JUDAISMO

Tushuvah es un regreso a Dios a través de la expiación de los pecados

Para los judíos, el término Teshuvá (pronunciado teh-shoo-vah) tiene un significado críticamente importante. En hebreo, la palabra se traduce literalmente como “regreso” y describe el regreso a Dios y con nuestros semejantes que se hace posible mediante el arrepentimiento de nuestros pecados.

El Proceso de Teshuvá

La teshuvá se asocia con mayor frecuencia con los Días Sagrados, especialmente los Diez Días de Arrepentimiento justo antes de Yom Kippur, el día de la expiación, pero las personas pueden buscar el perdón por los errores que han cometido en cualquier momento. Hay varias etapas de Teshuvá, incluido el pecador que reconoce sus errores, siente un remordimiento sincero y hace todo lo que está a su alcance para deshacer cualquier daño que se haya hecho. Un pecado contra Dios puede ser expiado a través de una simple confesión y pedido de perdón, pero un pecado cometido contra otra persona es más complicado.

Si una persona específica ha sido agraviada, el ofensor debe confesar el pecado a la persona agraviada, corregir el mal y pedir perdón. Sin embargo, la parte agraviada no tiene ninguna obligación de conceder el perdón, pero el hecho de no hacerlo después de repetidas solicitudes se considera un pecado en sí mismo. Según la tradición judía, por la tercera solicitud, la persona agraviada debe conceder el perdón si el ofensor está sinceramente arrepentido y está tomando medidas para evitar que vuelvan a ocurrir agravios similares.

Los cuatro pasos de la expiación

En la tradición judía, el proceso de expiación tiene cuatro etapas claramente definidas:

  • Paso 1, arrepentimiento. Darse cuenta de la magnitud del daño y adoptar internamente de sentir un sincero arrepentimiento.
  • Paso 2, Cese. Detenga inmediatamente la acción dañina.
  • Paso 3, Confesión y restitución. Verbalice el error y pida perdón, ya sea a Dios o a la parte agraviada. Si es posible, el mal debe corregirse mediante una compensación. Si el pecado es contra Dios, los actos de caridad pueden considerarse como restitución.
  • Paso 4, Resolución. Haga un compromiso firme de no repetir el pecado en el futuro.

¿Hay pecados para los cuales no hay expiación?

Debido a que la Teshuvá requiere que el pecador pida perdón a la persona que ha ofendido, se ha argumentado que un asesino no puede ser perdonado por su crimen, ya que no hay forma de pedir perdón a la parte agraviada. Hay algunos eruditos que argumentan que el asesinato es un pecado por el cual no es posible expiación.

Hay otras dos ofensas que se acercan a ser imperdonables: defraudar al público y calumniar—arruinar el buen nombre de una persona. En ambos casos, es casi imposible rastrear a todas las personas afectadas por la ofensa para ofrecer disculpas y pedir perdón.

Muchos eruditos judíos clasifican estos pecados (asesinato, calumnia y fraude público) como los únicos pecados imperdonables.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba

Bloqueo de anuncios detectado

Debe eliminar el BLOQUEADOR DE ANUNCIOS para continuar usando nuestro sitio web GRACIAS