Un tribunal británico ordena la retirada de alimentos e hidratación de

LONDRES, 20 Ene. 21/02:09 pm (ACI).- La Corte Suprema de Justicia del Reino Unido y el Tribunal Europeo de Derechos Humanos eligieron desconectar la nutrición y la hidratación que sostienen con vida a un católico polaco, pese a las patentizas de mejora y sus convicciones católicas .

Un católico polaco reconocido como RS fue movido de urgencia al Hospital Derriford en Plymouth, Reino Unido, en noviembre del año pasado después de padecer un ataque al corazón que lo dejó con “daño cerebral severo e irreversible”. Desde ese momento, esta persona se mantuvo con vida a través de nutrición por goteo.

A fines de diciembre, después de recibir el permiso de la mujer y los hijos del paciente polaco, el Tribunal de Protección del Reino Unido autorizó al contratista del Servicio Nacional de Salud de los hospitales de la Facultad de Plymouth a retirar la hidratación y nutrición artificiales que mantienen con vida.

No obstante, la madre y la hermana se oponen al cierre y afirman que, como RS católica practicante, “estaba contra el aborto y la eutanasia y no desearía morir así”, dijo The First News (TFN).

El soporte vital RS ya se había apagado un par de veces. La primera vez durante un par de días y la otra a lo largo de cinco días, pero se volvió a conectar debido a las quejas de la madre y la hermana en Polonia, notificó el diario TFN, que publica noticias polacas.

El Tribunal de Protección del Reino Unido tomó la resolución a pesar de haber aceptado previamente las declaraciones de los médicos de que RS podría vivir cinco años, aunque podría no superar “un estado mínimo de conciencia” en el que apenas podría “admitir la existencia de otro ser humano”. .

Sin embargo, según el juez, no era lo destacado para el polaco mantenerse con vida “en un estado que no le da la oportunidad de obtener placer alguno y que resulta tan incómodo para su mujer y sus hijos”.

La desconexión del sistema vital debía realizarse el 7 de enero de 2021, con el argumento de que “no le conviene recibir tratamiento de soporte vital”; sin embargo, la madre y la hermana de RS apelaron a los más altos escenarios de justicia y protección de los derechos humanos.

Ambos apelaron a la Corte Suprema de Justicia y presentaron pruebas de que el estado de salud de RS había mejorado: presentaron vídeos grabados con un celular que detallan al paciente en su habitación del hospital con cara de tristeza, parpadeando y con lágrimas en los ojos.

Pese a las pruebas, el Supremo Tribunal Federal rechazó las pruebas y los razonamientos, afirmando que lo mejor para el hombre era suspender el soporte escencial y luego ofrecerle cuidados paliativos.

El juez de la Corte Suprema Jonathan Cohen QC ha dicho: “No tengo inquietudes de que no hubo mejora en RS y no hay base para cambiar mi resolución de que no le resulta conveniente recibir tratamiento de soporte vital”.

En el mes de diciembre, la madre y la hermana apelaron ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos, pero la petición fue rechazada. Posteriormente, exactamente el mismo tribunal también rechazó una petición del gobierno polaco para repatriar al paciente.

No cumplidas con esto, la madre y la hermana solicitaron permiso al Tribunal de Apelaciones del Reino Unido para enseñar una nueva apelación ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos, y a lo largo de ese tiempo, la desconexión del sistema escencial se postergó hasta el 13 de enero.

El 14 de enero se publicó la documentación judicial del caso, donde la Corte de Apelaciones informó a los interesados ​​el 13 de enero que había rechazado la solicitud y que dejaba el retiro de las sondas de nutrición de RS desde las 18:00 horas de ese mismo día. mismo día.

“Esto es horrible e indignante. Tiene una reacción a su nombre, te mira a los ojos, llora en el momento en que su hermana fue allí. [no hospital]. ¡O sea asesinato! Este es el asesinato de un hombre por inanición y deshidratación”, ha dicho a TFN una de sus hermanas, Agata.

“Queremos que Polonia presente una demanda contra Gran Bretaña en virtud del producto 33 del Convenio Europeo de Derechos Humanos. Entonces la Corte debería entender el caso”, añadió.

En un comunicado emitido el 8 de enero por Christian Legal Centre, una organización que está ayudando a la familia, la madre de RS ha dicho: “Estoy arrasada de que las autoridades británicas hayan decidido deshidratar a mi hijo hasta la muerte. Lo que las autoridades británicas tratan de hacerle a mi hijo es la eutanasia por la puerta de atrás”.

Según el comunicado, el juez no solo rechazó las pruebas, sino que también rechazó un pedido de la familia para que el polaco fuera examinado por otro neurólogo.

Pie. Patrick Pullicino, ex- neurólogo, examinó los videos de SR de la familia y concluyó que probaban “una clara respuesta emocional a la presencia de miembros de la familia” y podrían indicar que sus perspectivas de recuperación eran mejores que las sugeridas por los médicos.

El juez también negó a la Iglesia Católica la oportunidad de enseñar un dictamen pericial. En sentencias anteriores en casos similares, la Corte tuvo presente las convicciones religiosas de los pacientes.

Ante la noticia, el obispo de Plymouth, monseñor Mark O’Toole, expresó su solidaridad con la familia y mencionó que la decisión del tribunal “de permitir la retirada de la hidratación y nutrición es muy preocupante”, más aún por el hecho de que “se considera que sea en el mejor interés del tolerante”.

“Proporcionar alimentos y agua a pacientes muy enfermos, incluso por medios artificiales, es un nivel básico de atención”, resaltó.

De manera similar, David Jones, director del Centro de Bioética Anscombe, un centro al servicio de la Iglesia Católica en el Reino Unido e Irlanda, ha dicho en una declaración del 12 de enero que “no se debe dejar que los pacientes mueran por carecer de nutrición o hidratación, en todos los casos es es mejor proporcionarlo”.

Publicado originalmente en ACI Press. Traducido y adaptado por Nathália Queiroz.

Verifique asimismo: