Papa: La pastoral de la familia también acoge a los que eligen

Papa: La pastoral de la familia también acoge a los que eligen

“Que el horizonte de la pastoral familiar diocesana sea poco a poco más amplio, asumiendo el estilo del Evangelio, encontrando y acogiendo asimismo a los jóvenes que eligen vivir juntos sin casarse. ¡Es requisito testimoniarles la belleza del matrimonio!”, exhorta el Papa Francisco a los competidores del Curso sobre el matrimonio y la familia impulsado por el Tribunal de la Rota Romana.

Raimundo de Lima – Ciudad del Vaticano

“El matrimonio no es solo un acontecimiento ‘social’, sino más bien un verdadero Sacramento que supone una preparación adecuada y una celebración consciente. El vínculo marital requiere una elección consciente por parte de la pareja, que considere la intención de construir juntos algo que jamás debe ser traicionado o abandonado”.

Parejas en crisis: actitud de escucha y entendimiento

De esta forma lo ha dicho el Papa en la tarde de este jueves (27/09), en la Basílica de San Juan de Letrán a los aproximadamente 850 competidores del Curso de Formación sobre el Matrimonio y la Familia promovido del 24 al 26 de septiembre por la Diócesis de Roma y por el Tribunal de la Rota Romana. Festejado en la basílica de la diócesis, el curso contó con la participación de párrocos, diáconos permanentes, matrimonios y agentes de pastoral familiar.

Familia, Iglesia Doméstica y Santuario de Vida

Dirigiéndose a los presentes en el final de tal curso, el Santo Padre subrayó que les permitió reforzar en los desafíos y proyectos pastorales en torno a la familia, considerada “Iglesia doméstica y santuario de vida”.

Francisco dijo que se trata de un campo apostólico extenso, complejo y delicado, al que “es requisito dedicar energía y entusiasmo, en el intento de promover el Evangelio de la familia y de la vida”.

Habiendo evocado la visión gran y clarividente de sus precursores, diríase que desarrolló el tema en cuestión en esta estela, singularmente en la Exhortación Apostólica amoris laetitia (sobre el cariño en la familia, ndr), “poniendo en el centro la urgencia de un sendero serio de preparación al matrimonio católico, que no se reduce a unos pocos encuentros.

Refiriéndose a la experiencia pastoral en múltiples diócesis del mundo sobre el acompañamiento de los novios con miras al matrimonio, destacó que es importante ofrecerles “la oportunidad de formar parte en seminarios y retiros de oración, que comprometen como animadores, además a sacerdotes, asimismo matrimonios con consolidada experiencia familiar y expertos en disciplinas psicológicas.

Falta de acompañamiento eclesial después de las nupcias

“A menudo la raíz última de los inconvenientes que brotan tras la celebración del sacramento nupcial debe buscarse no solo en una oculta y remota inmadurez que se manifiesta inesperadamente, sino más bien más que nada en la debilidad de la fe cristiana y en la carencia de acompañamiento eclesial , en la soledad en que de manera frecuente quedan los recién casados ​​después de la celebración de las nupcias”, observó el Pontífice.

Por eso, “reitero la necesidad de un catecumenado permanente para el sacramento del matrimonio en cuanto a su preparación, celebración y primeras etapas consecutivas”, resaltó Francisco, diciendo que es “un sendero compartido entre curas, agentes pastorales y cristianos. cónyuges”. ”.

Cuanto más se profundice y alargue en el tiempo el camino de preparación, mucho más van a aprender las parejas jóvenes a responder a la gracia y a la fuerza de Dios y desarrollarán también “anticuerpos” para reforzar “los ineludibles instantes de dificultad y fatiga en la vida conyugal y familiar”.

Preparación al matrimonio, tiempo de felicidad

La experiencia enseña que el tiempo de preparación al matrimonio “es un tiempo de felicidad, en el que la pareja está especialmente disponible para percibir el Evangelio, para acoger a Jesús como maestro de vida”, añadió el Papa.

La atención pastoral es más eficiente cuando el acompañamiento no termina con la celebración de la boda, sino que, apuntó, sigue “cuando menos en los primeros años de la vida conyugal”.

Francisco dedicó la última parte de su alegato a los cónyuges que atraviesan serios problemas en su relación y están en crisis.

“Es necesario asistirlos a reavivar su fe ya volver a descubrir la gracia del Sacramento; y, en determinados casos -a valorar con integridad y libertad interior-, sugerir rastros oportunos para iniciar un desarrollo de nulidad”.

Quienes hayan tomado conciencia de que “su unión no es un verdadero matrimonio sacramental y deseen salir de esta situación, pueden localizar en los obispos, presbíteros y agentes de pastoral la ayuda necesaria, que se expresa no sólo en la comunicación de normas, pero, frente todo, en actitud de escucha y entendimiento”.

Nuevo proceso marital, instrumento válido

En este sentido, el Papa añadió que las reglas sobre el nuevo proceso marital constituyen un instrumento válido, que ha de ser aplicado en concreto y sin distinción por todos, en todos y cada uno de los niveles eclesiales, pues su razón última, explicó Francisco, “es la salus animarum!” (la salvación de las ánimas, ndr).

Con satisfacción, el Santurrón Padre ha dicho haber conocido que “muchos obispos y vicarios judiciales aceptaron y aplicaron con prontitud el nuevo desarrollo matrimonial, para tranquilidad de la paz de la conciencia, en especial de los más pobres y apartados de nuestras comunidades eclesiales”.

Sé testigo de la hermosura del matrimonio.

El Pontífice concluyó expresando la esperanza de que “el horizonte de la pastoral familiar diocesana sea siempre más extenso, asumiendo el estilo propio del Evangelio, encontrando y acogiendo también a aquellos jóvenes que eligen vivir juntos sin casarse. ¡Es necesario testimoniarles la hermosura del matrimonio!” – los exhortó por fin.

Esperamos que le gustara nuestro articulo Papa: La pastoral de la familia también acoge a los que eligen
y todo lo relaciona a Dios , al Santo , nuestra iglesia para el Cristiano y Catolico .
Cosas interesantes de saber el significado : Dios