Sagrado Corazón: hoy es la fiesta del amor de Dios, dice

Sagrado Corazón: hoy es la fiesta del amor de Dios, dice

El Papa Francisco festejó la Misa en la capilla de Casa Santa Marta y dedicó su homilía al amor de Dios.

Adriana Masotti – Localidad del Vaticano- 08/06/18

El día que la Iglesia celebra la Solemnidad del Sagrado Corazón de Jesús, el Papa Francisco inició su homilía en Casa Santa Marta afirmando que el día de hoy podría decirse que es la celebración del amor de Dios.

“No somos nosotros los que amamos a Dios, sino más bien Él que “nos amó primero, Él es el primero en amar”, dijo el Papa. Una verdad que los profetas explicaron con el símbolo de la flor del almendro, la primera en florecer en primavera. “Dios es de esta forma: siempre primero. Él nos espera primero, nos quiere primero, nos ayuda primero”.

Pero no es moco de pavo entender el cariño de Dios. De hecho, Pablo, en la segunda lectura del día, habla de ‘las insondables riquezas de Cristo’, de un misterio escondido.

Es un amor que es imposible entender. El cariño de Cristo que excede todo conocimiento. Lo sobrepasa todo. Tan grande es el amor de Dios. Y un poeta afirmaba que era como “el mar, sin orillas, sin fondo…”: pero un mar sin límites. Y este es el cariño que debemos entender, el amor que recibimos.

En la narración de la salvación, el Señor nos descubrió su amor, “fue un gran pedagogo”, ha dicho el Papa y, releyendo las palabras del profeta Oseas, enseña que no lo descubrió a través del poder: “No. Escuchemos: ‘Le enseñé a mi pueblo a dar sus primeros pasos, los tomé en mis brazos, los cuidé’. Tomar en brazos, cerrar: como un padre”.

¿De qué manera manifiesta Dios el cariño? ¿Con las cosas grandes? No: se rebaja, se rebaja, se rebaja con estos movimientos de inocencia, de bondad. Hazte pequeño. acércate Y con esta cercanía, con esta humillación, nos hace entender la excelencia del amor. Lo grande ha de ser entendido mediante lo pequeño.

Finalmente, Dios manda a su Hijo, pero “lo manda en la carne” y el Hijo “se vejó” hasta la desaparición. Este es el secreto del amor de Dios: la mayor grandeza expresada en la mucho más pequeña de las pequeñas cosas. Para Francisco, de esta forma se puede comprender asimismo el camino católico.

Cuando Jesús quiere enseñarnos de qué manera debe ser la actitud cristiana, nos comunica pocas cosas, nos hace ver aquel popular protocolo según el que todos vamos a ser juzgados (Mateo 25). ¿Y qué dice? No dice: “Creo que Dios es de este modo. Entendí el amor de Dios”. No, no… Yo hice el cariño de Dios en las cosas pequeñas. Di de comer al hambriento, di de beber al sediento, visité al enfermo, al preso. ¡Las obras de clemencia son exactamente el camino del amor que Jesús nos enseña en continuidad con este enorme amor de Dios! Con este amor sin límites, que se anonadaba, se vejó en Jesucristo; y debemos expresarlo de este modo.

De ahí que, concluyó el Papa, no se precisan enormes discursos sobre el cariño, sino hombres y mujeres “que sepan hacer estas pequeñas cosas por Jesús, por el Padre”. Las obras de misericordia “son la continuación de este amor, que se humilla, viene a nosotros y lo llevamos adelante”.

Esperamos que le gustara nuestro articulo Sagrado Corazón: hoy es la fiesta del amor de Dios, dice
y todo lo relaciona a Dios , al Santo , nuestra iglesia para el Cristiano y Catolico .
Cosas interesantes de saber el significado : Dios