Papa Francisco: “Defendamos a la familia de lo que amenaza su

Vaticano, 19 de marzo. 21/04:17 pm (ACI).- En su mensaje de apertura del “Año de la Familia”, resalta que la franqueza del aviso evangélico y la ternura del acompañamiento son los 2 aspectos centrales de toda pastoral de la familia, el Papa Francisco afirmó que es necesario proteger a la familia de todo lo que amenace o comprometa su hermosura.

El mensaje fue entregado hoy a los competidores del seminario web sobre el tema “Nuestro amor diario”, ordenado por el Dicasterio para los Laicos, la Familia y la Vida adjuntado con la Diócesis de Roma y el Pontificio Instituto Teológico Juan Pablo II.

En él, el Beato Padre decía: “Nos encontramos llamados a acompañar, a oír, a bendecir el camino de las familias; no solo delineando la dirección, sino más bien realizando sendero con ellos; entrar en los hogares con discreción y con amor, para decir a los esposos: la Iglesia está con nosotros, el Señor se acerca a nosotros, deseamos ayudaros a salvaguardar el don que habéis recibido”.

El Año de la Familia fue convocado con motivo del quinto aniversario de la publicación de la Exhortación Apostólica Amoris Laetitia, y se inauguró este viernes 19 de marzo, en la solemnidad de San José.

“En este aniversario, los invito a vivir un año de relectura del Archivo y de reflexión sobre el tema, hasta la celebración de la X Jornada Mundial de las Familias que, si Dios desea, tendrá rincón en Roma el 26 de junio de 2022”, ha dicho el Beato Padre al “Año de la Familia Amoris Laetitia”.

Viendo hacia atrás en los últimos cinco años, el Santurrón Padre dice que Amoris Laetitia marcó el comienzo de un sendero que busca alentar un nuevo enfoque pastoral de la realidad de la familia. “La intención principal del Archivo -resaltó- es comunicar, en un tiempo y una cultura intensamente cambiada, que hoy es necesaria una nueva mirada a la familia por parte de la Iglesia”.

“No es suficiente con reiterar el valor y la importancia de la doctrina, si no nos convertimos en guardianes de la hermosura de la familia y cuidamos con compasión su fragilidad y sus lesiones”, recordó el Pontífice.

“La Iglesia se encarna en la realidad histórica como lo fue su Profesor, y cuando anuncia el Evangelio de la familia, lo realiza sumergiéndose en la vida real, conociendo de cerca las luchas cotidianas de los esposos y padres, sus problemas, sus sufrimientos, todo esas pequeñas ocasiones y grandes que lastran y en ocasiones dificultan tu camino. Este es el contexto concreto en el que se vive el amor cotidiano”, dijo.

El Pontífice recordó también que en este tiempo de pandemia “los lazos familiares han sido y prosiguen siendo duramente puestos a prueba, pero al mismo tiempo prosiguen siendo el punto de referencia más firme, el apoyo más fuerte, la protección insustituible para la seguridad de toda la red social”. .humanos y sociales.

Subrayando que el año destinado a la familia será un momento propicio para llevar adelante la reflexión sobre Amoris laetitia, el Beato Padre concluye: “¡Apoyemos a la familia! Defendámosla de lo que compromete su hermosura. Acerquémonos a este misterio de amor con admiración, discreción y inocencia. Y nos comprometemos a salvaguardar sus hermosos y frágiles nudos: hijos, progenitores, abuelos… Estos lazos son precisos para vivir y vivir bien, para realizar mucho más fraterna a la raza humana”.

Verificar: