NOTICIAS

‘Pro-Life is Pro-Woman’: La Marcha por la Vida 2020

La gente camina por la Avenida Constitución en dirección a la Corte Suprema de los EE. UU. mientras participa en la 47.ª Marcha anual por la Vida en Washington el 24 de enero de 2020. (Foto de CNS/Gregory A. Shemitz, católico de Long Island)

Una multitud estimada en decenas de miles inundó el National Mall para la Marcha por la Vida el viernes.

La reunión anual atrae a defensores pro-vida de todo Estados Unidos y países extranjeros a Washington, DC, marcando el aniversario de la decisión de la Corte Suprema del 22 de enero de 1973 que legalizó el aborto.

La marcha comenzó con un mitin en el National Mall al que asistieron miles de personas, donde el presidente Donald Trump se convirtió en el primer presidente de los Estados Unidos en dirigirse a la Marcha por la Vida. Lo hizo mientras los administradores de juicios de la Cámara Demócrata defendían su acusación en el Senado de los Estados Unidos.

“Los niños por nacer nunca han tenido un defensor más fuerte en la Casa Blanca”, dijo Trump. “Cada vida trae amor a este mundo. Cada niño trae alegría a una familia. Vale la pena proteger a cada persona”.

El presidente destacó los esfuerzos recientes a nivel estatal para ampliar el aborto para incluir los nueve meses de embarazo, destacando la legislación aprobada en Nueva York el año pasado, así como los controvertidos comentarios del gobernador de Virginia, Ralph Northam (D).

A Trump se unieron en el escenario el senador Mike Lee (R-Utah), la presidenta de March for Life Jeanne Mancini, el senador James Lankford (R-Okla.) y otros.

Otros oradores en el mitin incluyeron figuras políticas de los partidos Republicano y Demócrata: la Primera Dama de Luisiana, Donna Bel Edwards; el representante látigo de la minoría de la Cámara de Representantes Steve Scalise (R-La.); la senadora estatal de Luisiana Katrina Jackson (D); el representante de EE. UU. Chris Smith (RN.J.); y Marjorie Dannenfelser, presidenta del grupo provida Susan B. Anthony List y copresidenta de la coalición provida de la campaña Trump 2020.

“Hoy, como presidente de los Estados Unidos, estoy realmente orgulloso de estar con ustedes”, dijo Trump en el mitin, y señaló que la marcha era “para defender el derecho de todos los niños, nacidos y no nacidos, a cumplir con los derechos que Dios les otorgó”. potencial.”

“Cada niño es un regalo precioso y sagrado de Dios”, dijo.

Después de los discursos desde el escenario principal de la manifestación, comenzó la marcha propiamente dicha, avanzando por el National Mall hacia la Corte Suprema.

Llevar la pancarta gigante March for Life al frente de la multitud se considera un privilegio, otorgado a un grupo diferente cada año.

Para 2020, los estudiantes de Oakcrest School en McLean, Virginia, una escuela secundaria y preparatoria católica para niñas, encabezaron la marcha. Los administradores de Oakcrest dijeron que la escuela tiene una larga historia de apoyo a la vida y participación en la marcha cada año, con clases suspendidas por el día para permitir que los estudiantes y maestros asistan. La pancarta fue llevada por miembros del Respect Life Club dirigido por estudiantes de la escuela.

Detrás de Oakcrest, los estudiantes de la Universidad Cristiana de Colorado llevaron banderas delante del cuerpo principal de la marcha. Las decenas de miles estimadas de manifestantes avanzaron por el National Mall hacia la Corte Suprema en Capitol Hill, donde unos cientos de manifestantes a favor del aborto se habían reunido ese mismo día.

El tema de la marcha de 2020, “La vida empodera: Pro-Vida es Pro-Mujer”, fue elegido para conmemorar el centenario del derecho al voto de las mujeres en los Estados Unidos con la aprobación de la 19.ª Enmienda en 1920. El tema de la marcha fue elegido para contrarrestar la narrativa presentada por los partidarios del aborto de que la práctica “empodera” a las mujeres.

Jeanne Mancini, presidenta de March for Life, dijo a CNA cuando se anunció el tema que “lo elegimos principalmente por el centenario” y para mostrar que el verdadero “empoderamiento” significaba valorar la vida de las madres y sus hijos por nacer.

En un artículo de opinión publicado el viernes por la mañana, Mancini dijo que “el aborto no mejora la vida de las mujeres y, a diferencia de muchos que afirman ser parte del movimiento de mujeres hoy, las sufragistas no querían participar”.

“El aborto no solo destruye la descendencia de la mujer, sino que también puede causar daño físico duradero y trauma psicológico. Es un retroceso violento que afecta de manera desproporcionada a las mujeres”, dijo Mancini.

“Han pasado 100 años desde que las sufragistas ganaron a las mujeres el derecho al voto. Lo hicieron con el tiempo con un enfoque único y perseverancia y, al final, dieron voz a sus hermanas sin voz”.

“No debemos dar por sentado el progreso que lograron. Este noviembre, deberíamos usar su victoria para dar voz a los no nacidos sin voz. Ellos también merecen igualdad de derechos y protección ante la ley”, dijo Mancini.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba

Bloqueo de anuncios detectado

Debe eliminar el BLOQUEADOR DE ANUNCIOS para continuar usando nuestro sitio web GRACIAS