NOTICIAS

Papa Francisco se reúne con obispos irlandeses

Papa Francisco se reúne con obispos irlandeses

Arzobispo Eamon Martin, arzobispo católico de Armagh y primado de toda Irlanda

En una conferencia de prensa ayer después de la reunión ad limina de los obispos irlandeses con el Papa Francisco, el arzobispo Eamon Martin habló de una reunión informal y relajada con el Papa, quien no saludó a los obispos con un texto preparado, sino que los escuchó.

“Dijo al principio: ‘Lanzaré la pelota y veremos qué pasa’”, dijo el Primado de toda Irlanda, “y resultó ser una conversación sobre la Iglesia en Irlanda, sobre las luchas y desafíos que estamos teniendo, sino también de la importancia de un ministerio de presencia, donde estemos escuchando las esperanzas, luchas y temores de nuestro pueblo”.

El arzobispo Diarmuid Martin de Dublín dijo que ningún tema estaba fuera de la agenda. Un tema que surgió en muchas ocasiones fue la posición de la mujer en la Iglesia. “Lo mencionamos con casi todas las congregaciones a las que fuimos, y hubo disposición para escuchar y un reconocimiento de que estábamos haciendo una pregunta válida, porque la conferencia episcopal irlandesa está bastante preocupada por ese tema”.

El Arzobispo dijo que el Papa “no nos presentó una agenda de las cosas de las que quería hablar. Lo dominante fue que nos preguntaba y nos desafiaba sobre lo que significa ser obispo en Irlanda o en cualquier lugar hoy en día”.

El Papa hizo preguntas prácticas como: ‘¿cómo iniciamos un diálogo con los jóvenes?’ y aconsejó a los obispos que no fueran ideológicos. “Deberíamos reunirnos con las personas tal como son”. Describió al obispo como un portero, dijo el Dr. Diarmuid Martin, “los tiros siguen llegando de todas partes. Quédate ahí y prepárate ahí”.

El arzobispo Eamon Martin dijo que el Papa estaba “muy conmovido cada vez que comenzamos a hablar sobre las terribles y traumáticas historias de [abuse] sobrevivientes”.

El obispo de Limerick, Brendan Leahy, dijo que sentía que el Papa quería dar a los obispos irlandeses la convicción de que “como comunidad de la Iglesia, queremos crear una familia y salí con ese mensaje muy fuerte”.

Durante el encuentro con el Papa, el arzobispo Eamonn Walsh se dirigió al Santo Padre. A pesar de la crisis económica, el pueblo irlandés se mantuvo generoso en las obras de misericordia hacia los “más pobres e indefensos” y continuó promoviendo la “dignidad de la vida de los no nacidos, así como la de los ancianos y enfermos”, dijo. . Mucho había cambiado para la Iglesia y la sociedad en Irlanda en los últimos diez años, una época en la que la Iglesia había estado haciendo “esfuerzos decididos para proteger a los niños y las personas vulnerables del abuso”. Esto siguió siendo una prioridad.

El Arzobispo de Armagh dijo que el Papa recibiría “cien mil bienvenidas” cuando viniera a Irlanda para el Encuentro Mundial de las Familias, y con la actual “incertidumbre política” sobre el Brexit y el colapso de Stormont, pidió las oraciones del Papa: “porque necesitamos que todos construyamos puentes de amistad y reconciliación, en lugar de levantar barreras de división y recriminación”.

La reunión de dos horas de los obispos con el Papa Francisco se produjo el día en que se publicó el Informe sobre abuso institucional histórico en Irlanda del Norte. La investigación analizó las denuncias de abuso en 22 hogares infantiles en Irlanda del Norte y estableció que hubo un “abuso generalizado” en dichas instituciones entre 1922 y 1995. Se trataba de instalaciones administradas por el estado, las autoridades locales, la Iglesia Católica, la Iglesia de Irlanda. y la organización benéfica para niños Barnardos. El mayor número de quejas se relacionaron con cuatro hogares administrados por católicos. Entre las historias destacadas estaban las relacionadas con el notorio sacerdote pedófilo, el padre Brendan Smyth.

Sir Anthony Hart, presidente de la Investigación de Abuso Institucional Histórico (HIA)

En su informe, el presidente de la investigación, Sir Anthony Hart, recomendó:

  • – Compensación a sobrevivientes de abuso, incluso en hogares/instituciones no cubiertas por la investigación de HIA, y familiares de fallecidos
  • – Monumento permanente erigido en Stormont
  • – Disculpa pública a los sobrevivientes
  • – Establecimiento de un comisionado para sobrevivientes de abuso institucional
  • – Atención especializada y asistencia adaptada a las necesidades de las víctimas.

En una declaración posterior, el arzobispo Eamon Martin dio la bienvenida y aceptó los resultados de la investigación. “Pido disculpas sin reservas a todos aquellos que sufrieron a causa de su experiencia en las instituciones dirigidas por la Iglesia y a sus seres queridos. Han dado detalles a la vista de todos de abuso emocional, físico y sexual. Su historia es una de ansiedad, aislamiento y dolor.

“Sé bien que mis palabras son inadecuadas para tratar de abordar la enormidad de la dureza y la brutalidad que experimentaron muchos niños inocentes”, continuó. “Nunca hay una excusa para el abuso y el maltrato de los niños o cualquier persona vulnerable, en cualquier entorno. Cuando el perpetrador es un sacerdote o un religioso, también es una traición atroz de un deber sagrado. Me da vergüenza y lamento de verdad que haya ocurrido tal abuso, y que en muchos casos los niños y jóvenes se sintieran privados de amor y quedaran con un sufrimiento profundo y duradero”.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba

Bloqueo de anuncios detectado

Debe eliminar el BLOQUEADOR DE ANUNCIOS para continuar usando nuestro sitio web GRACIAS