Papa: La Iglesia debe ser como Dios, siempre en salida. Del

Papa: La Iglesia debe ser como Dios, siempre en salida.

Del

Francisco exhorta a los fieles reunidos en la plaza de San Pedro a sentir cada día “la alegría y el asombro de ser llamados por Dios a trabajar por él en su campo, que es el mundo; en su viña, que es la Iglesia.

Y tener como única recompensa vuestro amor, la amistad de Jesús”.

Bianca Fraccalvieri – Noticias del Vaticano

Dios siempre y en todo momento llama y no excluye a absolutamente nadie: este es el sentido del Evangelio de este domingo, comentado por el Papa Francisco antes de rezar el Ángelus mariano con los fieles en la plaza de San Pedro.

La página del Evangelio narra la parábola de los trabajadores llamados por el patrón para un día de trabajo en la viña.

A través de esta narración, explicó el Pontífice, Jesús nos muestra el asombroso modo de actuar de Dios, representado por 2 reacciones del maestro: la llamada y la recompensa.

Cinco ocasiones al día, el patrón sale a la plaza en busca de trabajadores para su viña.

“Ese jefe representa a Dios que llama a todos y llama siempre y en todo momento.

Dios actúa de este modo también el día de hoy: prosigue llamando a cualquiera, cualquier ocasión, para invitarlo a trabajar en su Reino.

Este es el estilo de Dios, que nosotros también nos encontramos llamados a admitir y también imitar”.

Francisco recordó que Dios no está encerrado en su mundo, sino que de manera continua “sale” en pos de personas, por el hecho de que no desea que absolutamente nadie quede excluido de su plan de amor. “Dios siempre sale”.

Esto se aplica asimismo a las comunidades eclesiales, añadió el Papa, llamadas a salir de los distintos géneros de “encierros” que logren existir para sugerir a todos la palabra de salvación que Jesús vino a traer.

“Se trata de abrirse a horizontes de vida que ofrezcan promesa a quienes están estacionados en las periferias existenciales y aún no han experimentado, o han perdido, la fuerza y ​​la luz del encuentro con Cristo”.

“La Iglesia ha de ser como Dios: siempre y en todo momento en salida.

Y en el momento en que la Iglesia no sale, sufre de muchos males que tenemos en la Iglesia.

¿Por qué estas enfermedades en la Iglesia? Porque no está al salir.

Es verdad que en el momento en que alguien sale a la calle hay riesgo de incidente.

Pero es mejor tener una Iglesia en apuros por salir a proclamar el Evangelio, que una Iglesia harta de cerrar.

Dios siempre sale, por el hecho de que es Padre, pues ama.

La Iglesia debe llevar a cabo lo mismo: siempre y en todo momento en salida”.

Como el buen ladrón

La segunda actitud del patrón es su forma de retribuir a los trabajadores.

Coincide con los primeros trabajadores contratados en la mañana para abonar una moneda.

A los que se incorporan a continuación, en cambio, les dice: “Les pagaré lo justo”.

En el final del día, el dueño de la viña les da a todos exactamente la misma recompensa, esto es, una moneda.

Los que habían trabajado desde la mañana están enfadados y se quejan del jefe, pero él insiste: desea dar la máxima recompensa a todos, incluidos los últimos en llegar.

Jesús no habla de trabajo y sueldos justos, explicó Francisco, sino más bien del Reino de Dios y la amabilidad del Padre celestial.

“De hecho, Dios se comporta de esta forma: no mira el tiempo y los resultados, sino más bien la disponibilidad y la generosidad con la que nos ponemos al servicio”.

La acción de Dios es mucho más que justa, en el sentido de que va más allá de la justicia y actúa en Felicidad.

“Todo es Felicidad.

Nuestra salvación es la Felicidad.

Nuestra santidad es la Gracia”.

Al ofrecernos Gracia, Él nos ofrece más de lo que merecemos.

Los que razonan con lógica humana, advirtió el Papa, los que aguardan en los méritos conquistados con su capacidad, del primero al último pase.

“’Pero trabajé tanto, hice tanto en la Iglesia, ayudé bastante y me pagan lo mismo que el último que llegó… Acordémonos de quién fue el primer beato canonizado en la Iglesia: el Buen Ladrón.

‘Él robó el Cielo en el último momento de su vida: o sea felicidad, o sea Dios.

También con todos nosotros.

Por contra, esos que procuran meditar en sus méritos acaban quebrando; quien humildemente se encomienda a la misericordia del Padre, acaba último, como el buen ladrón, primero”.

El Santo Padre concluyó pidiendo a la Virgen que “nos asista a sentir cada día la alegría y el asombro de ser llamados por Dios a trabajar para Él en Su campo, que es el planeta; en su viña, que es la Iglesia.

Y tener como única recompensa tu amor, la amistad de Jesús”.

Esperamos que le gustara nuestro articulo Papa: La Iglesia debe ser como Dios, siempre en salida.

Del
y todo lo relaciona a Dios , al Santo , nuestra iglesia para el Cristiano y Catolico .
Cosas interesantes de saber el significado : Dios