Vigésimo Tercer Domingo del Tiempo Ordinario – La Curación del

Vigésimo Tercer Domingo del Tiempo Ordinario – La Curación del

Vigésimo Tercer Domingo del Tiempo Ordinario – La Curación de los Sordomudos – San Marcos 7, 31-37 – 9 de septiembre de 2018

Resultado de imagen para imagen de sanacion de sordomudos

31. Volvió a salir de los confines de Tiro y pasó por Sidón hasta el mar de Galilea, en la mitad del territorio de la Decápolis. 32. Ahora, un hombre sordomudo fue traído ante él, rogándole que le pusiera la mano encima. 33. Jesús lo tomó aparte de entre la gente, le puso los dedos en los oídos y le tocó la lengua con saliva. 34. Y levantó los ojos al cielo, suspiró y le dijo: ¡Épheta!, que significa ¡ábrete! 35. Al momento se le abrieron los oídos, se le soltó la prisión de la lengua, y charlaba de manera perfecta. 36. Les prohibió que se lo afirmaran a absolutamente nadie. Pero cuanto más les prohibía, mucho más lo publicaban. 37.Y se maravillaron más, diciendo: Todo lo hizo bien. ¡Él hizo oír a los suecos y charlar a los mudos!”

“La liturgia nos sugiere ir a bendecir al Señor, que abre nuestros oídos para recibir su Palabra y desata nuestra lengua para proclamarla. El Padre de bondad nos adoptó como hijos e hijas para vivir como hermanos y hermanas, nos hizo herederos de su Reino y nos asiste a superar toda postración y discriminación. Nuestro acercamiento de fe nos anima a ser leales al Dios de la vida y solidarios con los necesitados”. (Liturgia diaria)

El Papa Francisco dijo que “el Evangelio de el día de hoy (Mc 7, 31-37) cuenta la curación de Jesús de un sordo, acontecimiento prodigioso que exhibe de qué manera Jesús restituye la comunicación plena del hombre con Dios y con el resto hombres. El milagro tiene sitio en la región de Decápolis, es decir, en pleno territorio pagano; por consiguiente, ese sordomudo que es llevado a Jesús se transforma en símbolo del no fiel que pasea hacia la fe. De hecho, su sordera expresa su incapacidad para oír y comprender no solo las expresiones de los hombres, sino asimismo la Palabra de Dios”. (6\9\15)

El Padre Wallace explicó: “El hombre pobre del Evangelio es un sordomudo. No podía hacerse oír. Jesús lo libera de su patología: ahora puede hablar. Podemos ver aquí un símbolo de la liberación de los oprimidos en la sociedad, los que no tienen voz para expresarse y participar, los que no cuentan para nada. La Iglesia liberadora trabaja asimismo con Jesús por la independencia de todo el mundo y, muchas veces, el Profesor se convierte en la voz de los que no tienen voz”.

El Papa Francisco lo expresó así: “Se resaltan también dos movimientos de Jesús. Él toca las orejas y la lengua del sordomudo. Para restablecer la relación con ese hombre «negado» en la comunicación, primero intenta establecer nuevamente el contacto. Pero el milagro es un don de lo alto, que Jesús suplica al Padre; por lo que levanta los ojos al cielo y manda: “abrir!». Y al sueco se le abren los oídos, se le libera la lengua y empieza a charlar correctamente (v. 35)”. (6\9\15)

Conclusión:

“Los enfermos procuraban a Jesús. Sabían que no estaban perdiendo el tiempo. De hecho, Jesús mostró sus preferencias por los que padecían. La gente afirmaba: “Él hace todas las cosas bien. Logró oír a los suecos y hablar a los mudos”. Imaginemos lo que sucedió justo después de un milagro o una cura: los comentarios, el agradecimiento, el entusiasmo, así como el creciente número de peticiones. Pero, sobre todo, pensemos en la reacción de la gente, que deseaba comprender mucho más de cerca la persona de Jesús, con enorme expectación por su palabra”.

Oración:

Oh Padre de misericordia, por la sangre vigorosa de tu Hijo Jesucristo, sánanos de toda patología física, mental y espiritual. Sana, Señor, nuestro oído y nuestro charlar. Queremos oír Tu Palabra, y por Tu Espíritu Beato, comprenderla y difundirla a todos. Amén.

Jane Amábile – Con. Divino Espíritu Beato

Como esto:

Como Cargando…

Entrada archivada bajo: Reflejo de la Palabra. Etiquetas: XXIII Domingo del Tiempo Ordinario.

Esperamos que le gustara nuestro articulo Vigésimo Tercer Domingo del Tiempo Ordinario – La Curación del
y todo lo relaciona a Dios , al Santo , nuestra iglesia para el Cristiano y Catolico .
Cosas interesantes de saber el significado : Dios