NOTICIAS

Papa trae consigo a 12 refugiados sirios a Roma

Hogar > Noticias > Papa trae consigo a 12 refugiados sirios a Roma

Papa trae consigo a 12 refugiados sirios a Roma

epa05261513 El Papa Francisco saluda a los migrantes y refugiados en el campo de refugiados de Moria, cerca del puerto de Mitilene, en la isla de Lesbos, Grecia, el 16 de abril de 2016. El Papa Francisco visita la isla griega de Lesbos el 16 de abril, en un viaje destinado a apoyar a los refugiados y atraer atención a la primera línea de la crisis migratoria de Europa. EPA/FILIPPO MONTEFORTE / PISCINA

El Papa Francisco saluda a los migrantes y refugiados en el campo de refugiados de Moria en la isla de Lesbos, Grecia. EPA/FILIPPO MONTEFORTE / PISCINA

El Papa Francisco se llevó a tres familias sirias y a sus seis hijos con él en el avión a Italia cuando salió de la isla griega de Lesbos después de su visita de seis horas el sábado.

Los refugiados sirios fueron elegidos entre los que ya estaban presentes en el campo de refugiados de Lesbos antes de que se firmara el reciente acuerdo entre la UE y Turquía.

Según el director de la Oficina de Prensa del Vaticano, padre Federico Lombardi, el Papa ha querido hacer un gesto de acogida y solidaridad con los refugiados.

La iniciativa fue organizada y fue posible gracias a los debates entre la Secretaría de Estado (Vaticano) y las autoridades griegas e italianas.

Todos los miembros de las tres familias de refugiados sirios son musulmanes. Dos de las familias provienen de Damasco y la tercera proviene de Deir Azzor, que se encuentra en un área controlada por el llamado grupo Estado Islámico. Los bombardeos destruyeron las casas de las tres familias.

El Vaticano se hará cargo de los costos relacionados con la vivienda y el cuidado de los refugiados. Según el P. Lombardi, la comunidad de Sant’Egidio les proporcionará el albergue inicial.

Durante esta visita a Lesbos el sábado, el Papa Francisco expresó su admiración por el pueblo griego que, a pesar de sus grandes dificultades, ha “mantenido abierto su corazón y sus puertas”.

Dirigiéndose a las autoridades civiles y a la comunidad católica de la isla, el Pontífice renovó su “sentidos llamamientos a la responsabilidad y la solidaridad ante esta trágica situación”.

En su discurso, el Papa dijo que quería visitar Lesbos desde que los inmigrantes llegaron allí en busca de paz y dignidad.

Continuó: “Deseo expresar mi admiración por el pueblo griego que, a pesar de sus grandes dificultades, ha mantenido abierto su corazón y sus puertas. Muchos hombres y mujeres comunes han puesto a disposición lo poco que tienen y lo han compartido con quienes lo han perdido todo”.

Enfatizó: “Dios retribuirá esta generosidad y la de otras naciones vecinas que desde el principio han acogido con gran apertura a la gran cantidad de personas obligadas a migrar”.

También rindió homenaje a la “generosa presencia de muchos voluntarios y de diversas asociaciones que, junto a las instituciones públicas, han ofrecido y siguen ofreciendo su ayuda, expresando visiblemente su fraternal preocupación”.

A continuación, el Papa renovó su “sentidos llamamientos a la responsabilidad y la solidaridad ante esta trágica situación”.

Dijo que muchos inmigrantes que han venido a la isla y otros lugares de Grecia viven en condiciones difíciles, en una atmósfera de ansiedad y miedo, a veces incluso de desesperación, debido a las dificultades materiales y la incertidumbre por el futuro.

El Papa reconoció que las preocupaciones expresadas por instituciones y personas, tanto en Grecia como en otros países europeos, son comprensibles y legítimas.

“Sin embargo, nunca debemos olvidar que los migrantes, más que ser una simple estadística, son ante todo personas que tienen rostros, nombres e historias individuales”.

Agregó que “Europa es la patria de los derechos humanos, y quien pisa suelo europeo debe sentirlo, y así tomar mayor conciencia del deber de respetar y defender esos derechos”.

“Lamentablemente, algunos, incluidos muchos bebés, ni siquiera pudieron llegar a estas costas: murieron en el mar, víctimas de medios de transporte inseguros e inhumanos, presa de matones sin escrúpulos”.

El papa Francisco, junto con el patriarca ecuménico Bartolomé y el arzobispo Ierónimo de Atenas y toda Grecia, emitieron una declaración conjunta durante su visita a la isla griega de Lesbos el sábado.

Los tres líderes firmaron la declaración conjunta al término de su visita al campo de refugiados de Moria.

La declaración llama a la comunidad internacional a responder con generosidad y compasión a la tragedia de la migración forzada, calificándola de ‘crisis de la humanidad’.

Ante esta crisis, los líderes de la iglesia reafirmaron su deseo de trabajar por la unidad de todos los cristianos.

“Por nuestra parte, en obediencia a la voluntad de nuestro Señor Jesucristo, resolvemos firme y de todo corazón intensificar nuestros esfuerzos para promover la unidad plena de todos los cristianos… Defendiendo los derechos humanos fundamentales de los refugiados, solicitantes de asilo y migrantes, y las muchas personas marginadas en nuestras sociedades, nuestro objetivo es cumplir la misión de servicio de las Iglesias al mundo”.

En conclusión, la declaración insta a la comunidad internacional a “hacer de la protección de la vida humana una prioridad y, en todos los niveles, apoyar políticas inclusivas que se extiendan a todas las comunidades religiosas”.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba

Bloqueo de anuncios detectado

Debe eliminar el BLOQUEADOR DE ANUNCIOS para continuar usando nuestro sitio web GRACIAS