Patriarca de San Charbel salva al Líbano del “colapso”

BEIRUT, 21 de julio. 21/03:49 pm (ACI).- El patriarca maronita, cardenal Béchara Boutros, solicitó al santurrón patrón del Líbano, san Charbel, que interceda por el país y lo salve del “colapso total” en medio de entre las peores crisis financieras en décadas.

En su homilía para la fiesta de San Charbel, el 18 de julio, el líder de los católicos maronitas de Líbano aseveró que busca la intercesión del beato del siglo XIX a fin de que pueda poder “el milagro de nuestra salvación de este colapso total”.

El patriarca acusó a los mandatarios políticos libaneses de no cumplir con los “deberes mucho más básicos para con su pueblo” y lamentó que la clase política dé pruebas “cada día de su incapacidad para realizar sus deberes más básicos para con su pueblo y el país”. “Este grupo es inútil de solucionar inconvenientes sencillos y rutinarios como basura, electricidad, alimentos, medicinas y comburentes, inútil de combatir la corrupción, hacer más simple el trabajo del Poder Judicial e inútil de solucionar temas como medidas para emprender reformas importantes”, añadió. .

Días antes de los comentarios del cardenal Boutros, el presidente libanés, Saad Hariri, renunció después de no poder conseguir el apoyo del Parlamento para formar gobierno en los últimos nueve meses. “Es un instante para asumir la responsabilidad, no un momento para retirarse”, ha dicho el cardenal. “El país no encara una crisis del gobierno ordinaria, sino una crisis nacional integral que demanda sacrificios concertados de todos”, agregó.

El cardenal Boutros pidió que “se superen los egoísmos, los intereses y los mezquinos cálculos electorales que lamentablemente dominan la mente de la mayor parte de la fuerza política, en menoscabo del interés nacional”.

El secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, dijo en una declaración del 15 de julio que la “clase política del Líbano ha desperdiciado los últimos nueve meses”.

“La economía libanesa está en caída libre y el gobierno de hoy no está ofreciendo servicios básicos de manera fiable. Los líderes de Beirut tienen que ignorar urgentemente las diferencias partidistas y conformar un gobierno que ayuda al pueblo libanés. O sea lo que el pueblo del Líbano necesita desesperadamente”, ha dicho.

El Banco Mundial ha descrito la situación financiera actual en el Líbano como uno de “los episodios de crisis mucho más graves a nivel mundial desde mediados del siglo XIX”. Desde octubre de 2019 hasta junio de este año, la moneda del país perdió el 90% de su valor.

Los líderes del país no consiguieron formar un gobierno para llevar a cabo reformas después de la asoladora explosión en el puerto de Beirut el 4 de agosto. La explosión mató a prácticamente 200 personas, hirió a otras 600 y ocasionó daños durante más de $ 4 mil millones.

Líbano es asimismo el hogar del mayor número de asilados. per cápita el mundo, según la ONU. El país ha acogido a 1,5 millones de sirios que escapan de la guerra civil en el país vecino. Una parte de la población de refugiados se vio tan perjudicada por la depresión económica en el Líbano que ahora vive en un centro comercial descuidado en las afueras de Beirut.

Verifique también: