Sacerdote muere herido en explosión en parroquia de “la Paloma”

MADRID, 21 de enero. 21/08:55 (ACI).- Falleció en la madrugada de este jueves el sacerdote Rubén Pérez Ayala, dificultosamente herido en la explosión de gas ocurrida ayer, miércoles 20 de enero, en la parroquia Virgen de la Paloma, en Madrid. , 21 de enero, a consecuencia de las lesiones sufridas.

Según informa la Archidiócesis de La capital española en un comunicado, el joven sacerdote, de 36 años, y perteneciente al Camino Neocatecumenal, recibió la unción en el hospital de La Paz, donde estaba hospitalizado, de manos de su hermano Pablo, sacerdote diocesano.

El arzobispo de La capital de españa, cardenal Carlos Osoro Sierra, ofreció sus frases por el sacerdote, su familia y los demás muertos en la explosión.

“Esta noche ha fallecido el joven sacerdote Rubén Pérez Ayala, a quien ordené hace apenas siete meses. Les agradezco vuestra vida de entrega a Cristo ya su Iglesia. Rezo por tu familia. Rezo asimismo por el resto que fallecieron tras la explosión en La Paloma y por todos los afectados”, fue el mensaje del cardenal Osoro en su perfil oficial en la comunidad Twitter.

El Papa Francisco asimismo expresó sus condolencias por los fallecidos en un telegrama enviado ayer por el secretario de Estado del Vaticano, el cardenal Pietro Parolin, al cardenal Osoro: “El Beato Padre, tras conocer la dolorosa noticia de la grave explosión que se causó en un edificio de la calle Toledo, en La capital española, desea trasmitir a V. Excelencia, al clero ahora todos y cada uno de los hijos de este amado pueblo, su cercanía y cariño en estos difíciles instantes”.

En total, 4 personas murieron en el dramático accidente ocurrido a lo largo del mantenimiento de la caldera en el edificio parroquial, sito en la calle Toledo 98, en pleno centro histórico de la ciudad más importante española. El edificio quedó medianamente destruido.

El electricista que reparaba la caldera, David Santurrones, de 35 años y amigo personal del p. Rubén, también murió en la explosión. Perteneció también al Sendero Neocatecumenal. David deja viuda y 4 hijos.

Los otros 2 muertos, un joven y una anciana, eran peatones que fueron sorprendidos por la explosión cuando caminaban en oposición al edificio parroquial.

La archidiócesis de La capital española explicó que el edificio afectado cobijaba residencias de curas, salones parroquiales e instalaciones de Cáritas.

Al lado del edificio están la residencia de jubilados Los Nogales, gestionada por la parroquia, y el Colegio de La Salle. En los dos edificios no hubo víctimas ni heridos y tanto los jubilados como los niños, y el plantel de las dos instituciones, pudieron ser evacuados sin accidentes.

Pie. Pérez Ayala fue ordenado sacerdote el 16 de junio de 2020 por el cardenal Osoro, tras un período de formación en el seminario Redemptoris Mater de Madrid.

En ese momento, compartió con Infomadrid que “en el momento en que era mucho más joven, por dentro estaba en una pelea interna realmente fuerte; Tuve muchos inconvenientes.” No obstante, “durante mi vida conocí a múltiples sacerdotes que me ayudaron”, y siempre y en todo momento me “intrigó su forma de vida y la alegría que tenían”.

“Solo en el momento en que me di cuenta de que Cristo me estaba llamando a dar mi vida entera sin guardarme nada para mí, pude vivirla con alegría”, dijo. Más tarde, aseguró que en el momento en que alguien se entrega al Señor ya los demás, “se vive mejor”.

En una entrevista con el difunto sacerdote en el sitio web de la Arquidiócesis, declaró que “he tenido la experiencia a lo largo de este tiempo de seminario de que la felicidad no está en vivir todo para uno mismo, sino más bien en darse a el resto”.

La Parroquia de la Virgen de la Paloma fue su primer destino tras su ordenación sacerdotal.

Publicado inicialmente en ACI Press. Traducido y adaptado por Nathália Queiroz.

Verifique asimismo: