Papa en Casa Santa Marta: hay misericordia de Dios, pero

Papa en Casa Santa Marta: hay misericordia de Dios, pero

No te dejes vencer por las pasiones, no aguardes a convertir tu corazón a Dios. El Papa Francisco, en su homilía de la Misa de la mañana en Casa Santa Marta, nos invita a llevar a cabo cada día un examen de conciencia, un corto cómputo de las acciones que llevamos a cabo pues “ninguno de nosotros está seguro de cómo acabará la vida”.

Benedetta Capelli – Localidad del Vaticano

Detenerse, tomar conciencia de los propios fracasos, saber que el final puede llegar cualquier ocasión y no repetir que la compasión de Dios es infinita: una justificación para llevar a cabo lo que uno desea. El Papa Francisco, en su homilía en la Misa de la mañana en Casa Santa Marta, retoma “los consejos” contenidos en el Libro del Eclesiástico y nos exhorta a cambiar nuestro corazón, a transformarnos al Señor.

controlar las pasiones

“La sabiduría es cosa de todos y cada uno de los días”: apunta Francisco, nace de la reflexión sobre la vida y de detenerse a pensar en de qué manera vivimos. Estuvo escuchando sugerencias, como las de Eclesiástico, que se asemejan a advertencias “de padre a hijo, de abuelo a nieto”.

No prosigas tus instintos, tu fuerza, siguiendo las pasiones de tu corazón. Todos tenemos pasiones. Pero ten cuidado, domina las pasiones. Tómenlas en la mano, las pasiones no son cosas malas, son, por de este modo decirlo, la “sangre” para lograr muchas cosas buenas, pero si no pueden dominar sus pasiones, ellas lo dominarán a ustedes. Para para.

No pospongas tu conversión

El enfoque del Papa está en la relatividad de la vida. Cita un verso de un salmo que afirma: “Ayer pasé – dijo Francisco – y vi a un hombre; el día de hoy volví y por el momento no se encontraba”. No somos eternos –subraya el Pontífice–, no podemos pensar en realizar lo que deseamos, confiando en la infinita misericordia de Dios.

No seas tan imprudente, arriesgándote y creyendo que lo vas a hacer bien. “Ah, lo he hecho bien hasta ahora, lo lograré…”. No. Hiciste bien, sí, pero en este momento no tienes idea… No afirmes: “La compasión de Dios es grande, perdonará mis muchos errores”, y de esta forma sigo realizando lo que deseo. No afirmes eso. Y el último consejo de este padre, de este “abuelo”, “No esperes a transformarte al Señor”, no aguardes a transformarte, a cambiar tu vida, a perfeccionar tu vida, a arrancar la mala hierba de ti, todos contamos, debemos arrancarlo… “No esperéis en convertiros al Señor y no demores día tras día, por el hecho de que de súbito se manifestará la furia del Señor”.

Cinco minutos para cambiar corazones

“No esperéis a convertiros”: esta es la invitación del Papa, que nos exhorta a no postergar el cambio de vida, a tocar con las propias manos las faltas y descalabros que tiene cada uno, a no tener temor, sino más bien a ser” mucho más soberanos”, más capaces de controlar lo que nos apasiona.

Hagamos todos los días este pequeño examen de conciencia para convertirnos al Señor: “Pero mañana voy a tratar de que esto no vuelva a suceder”. Va a pasar, quizás, un tanto menos, pero conseguiste gobernar y no dejarte gobernar por tus pasiones, por las tantas cosas que nos pasan, porque ninguno de nosotros está seguro de de qué forma terminará nuestra vida y cuándo terminará. Esos 5 minutos al final del día nos asistirán, nos ayudarán bastante a pensar y no postergar cambiar el corazón y convertirnos al Señor. Que el Señor nos enseñe con su sabiduría a seguir este sendero.

Esperamos que le gustara nuestro articulo Papa en Casa Santa Marta: hay misericordia de Dios, pero
y todo lo relaciona a Dios , al Santo , nuestra iglesia para el Cristiano y Catolico .
Cosas interesantes de saber el significado : Dios