Papa lamenta aumento de leyes que se alejan de la protección de los

Vaticano, 08 de febrero. 21/02:51 pm (ACI).- El Papa Francisco ha dicho el 8 de febrero que, desgraciadamente, “un número creciente de leyes en el planeta se alejan del deber esencial de defender la vida humana en cada una de sus fases”.

Así lo dijo el Pontífice en su discurso ante el Cuerpo Diplomático acreditado ante la Santa Sede, en el que meditó sobre los efectos de la pandemia y reafirmó el valor de la vida “desde la concepción en el vientre materno hasta su término natural”.

“La pandemia nos ha enfrentado fuertemente con 2 dimensiones inevitables de la existencia humana: la enfermedad y la desaparición. Por eso mismo, recuerda el valor de la vida, de toda vida humana y su dignidad, en todos y cada momento de su caminar terrenal, desde la concepción en el seno materno hasta su término natural”, advirtió.

En esta línea, el Santurrón Padre reconoció que “lamentablemente, es doloroso ver que, bajo el motivo de asegurar teóricos derechos subjetivos, un número creciente de leyes en el planeta se distancian del deber fundamental de defender la vida humana en cada uno de sus etapas”.

También, el Papa también recordó “el derecho al precaución, que todo ser humano tiene” y citó su reciente mensaje para la Día Mundial de la Paz de 2021, en el que resaltó que “cada individuo humana es un fin en sí, y ​​nunca un mero instrumento para ser evaluado sólo por su herramienta. Fue creado para vivir juntos en la familia, en la red social, en la sociedad, donde todos y cada uno de los miembros son iguales en dignidad”.

En este sentido, el Santurrón Padre añadió que “si se suprime el derecho a la vida de los mucho más enclenques, ¿de qué forma se pueden garantizar ciertamente todos los demás derechos?”.

“En esta visión, renuevo mi llamamiento a fin de que a toda persona humana se le ofrezca el precaución y la asistencia que precisa”, exhortó el Papa, y agregó que “es importante que todos los que tienen responsabilidades políticas y gubernativos se esmeren por beneficiar, ante todo, , más que nada, el ingreso universal a la atención básica de salud, promoviendo también la creación de puestos médicos locales y estructuras de salud correctas a las necesidades reales de la población, tal como la disponibilidad de terapias y fármacos”.

“En verdad, la lógica del lucro no puede asesorar un campo tan delicado como el de la atención y el régimen de la salud”, advirtió el Papa.

El Beato Padre hizo este llamamiento a los embajadores frente a la Santa Sede, mientras que en múltiples países del mundo se debaten y aprueban leyes contrarias a la protección de la vida.

Por poner un ejemplo, el 30 de diciembre, el Senado de Argentina aprobó el proyecto de ley para legalizar el aborto impulsado por el Gobierno de Alberto Fernández.

El emprendimiento de ley que ingresó al Congreso Nacional el 2 de diciembre, como promesa de campaña de Fernández, obtuvo 38 votos a favor, 29 en contra y 1 abstención. Cuatro senadores no fueron.

El proyecto aprobado permite el aborto hasta las 14 semanas de gestación. El archivo no establece ninguna justificación para solicitar esta práctica.

Pasado ese período, es viable demandarlo por violación. Para entrar al aborto basta con hacer la petición y que la mujer mayor de 16 años firme una declaración jurada.

Para los inferiores de entre 13 y 16 años solo se requerirá un “permiso informado” por escrito, al paso que para los menores de 13 años “no se requerirá declaración”.

Si por alguna “restricción de capacidad” la menor no puede prestar su permiso, deberá prestarlo con la asistencia de su representante legal o, en su defecto, de una “persona próxima”.

Tras las 14 semanas de gestación, el aborto puede efectuarse por “peligro para la vida o la salud integral” de la madre.

Además, el pasado 17 de diciembre, el Congreso de los Miembros del congreso de los diputados de España aprobó la Propuesta de Ley Orgánica para la Regulación de la Eutanasia, que aún no ha entrado en vigor.

Una de las primordiales críticas a esta ley es que proporciona la eutanasia a los enfermos terminales antes de los cuidados paliativos.

Así mismo, España se acerca a la lista de países donde la eutanasia es legal, como Bélgica, Holanda, Luxemburgo, Canadá, Colombia, el estado de Oregón en USA y el estado de Victoria en Australia.

Una de las primordiales diferencias entre el caso español y el de los otros tres países europeos donde la eutanasia es legal es que en Bélgica, de la misma en Holanda y Luxemburgo, hay prestaciones de cuidados paliativos, mientras que en España no hay una ley que regule los cuidados paliativos y muchos pacientes no pueden entrar a ellos.

Anunciado inicialmente en ACI Press. Traducido y adaptado por Nathália Queiroz.

Compruebe también: