Sacerdote desaparecido encontrado muerto

NAIROBI, 22 de enero. 21/08:32 am (ACI).- La Diócesis de Banfora (Burkina Faso) informó que el p. Rodrigue Sanon, que había desaparecido el 19 de enero, fue encontrado muerto el jueves 21 de enero en un bosque situado a unos 20 kilómetros de distancia.

El aviso fue realizado por el obispo de Banfora, Dom Lucas Kalfa Sanou.

En una nota divulgada este jueves 21, el prelado pidió a los leales sumarse en oración por el reposo del sacerdote, encomendándolo al “amor misericordioso del Señor”.

“¡Por ​​la clemencia de Dios, que en paz duerma bien el alma de tu siervo Rodrigue Sanon!”, implora el prelado en su comunicado.

A principios de esta semana, el arzobispo Kalfa solicitó frases “a fin de que el padre Rodrigue se halle sano y salvo lo antes posible”.

En una declaración fechada el 20 de enero, recordó que el p. Rodrigue Sanon “había salido de Soubaganyedougou para proceder a Banfora a ayudar a una reunión, pero nunca llegó a su destino”.

Según el Montreal Journal, los habitantes de Banfora hallaron el vehículo del sacerdote descuidado en la carretera, lo que generó miedos de secuestro por la parte de conjuntos armados que trabajan en la zona.

En el texto difundido el 21 de enero se indicó que mucho más adelante se va a dar mucho más información sobre los hechos.

Burkina Faso, uno de los países del Sahel, fué testigo de ataques de grupos componentes islámicos, donde las iglesias cristianas y los leales del país han visto curas secuestrados o asesinados.

En el tercer mes del año de 2019, el párroco de Djibo, en el norte de Burkina Faso, el P. Joël Yougbaré, desapareció camino a la parroquia tras celebrar la misa dominical en Bottogui. Todavía no encontrado.

En el mes de mayo del mismo año, un sacerdote y cinco feligreses fueron asesinados en el momento en que desconocidos atacaron la iglesia de Dablo, en la diócesis católica de Kaya, donde rezaban.

En 2020, los obispos de Burkina Faso expresaron su preocupación por el aumento de la inseguridad en el país de África occidental y apuntaron que la situación es “mucho más alarmante que jamás”.

En su comunicado del 16 de julio de 2020, integrantes de la Conferencia Episcopal de Burkina-Níger (CEBN) indicaron que la grave situación de inseguridad impide que los curas lleguen a los fieles.

Los obispos hicieron un llamado a combatir la inseguridad y destacaron que “es un desafío que hay que afrontar a toda costa; es un desafío para toda la nación y debemos juntar nuestras energías”.

Publicado originalmente en ACI Press. Traducido y adaptado por Nathália Queiroz.

Verifique también: