Triduo preparatorio para la Ordenación Sacerdotal de Fray Diego

Por Moacir Bego

Lagos (SC) – En una bella celebración eucarística en la Comunidad de São Miguel, en Lages, fray Diego de Atalino Melo prestó Juramento de Lealtad en el último día del Triduo en preparación a su ordenación sacerdotal, que va a tener rincón hoy a las 17 horas en Lages ( SC) ). Va a ser ordenado sacerdote por manos de Dom Irineu Andreassa, obispo de la diócesis de Lages y franciscano de la Custodia del Sagrado Corazón (SP), y festejará la Primera Misa el domingo, a las 10 horas, en esta red social, donde viven sus familiares y donde vivió él, hasta iniciar la formación religiosa en el Seminario de Ituporanga.

Fr. Vilmar Alves da Silva, asimismo de Lage, guardián y párroco de Niterói (RJ), fue el celebrante, que tuvo entre los concelebrantes al Ministro provincial, Fr. Fidêncio Vanboemmel y frailes de toda la Provincia de la Inmaculada Concepción. La celebración también puso fin a la Semana Misionera, en la que participaron un nutrido conjunto de hermanos que estudian Filosofía y Teología de la Provincia y Hermanas.

Fray Vilmar charló en su homilía sobre la vocación y resaltó especialmente la vocación sacerdotal. Según él, la vocación a la vida sacerdotal es una llamada de Dios al servicio. “Esta contestación hay que darla con amor y cariño”, destacó.

Justo después de la homilía, fray Diego puso sus manos sobre el Evangelio, con el Ministro Provincial a su lado como testigo, y prestó juramento de lealtad a la Iglesia Católica en el cargo que asumirá como sacerdote, a partir de este 11 de febrero. , cuando será ordenado ante el pueblo de Lages en el Gimnasio de Deportes del Colégio Santa Rosa, al lado del Convento São José, residencia de los monjes franciscanos en Lages.

Fray Diego recibió entonces la bendición de sus progenitores, Roseli y Alfredo Melo, en un instante muy emotivo, en el momento en que durante el ofertorio se ofrecieron en el altar algunos objetos que marcaron el camino de fray Diego hacia este momento tan importante de su historia. Uno era una canasta de pasteles, que Frei Diego vendía cuando era niño para ayudar con el presupuesto familiar. Según el ordenando, muy feliz, este trabajo le enseñó a ser solidario con los pobres.

La Red social de São Miguel forma parte a la Parroquia de Nossa Senhora do Rosário, cuyo párroco es el Redentorista P. Olimpio Rhoden. Llegó a tiempo para formar parte en los momentos finales de la celebración y dio la bienvenida a los frailes y recordó la importancia histórica de los franciscanos en la evangelización de Lages. Fue desde esta capilla que los monjes evangelizaron esta región, singularmente después de la llegada de Fray Rogério, quien llegó a Lages el 22 de febrero de 1892 y vivió en una pequeña casa a la vera de la Capilla de Nossa Senhora do Rosário. Entonces, en 1942, fray Católico y fray Astésio construyeron la Capilla de Nossa Senhora do Rosário en otro sitio, en la salida a Florianópolis.

El Padre Olímpio mencionó que, con muchos monjes en Lages, pensaba que la Provincia se encontraba vacía. Pero un fraile le mencionó que la Provincia tiene más de 300 monjes. “¡Miren muchachos, jóvenes, de ahora en adelante es hora de compartir un poco con los redentoristas!”, bromeó, y agregó: “Pero si se marcha a repetir este precioso instante, puede ser franciscano, ¡sí! Bienvenidos a todos”, dijo, agradeciendo el excelente ejemplo que dió su comunidad al acoger a los hermanos.

La presencia franciscana en Lages es tan fuerte que el día de hoy, aparte de la Primera Orden, hay la Segunda y Tercera Orden de São Francisco.


2 º díaEn el segundo día de metas de preparación a la Ordenación Sacerdotal de Frei Diego, en Lages (SC), fueron visitadas varias viviendas de la Red social Nossa Senhora da Penha. Pero gracias a la cantidad considerable de casas en el vecindario, que lleva el nombre de la patrona de la red social, esto es, Penha, un día no fue bastante.

En el final de la tarde, hubo una celebración en el Convento del Patrocínio de São José, con la existencia de todos los monjes en compromiso en la misión. En la ocasión, fray José Lino Lückmann compartió un poco de su día misionera, destacando la visita que efectuó a un centro de detención para menores infractores. Fray Diego compartió resumidamente la historia del comienzo de su vocación religiosa.

Por la tarde, hubo una celebración en la Comunidad de Penha, presidida por Fray Paulo César Ferreira, que tuvo una aceptable participación de leales, aunque llovió en el momento de la misa. Además de esto, se celebró otra misa en una red social de Paróquia Nossa Senhora Aparecida, Paróquia do Navio. Encabezó esta celebración fray Vilmar, asimismo de Lage.

A pesar del fuerte calor de estos días, los misioneros están muy ilusionados y animados en la misión, que debe terminar el viernes próximo, víspera de la ordenación de Frei Diego.


2 misas del pasado domingo marcaron el inicio de la semana misionera en preparación a la Ordenación Presbiteral de Frei Diego, que tendrá sitio el sábado próximo en Lages (SC). La primera Misa de Envío (para los misioneros) sucedió por la mañana en la iglesia parroquial de Nossa Senhora do Rosário, de donde es fr. Diego y donde se concentran las misiones. La Parroquia, que está al cuidado de los Progenitores Redentoristas, tiene su sede en el vecindario del Coral y recibirá a lo largo de esta semana la visita de misioneros de 4 comunidades, entre ellas la Red social de São Miguel, que es donde se efectuará el Triduo y donde fray Diego celebrará su Primera Misa, el domingo a las 9:30 am.

Por la tarde se celebró la segunda Misa de envío, presidida por fray Pedro da Silva. Esta vez, en la iglesia parroquial de Nossa Senhora Aparecida, más famosa como Paróquia do Navio, que está al cuidado de los Monjes. Hoy en día es párroco Fray Gentil de Lima Branco. El expresivo número de monjes dio un tono franciscano a las celebraciones.

Este lunes, primer día de la misión, se visitaron las casas de la comunidad Nossa Senhora de Lourdes, en el vecindario Nadir. En el final del día, hubo una celebración de clausura de las metas en la comunidad, presidida por fray Renato Pezenti.

En las misiones trabajan unos 15 frailes franciscanos, dos curas redentoristas, cuatro hermanas franciscanas del apostolado parroquial, una hermana salvatoriana y un óptimo número de laicos.

Por Fray Douglas Paulo Machado, OFM