nos encontramos reunidos para nutrirnos de la Palabra y del Pan que Jesús nos ofrece, alimento de vida eterna. Pues somos una Iglesia querida por Cristo y integrantes de su Cuerpo, profesemos nuestra fe en él para servirle en la liturgia y en la vida. En este último domingo del mes de las vocaciones, celebremos en comunión con los que están llamados a llevar a cabo distintas ministerios y servicios en la red social, singularmente con los catequistas”. (Liturgia día tras día)

Varios de sus acólitos, escuchándolo, decían: ¡O sea muy duro! ¿Quién puede admitirlo? Sabiendo Jesús que los discípulos murmuraban de esto, les preguntó: ¿Esto les escandaliza? ¿Qué va a ser cuando veáis al Hijo del Hombre subir a donde se encontraba antes?

“Este texto del Evangelio de el día de hoy destaca la reacción de los acólitos al alegato del Pan de Vida. Para muchos, las Palabras de Jesús son duras y realmente difíciles. Exigió la fe en él, una fe que implicaba la unión total con su secreto de muerte y de vida. El hombre en este momento debe cargar con sus secuelas, como lo tuvo que hacer el pueblo hebreo antes de la donación de la tierra. Es la resolución-adhesión lo que caracteriza al verdadero acólito. Los requisitos para ser un auténtico discípulo de Cristo son bien difíciles de aceptar para las personas que viven una religión externa, limitada a la independencia material”. (Red del siglo XXI)

“El alegato sobre el pan de vida llega al punto en que incluso los discípulos de Jesús entran en crisis. Inútiles de dar un paso de fe, se distancian. Jesús no quita una palabra de su alegato, ni trata de endulzar el tema para llevarlo a cabo mucho más asimilable. Pese a la resistencia, Jesús muestra abiertamente su verdad liberadora. Añade que se escandalizarán aún más cuando vean al Hijo del Hombre volver a donde se encontraba antes, mencionando a su glorificación por la muerte”. (Día a Día – Ed. Paulus)

El espíritu es lo que da vida, la carne no se utiliza para nada. Las expresiones que les he hablado son espíritu y vida. Pero hay entre nosotros ciertos que no creen… Porque desde el principio Jesús sabía quiénes eran los que no creían y quiénes le traicionarían. Continuó: Por eso les dije: Nadie puede venir a mí, si no se lo concede mi Padre.

Márcio Mendes lo ha dicho de este modo: “Estamos en frente de una elección entre los que se quedan con Jesús o los que se marchan. Entre aquéllos que procuran solo pan, alimento, o los que procuran el pan de salvación. ¿Buscamos la curación del cuerpo o del alma? No es que la curación del cuerpo no sea necesaria, pero debemos pensar en lo que viene primero”. (Con novedosa canción)

El padre Guido Mottinelli dijo que “Jesús nunca se cansa de instruir, aun a sabiendas de que bastante gente no van a creer y se apartarán, como nos comunica el Evangelio. Pedro, no obstante, suelta una oración de consuelo “Señor, ¿a quién vamos a ir? Tienes palabras de vida eterna. Y nosotros creemos y entendemos que Tú eres el Santurrón de Dios.” Todos necesitamos la presencia del Divino Espíritu Santurrón para entender las palabras de Jesús y transformarlas en una obra de amor”. (Red del siglo XXI)

Desde entonces, varios de sus discípulos se separaron y por el momento no andaban con él. Entonces Jesús preguntó a los 12: ¿Nosotros también queréis iros? Simón Pedro le respondió: Señor, ¿a quién debemos ir? Tú tienes las palabras para la vida eterna. ¡Y creemos y entendemos que tú eres el Santurrón de Dios!

“A los doce, que se mantienen firmes y solidarios, Jesús les cuestiona su fe y adhesión. ¿De qué lado están? Por medio de Pedro, los apóstoles repiten su fe en la persona de Jesús: “Sólo tú tienes la palabra de vida eterna”. Esta solemne profesión de fe suaviza la sombra persistente de la incredulidad de los otros discípulos y la proyectada traición de Judas. (Día a Día – Ed. Paulus)

El Papa Francisco mencionó que “Pedro hace su confesión de fe representando a los otros Apóstoles: “Señor, ¿a quién iremos? Tú tienes palabras de vida eterna” (v. 68). No afirma “¿adónde iremos?”, sino más bien “¿a quién iremos?”. El inconveniente primordial no es ir y dejar el trabajo emprendido, sino a quien ir. De este cuestionamiento a Pedro entendemos que la lealtad a Dios es una cuestión de lealtad a una persona, con la que nos unimos para caminar juntos por exactamente el mismo sendero. Y esta persona es Jesús. Todo lo que disponemos en el mundo no satisface nuestra hambre de infinito”. ( 23 de agosto de 2015)

Conclusión:

“Cada uno de nosotros puede preguntarse: ¿quién es Jesús para mí? ¿Es un nombre, un concepto, solo un personaje histórico? ¿O es realmente esa persona que me quiere, que dio su vida por mí y camina conmigo? Para ti, ¿quién es Jesús? ¿Estás con Jesús? ¿Buscas conocerlo a través de su palabra? ¿Lees el Evangelio, cada día un pasaje del Evangelio para comprender a Jesús? ¿Tienes un pequeño Evangelio contigo en el bolsillo, en la cartera, para leerlo en todas partes? Por el hecho de que cuanto más estemos con Él, mucho más medrará el deseo de permanecer con Él. Ahora les solicito amablemente, hagamos un instante de silencio y cada uno de nosotros en silencio, en su corazón, se pregunte: “¿Quién es Jesús para mí?”. En el silencio, cada uno de ellos responde en su corazón”. (Papa Francisco en 23 de agosto de 2015)

Oración:

“Que la Virgen María nos asista a “ir” siempre a Jesús para experimentar la libertad que él nos proporciona, y que nos deja adecentar nuestras elecciones de incrustaciones y temores mundanos”. (Papa Francisco)

Jane Amábile – Con. Divino Espíritu Santurrón

Como esto:

Como Cargando…

Entrada archivada bajo: Reflejo de la Palabra. Etiquetas: XXI Domingo del Tiempo Ordinario.

Esperamos que le gustara nuestro articulo XXI Domingo del Tiempo Ordinario – Tienes
y todo lo relaciona a Dios , al Santo , nuestra iglesia para el Cristiano y Catolico .
Cosas interesantes de saber el significado : Dios