Transfiguración: Restaurada por la Fuerza de la

Transfiguración: Restaurada por la Fuerza de la

Transfiguración: Restaurada por el Poder del Espíritu Divino

Icono de la Transfiguración del Señor

Algunos extractos de la reflexión del Papa Francisco sobre la Fiesta de la Transfiguración, pronunciada en 2017, donde nos recuerda “desapegarnos de las cosas mundanas” y “descubrir de nuevo el silencio regenerador de la meditación del Evangelio”

Jane Nogara – Localidad del Vaticano

La Celebración de la Transfiguración del Señor forma una parte del misterio de la salvación y recuerda en el momento en que Jesús, tras anunciar su Pasión, llama a sus tres apóstoles al Monte Tabor. Jesús se transforma frente ellos, y su cuerpo se regresa lumínico y sus vestidos resplandecientes.

Jesus hijo de Dios

La página evangélica cuenta que los apóstoles Pedro, Santiago y Juan fueron presentes de este increíble acontecimiento. Jesús los llevó consigo “y los llevó solos a un monte prominente” (Mt 17,1) y, mientras oraba, su rostro cambió de fachada, resplandeciendo como el sol, y sus vestidos se volvieron blancos como la luz. Entonces se dieron a conocer Moisés y Elías, y entablaron diálogo con Él. En este punto, Pedro le ha dicho a Jesús: “Señor, es bueno que estemos aquí; si deseas, hagamos aquí tres tabernáculos, uno para ti, otro para Moisés y otro para Elías. Todavía no había terminado de hablar, cuando una nube luminosa los cubrió.

Deja ir las cosas mundanas

En la Fiesta de la Transfiguración en 2017, el Papa Francisco hizo una hermosa reflexión sobre lo que tenemos la posibilidad de estudiar de este pasaje del Evangelio. “La ascensión de los acólitos al monte Tabor –dijo Francisco– nos transporta a pensar sobre la relevancia de desprendernos de las cosas mundanas, para realizar un sendero hacia las alturas y contemplar a Jesús. Se trata de percibir atenta y orantemente a Cristo, el Hijo amado del Padre, intentando encontrar instantes de oración que permitan una acogida dócil y jubilosa de la Palabra de Dios”.

Redescubriendo el silencio regenerador de la meditación del Evangelio

Francisco prosigue su reflexión diciendo: “En esta ascensión espiritual, en esta distancia de las cosas mundanas, estamos llamados a descubrir de nuevo el silencio pacificador y regenerador de la meditación del Evangelio, de la lectura de la Biblia, que lleva a una meta rica en belleza, esplendor y felicidad Y en el momento en que nos quedamos de esta manera, con la Biblia en la mano, en silencio, empezamos a sentir esta hermosura interior, esta alegría que nos crea la palabra de Dios”.

Restaurado por el poder del Espíritu divino

En la ocasión, el Papa habló sobre el final del episodio: “En el final de la experiencia admirable de la Transfiguración, los acólitos bajaron de la montaña con los ojos y el corazón transfigurados por el acercamiento con el Señor. Es el viaje que nosotros también podemos emprender. El redescubrimiento poco a poco más vivo de Jesús no es un fin en sí, sino que nos lleva a ‘bajar del monte’, restaurados por el poder del Espíritu divino, a elegir nuevos pasos de conversión y a testimoniar regularmente la caridad como el ley de vida día tras día”.

Como esto:

Como Cargando…

Entrada archivada bajo: Reflejo de la Palabra. Etiquetas: Transfiguración del Señor.

Esperamos que le gustara nuestro articulo Transfiguración: Restaurada por la Fuerza de la
y todo lo relaciona a Dios , al Santo , nuestra iglesia para el Cristiano y Catolico .
Cosas interesantes de saber el significado : Dios