Sacerdote argentino habla de las expectativas de los cristianos

BAGDAD, 01 de marzo. 21 / 01:24 pm (ACI).- Del 5 al 8 de marzo, el Papa Francisco efectuará un viaje apostólico a Irak, que es visto con promesa por los cristianos iraquíes que aguardan que el Papa se aparte del protocolo y, de esta manera, pueda sentir su cercanía mucho más, aseguró el p. Luis Escalante, postulador de tres causas de beatificación de mártires cristianos asesinados a raíz del fundamentalismo islámico.

Pie. Escalante es un sacerdote argentino de 55 años, párroco de la parroquia de Sant’Antonino de Fara Sabina (Italia). Es canonista y fue Vicario Judicial en la Archidiócesis de La Plata (Argentina).

Desde 2017 es postulador diocesano para todas las causas caldeas. Efectúa trabajo de campo en Irak, donde viaja frecuentemente para recopilar documentación. También investiga los beatos caldeos del primer milenio y los martirios que ocurrieron bajo el Imperio Otomano.

Pie. Escalante llevó tres causas de mártires caldeos a Roma y ahora trabaja en el resto. Fue nuestra Iglesia católica caldea y el patriarca Louis Sako quienes se hicieron cargo.

En declaraciones a ACI Prensa, la agencia en español del conjunto ACI, el sacerdote mencionó que los cristianos iraquíes esperan “que el Papa se además del protocolo y se muestre próximo a quienes quieren verlo y tocarlo, y no solo proseguirlo por televisión. moviéndose en caravanas de carros blindados y helicópteros militares”.

El Santurrón Padre va a viajar a Irak del 5 al 8 de marzo bajo el lema “Todos sois hermanos”. La visita incluye la ciudad más importante Bagdad, la Llanura de Ur -ligada a la memoria de Abraham- y las ciudades de Erbil, Mosul y Qaraqosh en la Llanura de Nínive.

Además del acompañamiento espiritual a los cristianos en Irak, el postulador por las causas caldeas dijo que, tratándose de una visita oficial de un jefe de Estado, espera que el Pontífice “insista y, por qué razón no, demande igualdad de trato entre los ciudadanos de Irak”. , independientemente de su afiliación religiosa”.

Explicó que el Pontífice hallará dentro de un mismo territorio “dos países verdaderamente distintas: Kurdistán, condescendiente y progresista; Irak, destruido por tantas causas y con gravísimas crisis sanitarias, económicas y políticas”.

El Kurdistán iraquí es una zona autónoma en el norte de Irak habitada eminentemente por kurdos, un pueblo con una cultura y un idioma distintos al árabe.

Los kurdos también están presentes en Siria, Türkiye e Irán.

En general, las autoridades kurdas son mucho más tolerantes que las del resto del país. Sus milicias, conocidas como peshmerga, fueron escenciales para contener al Estado Islámico en su ofensiva de 2014 y luego para derrotarlo adjuntado con el ejército iraquí y con el apoyo de la coalición internacional liderada por Estados Unidos.

Varios cristianos iraquíes de la zona de Nínive han encontrado cobijo y protección en el territorio del Kurdistán iraquí.

Respecto a Irak, “resulta obvio que la sociedad musulmana desde la caída de Saddam (Hussein en 2003) se ha vuelto paulativamente muy intolerante con los cristianos, cualquier persona que sea su rito o filiación”, lamentó el p. Escalante.

Señaló que “el planeta musulmán no distingue entre nuestras diferentes confesiones, ni siquiera en Irak: si hay un estado civil y es musulmán, hay demasiados cristianos y se deben ir. Y o sea lo que pasa: tienen dificultades para conseguir trabajo, les pagan mal o los asesinan, como en el atentado a la catedral siríaca en 2010”.

Según esta mentalidad, “los cristianos no tienen cabida en el Irak del futuro. Personas valientes como el patriarca Sako y todos los obispos católicos luchan por lo opuesto, pero son voces casi en el desierto”.

En este sentido, el p. Escalante dijo que este viaje es una ocasión para “defender frente todo los derechos humanos de los cristianos a vivir en su tierra, así sea como ciudadanos como todos, o en reconocimiento al hecho histórico de que la existencia de cristianos asirios es preislámica, con lo que , era por lo menos de aguardar que en Irak hubiera respeto y tolerancia hacia una minoría históricamente mucho más vieja que el califato de Bagdad”.

Además, dijo que este viaje podría ofrecer un impulso esencial a la reconciliación entre los iraquíes. “Recibí algunos comentarios de personas en Bagdad de que hay expectativas positivas entre los musulmanes”, ha dicho.

No obstante, dijo que “desde Kurdistán he recibido comentarios en sentido opuesto, que la situación en Bagdad ya es tensa, por el incremento del precio del dólar y las manifestaciones que se vienen dando desde hace un tiempo contra los iraquíes”. gobierno, agregaría ciertas expresiones de descontento con la visita papal. No puedo cuantificarlo, pero es creíble”.

Publicado originalmente por ACI Prensa. Traducido y amoldado por Nathália Queiroz.

Compruebe asimismo: