Solemnidad de la Asunción de Nuestra Señora – San Lucas 1,

Solemnidad de la Asunción de Nuestra Señora – San Lucas 1,

Solemnidad de la Asunción de Nuestra Señora – San Lucas 1, 39-56 – Misa del 19 de agosto de 2018

′′ 39. En aquellos días, María se levantó y salió de prisa a las montañas, a una ciudad de Judá. 40. Entró en casa de Zacarías y saludó a Isabel. 41. No obstante, tan rápido como Isabel oyó el saludo de María, el niño se estremeció en su vientre; y también Isabel fue llena del Espíritu Santurrón. 42. Y exclamó a enorme voz: Bendita tú entre las mujeres, y bendito el fruto de tu vientre. 43 ¿De dónde viene a mí este honor que la madre de mi Señor viene a mí? 44. Tan pronto como la voz de tu saludo llegó a mis oídos, el niño saltó de alegría en mi vientre. 45. ¡Bienaventurados los que habéis creído, pues se cumplirán las cosas que les ha dicho el Señor! 46. ​​Y María ha dicho: Mi alma gloria al Señor, 47. mi espíritu se regocija en Dios, mi Salvador, 48. porque miró a su pobre sierva. Por eso, desde ahora de ahora en adelante, todas y cada una de las generaciones me proclamarán bienaventurada, 49. porque hizo maravillas en mí el Poderoso, cuyo nombre es Beato. 50. Su clemencia se prolonga, de generación en generación, sobre los que le se preocupan. 51. Manifestó el poder de su brazo: desconcertó el corazón de los soberbios. 52. Derribó a los poderosos de sus tronos y exaltó a los humildes. 53. Saciaste de bienes a los necesitados y despediste vacíos a los ricos. 54. Acogió a Israel, su siervo, acordándose de su misericordia, 55. como prometió a nuestros padres, a favor de Abraham y de su posteridad, para siempre. 56. María se quedó con Isabel durante unos tres meses. Luego volvió a su casa.” Fuente: Biblia Ave María

“Alegrémonos todos en el Señor, contemplando las maravillas que hizo en María y prosigue realizando en favor de todo el pueblo. Asunta al cielo, vive la plenitud de la salvación y, mientras que peregrinamos por este mundo, espera nuestra compañía. En este tercer domingo de agosto, celebremos en comunión con los llamados a la vida consagrada que, siguiendo el ejemplo de la Virgen, dan su sí al proyecto de Jesús”. (Liturgia diaria)

El Papa Francisco mencionó que en “la Solemnidad de la Asunción de la Muy santa Virgen María, el Evangelio nos muestra a la joven de Nazaret que, habiendo recibido el aviso del Ángel, parte de forma rápida para ir a Isabel en los últimos meses de su prodigioso embarazo. . Al llegar a su casa, María escucha de sus labios las palabras que componen la oración del “Avemaría”: “Bendita tú entre las mujeres y bendito el fruto de tu vientre” (L.c. 1, 42).

“El Evangelio presenta el gozoso acercamiento de Isabel y María, que llevan en sí, respectivamente, a Juan y Jesús. Dios recurre a personas sencillas y humildes para llevar a cabo su intención. María fue exaltada y elegida por el Padre para recibir en su seno al Verbo Encarnado”. (Liturgia diaria)

El Papa Emérito Benedicto XVI lo expresó de esta manera: “El Evangelio de Lucas que acabamos de percibir (L.c. 1, 39-56), nos muestra esta arca viva, que es María, en movimiento: dejando su casa en Nazaret, María se pone en sendero hacia la montaña, para ir de prisa a una ciudad de Judá y llegar a la casa de Zacarías e Isabel. Me semeja importante subrayar la expresión “a toda prisa”: las cosas de Dios merecen prisa, de hecho, las únicas cosas en el mundo que meritan prisa son precisamente las de Dios, que tienen la misma urgencia para nuestra vida. Entonces María entra en esta casa de Zacarías y también Isabel, pero no entra sola. Entra llevando en tu seno al Hijo, que es Dios hecho hombre”. (15 de agosto de 2011)

La Asunción de Nuestra Señora

El Papa Retirado Benedicto XVI enseñó: “Nos encontramos reunidos una vez más para festejar una de las fiestas más viejas y amadas dedicadas a María Muy santa: la Solemnidad de su Asunción en la gloria del Cielo, en cuerpo y alma, o sea, con su humano. ser, en la integridad de su persona. De este modo recibimos la gracia de actualizar nuestro amor a María, de admirarla y alabarla por las “maravillas” que el Todopoderoso logró por ella, y que efectuó en ella”. (15 de agosto de 2011)

El Padre Fábio Siqueira ha dicho: “En este día especial de adoración al Señor festejamos la Solemnidad de la Asunción de Nuestra Señora. Esta Solemnidad nos recuerda que María, la primera en ser redimida por Cristo en vista de su misión divina, fue también la primera en ser glorificada en cuerpo y alma en el cielo. El dogma de la Asunción de Nuestra Señora, proclamado por el Papa Pío XII en 1950, no se preocupa de ofrecer detalles como, por servirnos de un ejemplo, si María murió o no. No obstante, esta antiquísima solemnidad, conmemorada desde el comienzo, más que nada por los cristianos orientales, que la llamaban “Dormitio Virginis Mariae”, es decir, “Dormición de la Virgen María”…

El Magníficat

El Papa Francisco lo dijo de este modo: “El Magníficat canta al Dios misericordioso y leal, que cumple su plan de salvación con los pequeños y los pobres, con los que tienen fe en Él, que confían en Su Palabra, como María. He aquí la exclamación de Isabel: “Feliz la que creyó” (L.c. 1, 45). En esa casa, la venida de Jesús por medio de María creó un tiempo no solo de alegría y comunión fraterna, sino más bien asimismo de fe que lleva a la promesa, a la oración y a la alabanza”.

El Papa Retirado Benedicto XVI explicó: “La misma Escritura nos revela tal sonrisa en los labios de María cuando canta el magnífico: “Mi alma glorifica al Señor y mi espíritu se regocija en Dios mi Salvador” (L.c. 1, 46-47). Cuando la Virgen María da gracias al Señor, nos toma como sus testigos. María, como de antemano, comparte con sus futuros hijos, que somos nosotros, la alegría que vive en su corazón, para que esa alegría sea asimismo la nuestra. Y cada proclamación de magnífico nos hace testigos de su sonrisa”.

Conclusión:

“María tiene prisa por ir a la zona montañosa de Judá para ayudar a Isabel, que está embarazada y precisa su ayuda. Contamos 2 mujeres pobres pero solidarias que llevan dentro a 2 niños. Es la solidaridad entre 2 mamás que reconocen la acción de Dios en sus cuerpos. Además de las mujeres, asimismo poseemos el acercamiento de 2 pequeños aún en el vientre de sus madres: el encuentro del Precursor con el Salvador. Por el saludo percibimos la alegría que desborda de las mujeres, hasta el punto de contagiar el fruto del vientre de cada una. Impulsada por el Espíritu Santo, Isabel se regocija al recibir a la madre del Señor, declarándola bienaventurada y feliz. Representante de los pobres que tienen esperanza, María responde con un hermoso himno que exalta a los pobres y envilece a los soberbios. Lleva consigo paz, alegría y la bendición de Dios”. (Día a Día – Ed. Paulus)

Oración:

“De verdad, es justo y necesario, es nuestro deber y nuestra salvación, darte gracias siempre y en todo momento y en todo sitio, Señor, Padre santurrón, Dios eterno y todopoderoso, por Cristo nuestro Señor. Hoy, la Virgen María, madre de Dios, fue elevada a la gloria del cielo. Alba y esplendor de la Iglesia triunfante, ella es consuelo y promesa para tu pueblo aún en camino, porque preservaste de la corrupción de la muerte al que inefablemente engendró a tu propio Hijo hecho hombre, autor de toda vida. Mientras aguardamos la gloria eterna, con los ángeles con los beatos, te aclamamos con júbilo, cantando (diciendo) a solo una voz…” (Prefacio)

Jane Amábile – Con. Divino Espíritu Beato

Como esto:

Como Cargando…

Entrada archivada bajo: Reflejo de la Palabra. Etiquetas: Solemnidad de la Asunción de Nuestra Señora.

Esperamos que le gustara nuestro articulo Solemnidad de la Asunción de Nuestra Señora – San Lucas 1,
y todo lo relaciona a Dios , al Santo , nuestra iglesia para el Cristiano y Catolico .
Cosas interesantes de saber el significado : Dios