Papa Francisco en videomensaje a Irak: Voy como

Vaticano, 04 mar. 21/08:00 am (ACI).- El Papa Francisco envió un videomensaje al pueblo de Irak con ocasión de su próximo viaje apostólico entre el 5 y el 8 de marzo, en el que señaló que va como peregrino de paz y de promesa y agradeció a los cristianos el testimonio de esta “Iglesia mártir”.

Tras pronunciar el saludo clásico en árabe “Salamque significa “la paz sea con nosotros”, el Santurrón Padre observó a los iraquíes que desea “encontrarlos, ver sus semblantes, conocer su tierra, vieja y extraordinaria cuna de civilización”.

“Voy como peregrino, como peregrino penitente a implorar al Señor el perdón y la reconciliación después de años de guerra y terrorismo, a soliciar a Dios el consuelo de los corazones y la curación de las lesiones”, ha dicho el Pontífice.

Además de esto, el Papa subrayó que va “como peregrino de la paz, para repetir: Todos somos hermanos” y añadió que va aun como “peregrino de la paz en pos de la fraternidad, animado por el deseo de rezar juntos y caminar juntos, también con hermanos y hermanas de otras tradiciones religiosas, en el signo del Padre Abraão, que une a musulmanes, judíos y cristianos en solo una familia”.

“Estimados hermanos y hermanas cristianos, que testimoniaron su fe en Jesús en la mitad de durísimas pruebas, espero veros. Me honra conocer una Iglesia mártir: ¡gracias por tu testimonio!”, ha dicho el Papa.

En esta línea, el Beato Padre solicitó que los varios mártires que hallaron “nos ayuden a perseverar en la humilde fuerza del amor” y añadió que “todavía tienen en los ojos las imágenes de las viviendas demolidas y las iglesias profanadas, y en el corazón la heridas de los afectos que dejaron y de las casas descuidadas”.

“Quisiese llevaros la caricia afectuosa de toda la Iglesia, que está cerca de nosotros y de Oriente Medio mártir y les anima a proseguir adelante”, resaltó el Pontífice.

Al final, el Papa anima a no desistir “ante la propagación del mal: las viejas fuentes de sabiduría de vuestras tierras nos dirigen a otra parte, a realizar como Abraham que, dejándolo todo, jamás perdió la esperanza y confiando en Dios, dio vida a una semilla tan abundante como las estrellas del cielo” e invitó a ver las estrellas pues “en ellas está nuestra promesa”.

“Queridos hermanos y hermanas, he pensado mucho en nosotros estos años, nosotros que habéis sufrido tanto pero no os habéis defraudado”, añadió.

En este sentido, el Beato Padre subrayó que en este momento va a “vuestra tierra bendita y herida como peregrino de la esperanza” y recordó que “en Nínive resonó la profecía de Jonás, que evitó su destrucción y trajo una exclusiva esperanza, la promesa de Dios”. Dejémonos contagiar por esta promesa, que nos anima a reconstruir y empezar nuevamente”.

“En estos tiempos difíciles de pandemia, ayudémonos para fortalecer la fraternidad, para crear juntos un futuro de paz”, el Papa invocó la paz y la bendición del Altísimo y solicitó a todos que lo acompañen con la oración en su peregrinación.

Este viaje internacional será el 33. del pontificado de Francisco, que hace historia al transformarse en el primer Papa en visitar Irak.

Verificar: