São Roque: Patrono de los Discapacitados y Enfermos

San Roque es conocido como el asegurador contra anomalías de la salud y plagas, el dia de san roque se festeja en 16 de agosto. Es venerado e invocado en todo el mundo, pero eminentemente en Francia y también Italia, que fue el sitio donde ocurrieron sus milagros.

Representado con un perro y con capa y sombrero, asimismo es reconocido como protector de los animales y el que dedicó su historia en nombre de Jesucristo.

Si quieres recibir consejos y respuestas reveladoras el día de hoy, cuenta con Tarot 2 Anjos. La energía de tu fe más la protección de los Ángeles de Dios te mostrarán las mejores soluciones para todo lo que es necesario para ti en tu vida. ¡Haz click aquí y compruébalo!

Historia de São Roque

San Roque Santurrón de la salvación, nació en el año 1295, fruto de un gran milagro. Esto se debió a que su parto fue complicado, su madre de nombre Liberia ahora estaba en una edad avanzada, pero aun de esta manera no dejó de tener fe y creer que Nuestra Señora y Dios harían situación su sueño: ese era ser madre.

Roque nació en Francia con una marca en el pecho que despertó la curiosidad de todos. Llevaba una cruz roja en la piel, que se convirtió en símbolo de salvación y devoción.

Después de muchos años, Roque quedó huérfano y consecuentemente heredó una gran fortuna de su familia, que era noble. Pero aun de esta manera, el muchacho tenía el deseo de imitar la vida de Cristo y probar toda su fe no sólo a través de pensamientos y palabras, sino también en sus actitudes. Como aún no tenía la edad suficiente para poder decidir el rumbo de sus recursos, confió todo a su tío y poco después partió para la localidad de Roma, sin nada.

primer viaje

En Roma, São Roque vivió a lo largo de tres años y, gracias a las condiciones de vida, contrajo la peste. Para no ocupar una cama de hospital, decidió buscar un espacio en medio del bosque y pasar los últimos instantes de su historia en oración. A medida que pasaban los días, vio aparecer junto a él una pequeña fuente de agua clara, entonces empezó a lavarse y beber del agua, lo que trajo un enorme alivio a sus heridas.

Cuenta también la historia que un perro lo halló en medio del bosque y comenzó a llevarle pan a Roque, el dueño del perro al ver la partida del animal decidió seguirlo, encontrándose con Roque quien ya se había curado de la enfermedad.

Después de este milagro, viajó a Italia con el fin de ayudar a los enfermos, con lo que solicitó permiso a los gestores del hospital y comenzó a ayudar a los enfermos. No pasó mucho tiempo, la epidemia en toda la localidad se detuvo, ¡São Roque curó a bastante gente con solo realizar la señal de la Cruz!

muerte y milagro

Cuando regresó a Montepellier, Roque fue detenido. La localidad se encontraba en guerra y lo acusaron de ser un espía encubierto. Permaneció en prisión durante 5 años, y el 16 de agosto de 1327 fue encontrado muerto en su celda. A partir de entonces, su primer milagro se realizó con el carcelero, quien, después de tocar su cuerpo, dejó de ser cojo.

Concepto y representaciones de São Roque

La Peste Negra en São Roque

Fe sobre cualquier enfermedad o dolencia;

El hábito cobrizo de São Roque

Representa la humildad, la sencillez y la pobreza;

El personal de São Roque

Vida de peregrino, que camina de votos misioneros;

La calabaza de São Roque

La fuente de agua clara que bebió São Roque y se curó;

La herida de São Roque

El sufrimiento marcado con la patología;

El perro de São Roque

Amistad que salvó a São Roque del apetito.

Oración de São Roque

oración 1

“San Roque, que te dedicaste con todo amor a los infectados de la peste, aunque tú asimismo la contrajiste, danos paciencia en el sufrimiento y el dolor. São Roque, protégeme no solo a mí, sino más bien asimismo a mis hermanos y hermanas, deshaciéndote de las enfermedades infecciosas. Mientras que logre dedicarme a mis hermanos y hermanas, me sugiero ayudarlos en sus pretensiones reales, aliviando un tanto su sufrimiento. São Roque, bendice a los médicos, hace más fuerte a las enfermeras y asistentes de los centros de salud y defiende a todos de anomalías de la salud y riesgos. Amén.”

Oración 2

“San Roque, tú que, sin tener en consideración el peligro de contagio de la peste, te entregaste en cuerpo y alma al cuidado de los enfermos y a Dios, para probar tu fe y seguridad, permitiste que contrajeras la enfermedad, pero que este Dios, en el abandono de tu choza, en el bosque, a través de un perro, te alimentó milagrosamente y asimismo te curó prodigiosamente, protégeme de las anomalías de la salud infecciosas, líbrame del contagio de bacilos, defiéndeme de contaminación del aire, del agua y de los alimentos. Mientras que esté sano, prometo orar por los enfermos en los centros de salud y llevar a cabo todo lo que resulta posible para aliviar el dolor y el sufrimiento de los enfermos, para imitar la enorme caridad que tuviste con tus semejantes. São Roque, bendice a los médicos, hace más fuerte a los enfermeros y socorrieres de los centros de salud, sana a los enfermos, defiende a los sanos contra el contagio y la polución. São Roque, ruega por nosotros”.

Novena a San Roque

Primer día

“Dios y Señor omnipotente, a cuya inefable Providencia todo está subordinado; Tú, que jamás cesas de amar al hombre y que, por Tu infinita Clemencia, te dignaste preparar a Roque, Tu Siervo, para ser nuestro Letrado contra el azote de la peste; Tú que imprimiste en sus pechos la Venerable señal de la Santa Cruz, en la cual Tu Divino Hijo expió los pecados de los hombres y les adquirió la salud espiritual y eterna, haz, te rogamos, que por esta misma Cruz Sacrosanta y por los méritos infinitos de la Preciosísima Sangre de Cristo, obtengamos, por la vigorosa intercesión de San Roque, la curación de todas las enfermedades del alma, de los pecados y vicios, tal como de las anomalías de la salud del cuerpo, de todos y cada uno de los contagios y plagas. De esta forma te suplicamos con un corazón contrito. Amén”

Segundo día

“Dios poderoso y providente, que con inefable sabiduría ilustras el comprensión del hombre, preparas y mueves su corazón sin eliminar su libre albedrío; y que con tu Gracia previniste eficazmente al joven Roque, haciéndole a tan tierna edad protegerse del contagio de los vicios y errores mediante parcas mortificaciones y el estudio continuo de tu Santa Ley: perdónanos, Señor, todos nuestros pecados y consuélanos a fin de que recobremos Tu Felicidad. Ayúdanos a huír del contagio de los vicios y errores a los que vivimos expuestos, para que, recobrando la pureza de conciencia, tengamos la posibilidad merecer la continuación de Vuestra Gracia; y fortalecidos por esto mejor, podemos soportar anomalías de la salud anatómicos, contagios y plagas, para cumplir mejor con nuestros deberes y merecer la salvación de nuestras ánimas. Amén”

Tercer día

“Dios, Señor absoluto del Cosmos y de todo cuanto en él contiene, Tú que todo lo creaste para Tu Gloria y beneficio del hombre, concédenos la Felicidad de utilizar adecuadamente los recursos de todo el mundo, a semejanza de San Roque, que con abandonó todo con gran desapego y se entregó a ayudar a los pobres, sin que su corazón se apegara a los recursos materiales. Ayúdanos, te suplicamos, a emplear los recursos de todo el mundo para Tu mayor Gloria, prestando asistencia y apoyando a los más necesitados y desamparados, a cumplir mejor los deberes de la caridad a través de la práctica de las buenas proyectos y merecer mejor la aventura del Confort celestial. . Amén”

Cuarto dia

“Señor Dios de infinito Poder y Clemencia, Tú que a muchos remedios caseros, capaces de curar las anomalías de la salud del cuerpo, añadiste el ejercicio de la Caridad Evangélica como remedio eficaz para todos, para aminorar y solucionar muchos males, defectos y enfermedades inseparable de nuestra naturaleza necesariamente imperfecta; Tú que inflamaste a los Apóstoles y a tantos otros sinceros Acólitos del Evangelio con el fuego de la Caridad, Tú que te dignaste ejercer en nivel sumo esta Virtud en Roque, Tu Siervo, con desconcierto y provecho de los hombres de su tiempo, Excita en este momento y siempre en todos nosotros el fuego Sagrado de la caridad mucho más ardiente, a fin de que tengamos la posibilidad asistirnos unos a otros, reduciendo los sufrimientos derivados de los males físicos y morales que amargan la vida humana. Que el caritativo Roque continúe siendo un instrumento benéfico de tu Poder y Misericordia del cielo como lo fue en vida y que, libres de los flagelos, merezcamos la felicidad eterna. Amén”

Quinto día

“Dios Justo y Misericordioso, que coronas de Gloria eterna a los que con valentía cristiana pelean contra las tentaciones y las adversidades, ayúdanos y fortalécenos con Tu Gracia para que podamos sobrellevar las adversidades, los peligros y las condiciones a que estamos expuestos. Señor, que eres Padre de Misericordia, danos fuerza para sobrellevar todos los males como debemos y, por Tu Felicidad, líbranos de esos a los que nos arrastra nuestra malicia o imprudencia. Haz que, por la paciencia con que las aguantamos, expiemos nuestras faltas y merezcamos la Corona de la Bienaventuranza. Amén”

Sexto día

“¡Eterno Dios, Creador de todo el mundo y de todo cuanto existe! Digno de Tu Grandeza, Poder y Sabiduría Sin limites es el mundo y todo cuanto Tú creaste. Concédenos Tu Felicidad a fin de que, viviendo entre los hombres y el planeta, no nos dejemos contaminar por sus malos ejemplos, ni sucumbamos bajo el peso de su iniquidad, con el peligro de nuestra salvación eterna. Ayúdanos a utilizar el mundo con la prudencia, la modestia y el desprendimiento, propios de los auténticos cristianos, según los fines santurrones para los que nos creaste. Amén”

séptimo día

“Señor Dios de infinita amabilidad, que tan de manera fácil perdonas a los que te ofenden, en el momento en que detallan arrepentimiento, que nos enviaste a tu Divino Hijo y a sus leales discípulos para perdonar las injurias y calumnias de los que nos deben una contestación agradecida, danos fuerza y ​​felicidad para imitar semejantes ejemplos. Cuidaos de que, viendo de nuestra parte esta correspondencia de Perdón y Caridad que nos prescribe el Santo Evangelio, se confundan y se enmienden. Perdónanos la ingratitud con la que tantas veces hemos respondido: perdona también a nuestros contrincantes para que, floreciendo cada vez más la Caridad evangélica, tengamos la posibilidad vivir los unos con los otros en santa paz y practicar la Virtud de la que es dependiente nuestra vida y salvación eterna. Amén”

octavo día

“Dios eterno, Juez supremo de vivos y muertos, que jamás desamparas a tus fieles servidores y que, cuando el mundo los evalúa dejados y cubiertos de ignominia, los evalúa dignos de tu gloria, consolándolos poderosamente en medio de las mucho más enormes ignominias y tormentos, especialmente en la dura agonía de la desaparición: Tú que tanto consolaste al virtuoso Roque al final de su vida terrena, consuélanos a todos en la última hora, haciéndonos comprender que, no tanto por nuestras buenas obras, como por tus Clemencia infinita, nos juzgas dignos de la gloria eterna. Ayúdanos a prepararnos para finiquitar nuestra vida de tal forma que no tengamos temor de mostrarnos frente al Tribunal de Tu Divina Justicia. Líbranos de la muerte súbita, de la peste y de todas y cada una de las patologías violentas y contagiosas, a fin de que recibiendo con dignidad los Sacramentos podamos soportar las agonías de la muerte.

De esta manera te lo solicitamos por intercesión del Santurrón San Roque, elegido por ti como Abogado especial contra la peste. Amén”

noveno día

“¡Dios Supremo y Poderoso Recompensador de la Virtud! Tú que, con los prodigios de tu omnipotencia y de tu justicia infalible, tienes por costumbre distinguir la desaparición del justo de la del pecador y que tan gloriosamente distinguiste la de tu leal Siervo São Roque, con tanta alegría para los que han invoqué tu patrocinio y asistí a su protección; Tú que, a las frases de tu Muy santa Sierva, en tantas ocasiones has disminuido y disipado el azote de la peste y anomalías de la salud fatales en todo el orbe católico, ten piedad de nosotros ahora. Mira que somos descendientes de aquellos devotos y fieles portugueses a quienes la intercesión de Tu Santísima Sierva tantas veces ha ayudado en este Templo, donde piadosamente veneramos sus reliquias. No te acuerdes de nuestros pecados sino más bien sólo de Tu sin limites Misericordia, de las Virtudes y súplicas de nuestro Letrado Celestial. Continúa, Señor, demostrando que mereció la gloria eterna, que reside contigo y que el premio de la Virtud sigue con vida a la muerte del cuerpo. Que reluzca poco a poco más la providencia saludable con que dispones de todo en la tierra y que con tanta Clemencia has mostrado tu favor. Que nos asista el Beato São Roque, a cuya Intercesión apelamos con justa promesa y que nos afirma Vuestra Divina Clemencia. Que así sea.”

Oración final

“Dios de Clemencia, escucha con Amor lo que te solicitamos por San Roque y responde a nuestra súplica.

Líbranos de las enfermedades del cuerpo y del alma y, en el final de nuestra vida, concédenos la salvación eterna.

Por nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo, que es Dios contigo, en la unidad del Espíritu Santurrón. Amén.”

São Roque es la prueba de que todo se puede sobrepasar si se persiste en la fe. Podemos nutrir todo lo que hay de mejor en nosotros para lograr lo que queremos, la creencia es una de las fuentes más fuertes de autoconfianza y mantenimiento de nuestro preciado bien que es la vida. Si busca orientación clara y asistencia de cánticos fuertes en tus dudas, habla con un esoterista experimentado y pregúntale cuál es el salmo mucho más conveniente por tu tiempo: Realice clic aquí.

Supere los desafíos de su vida con la ayuda de esoteristas expertos