Primer Domingo de Cuaresma – San Mateo 4, 1-11 – Día

Primer Domingo de Cuaresma – San Mateo 4, 1-11 – Día

Primer Domingo de Cuaresma – Mateo 4:1-11 – 1 de marzo de 2020

“1.

Entonces Jesús fue llevado por el Espíritu al desierto para ser tentado por el demonio.

2.

Ayunó cuarenta días y 40 noches.

Entonces tuvo apetito.

3.

El tentador se le acercó y le dijo: “Si eres Hijo de Dios, di que estas piedras se transformen en pan”.

4.

Respondió Jesús: “Escrito está: No solo de pan vive el hombre, sino de toda palabra que sale de la boca de Dios” (Dt 8,3).

5.

El demonio lo llevó a la Localidad Santa, lo colocó en lo mucho más prominente del templo y le dijo:* 6.

“Si eres Hijo de Dios, tírate abajo, por el hecho de que escrito está: Él entregó a sus ángeles.

órdenes sobre usted; con sus manos te resguardarán, de forma cuidadosa, para que no te lastimes el pie en piedra” (Sal 90,11s).

7.

Jesús le ha dicho: “Escrito también está: No tentarás al Señor tu Dios (Dt 6,16)”.

8.

El demonio lo llevó una vez más, a un monte muy alto, y le mostró todos y cada uno de los reinos del mundo y su gloria, y le dijo: 9.

“Todo esto te voy a dar si, postrándote enfrente de mí, adorares a mí.” 10.

Jesús le respondió: “Sepárate de mí, Satanás, pues escrito está: Al Señor tu Dios adorarás, ahora él solo servirás (Dt 6,13)”.

11.

Entonces el demonio lo dejó, y los ángeles se le aproximaron para servirle.

“En comunión con el proyecto de Jesús, alimentémonos del pan de la Palabra y de la Eucaristía, para que podamos vencer toda tentación y evitar el pecado, que nos distancia de Dios y nos lleva por el sendero de la desaparición.

Guiados por el Espíritu, festejamos en alabanza a quien venció las tentaciones y nos aseguró el don de la felicidad y la vida eterna”.

(Liturgia día tras día)

“Después de su bautismo, Jesús es conducido por el Espíritu al desierto, donde encara pruebas.

Los cuarenta días de ayuno recuerdan los 40 años del pueblo de Israel en el desierto, antes de ingresar en la Tierra Prometida, donde habría justicia y vida para todos.

El pueblo fracasó varias ocasiones, al tiempo que Jesús vence a todos y cada uno de los pueblos”.

(Día a Día – Ed.

Paulus)

El padre Nilo Luza lo expresó así: “Mateo señala tres tentaciones a las que habría sido sometido Jesús: el poder, la riqueza y el prestigio.

Se enfrenta a la resolución de ser fiel al emprendimiento de Dios o unirse al proyecto del demonio.

Su elección se expone en sintonía con la intención del Padre, rechazando resoluciones simplistas y engañosas”.

Mons.

José María Pereira explicó: “Al momento de comenzar su ministerio público, Jesús tuvo que desenmascarar y negar las falsas imágenes del Mesías que le proponía el tentador.

Pero estas tentaciones son asimismo imágenes falsas del hombre, que en todo momento intimidan la conciencia, disfrazándose de proposiciones recomendables y eficaces, realmente buenas”.

“El demonio fue vencido por Cristo, quien lo tentó de manera similar a como venció al primer hombre.

Como la primera vez, lo tentó por medio de la gula: “Haz que estas piedras se transformen en pan”; por la vanidad: “Si eres Hijo de Dios, tírate de aquí abajo”; y por el profundo deseo de una situación cómoda, mostrándole todos los reinos de todo el mundo y diciéndole: “Todo lo mencionado te voy a dar si postrado a mis pies me adorares”.

(San Gregorio Magno)

El Padre Helder Salvador dijo: “Mientras que andamos aquí nos encontramos sujetos a grandes combates, no obstante, nunca tenemos la posibilidad de olvidar que el Señor afirma nuestros pasos en el camino y nos resguarda con sus alas.

Y que un día vamos a estar satisfechos con Su presencia.

¡Eso es lo que nuestra alma espera! (Sal 16)”

Conclusión:

“En esta escena simbólica, Mateo sintetiza la pelea de toda la vida de Jesús.

Se habla del gran enfrentamiento entre el proyecto salvífico del Padre (Reino de Dios) y el antiproyecto del contrincante (diablo).

A cada iniciativa seductora del enemigo, Jesús responde con la Palabra de Dios: “No sólo de pan vive el hombre…” (Dt 8, 3).

“No tentéis al Señor tu Dios” (Dt 6,16).

“Adorad al Señor tu Dios, ya él solo servid” (Dt 6, 13).

Superadas las pruebas, Jesús pasó a implantar el Reino de Dios”.

(Día a Día – Ed.

Paulus)

Oración: (Salmo 90, 1-16)

“1.

Tú que habitas bajo la protección del Altísimo,* que habitas bajo la sombra del Todopoderoso, 2.

di al Señor: “Tú eres mi cobijo y mi ciudadela, mi Dios, en quien confío”.

3.

Él es quien les librará del nudo del cazador, y de la peste perniciosa.

4.

Con sus plumas te cubrirá, bajo sus alas hallarás refugio.

Tu lealtad va a ser tu escudo de protección.

5.

No temerás los terrores de la noche, ni saeta que vuele de día, 6.ni pestilencia que ande en las tinieblas, ni mal que se enfurezca a mediodía.

7.

Que caigan mil hombres a tu izquierda y diez mil a tu derecha: no vas a ser alcanzado.

8.

No obstante, verás con tus ojos, vas a ver el castigo de los pecadores, 9.

por el hecho de que el Señor es tu refugio.

Has escogido al Altísimo como tu cobijo.

10.Ningún mal te alcanzará, ningún azote se aproximará a tu tienda, 11.por el hecho de que él ha ordenado a sus ángeles que te guarden en todos tus caminos.* 12.Te mantendrán en sus manos, para que no tropieces contra una piedra.* 13.

Sobre serpiente y víbora andarás, y pisotearás león y dragón.

14.

“Porque se ha unido a mí, lo libraré; y yo lo protegeré, por el hecho de que él sabe mi nombre.

15.

En el momento en que me invoques, te responderé; en la tribulación yo estaré con él.

Lo libraré y lo cubriré de gloria.

16.

Será favorecido con largos días, y yo le mostraré mi salvación.”

Jane Amábile – Con.

Divino Espíritu Santurrón

Como esto:

Como Cargando…

Entrada archivada bajo: Reflejo de la Palabra.

Etiquetas: Primer Domingo de Cuaresma.

Esperamos que le gustara nuestro articulo Primer Domingo de Cuaresma – San Mateo 4, 1-11 – Día
y todo lo relaciona a Dios , al Santo , nuestra iglesia para el Cristiano y Catolico .
Cosas interesantes de saber el significado : Dios