Papa: el servicio a Dios se expresa también en el servicio

Papa: el servicio a Dios se expresa también en el servicio

Francisco rezó este miércoles el Ángelus con los cientos de fieles reunidos en la plaza São Pedro en la solemnidad de la Asunción -que se festeja el día 15 en Italia y en varios países-, cuya fiesta la Iglesia en Brasil celebrará el próximo domingo.

Raimundo Lima – Jackson Erpen – Ciudad del Vaticano

“La asunción de María, criatura humana, asegura nuestro destino glorioso”. Eso es lo que dijo el Papa Francisco en el Ángelus al mediodía del miércoles 15 de agosto, Solemnidad de la Asunción de Nuestra Señora.

Escucha el reportaje con la voz del Papa Francisco

En el alegato que antecedió a la oración rezada con una cantidad enorme de leales y peregrinos presentes en la Plaza de San Pedro, el Santurrón Padre explicó el sentido y el concepto de esta fiesta mariana, y su alcance asimismo para nosotros.

El Señor levanta a los humildes

Francisco subrayó que en esta solemnidad el beato pueblo fiel de Dios expresa con alegría su veneración a la Virgen Madre, y lo hace en la liturgia común y también con distintas maneras de piedad, cumpliendo la profecía de la misma María: “Todas las generaciones me llamarán bien – aventurero” (Lc 1,48). “Porque el Señor levantó a su humilde sierva”, recordó.

El Pontífice subrayó entonces que la asunción al cielo, en cuerpo y alma, “es un privilegio divino concedido a la Santa Madre de Dios por su unión especial con Jesús”.

“Se trata de una unión corporal y espiritual, que comenzó con la Anunciación y maduró a lo largo de la vida de María por medio de su singular participación en el secreto del Hijo”.

“La presencia de Nuestra Señora era como la de una mujer corriente de su tiempo: rezaba, cuidaba de la familia y de la casa, iba a la sinagoga… Pero cada acción día tras día que hacía era en unión total con Jesús. Y en el Suplicio esta unión alcanzó su cúspide, en el cariño, la compasión y el dolor. Por eso Dios le concedió una plena participación también en la resurrección de Jesús”.

La que dio a luz al Señor de la vida no conoció la corrupción del sepulcro

“El cuerpo de la Madre – siguió – fue preservado de la corrupción, como el cuerpo del Hijo. O sea lo que proclama el Prefacio de la Misa de hoy; “¿No quisieras que la que dio a luz al Señor de la vida viese corrupción en el sepulcro?”

“La Iglesia de hoy nos invita a contemplar este misterio: exhibe que Dios desea socorrer al hombre entero, alma y cuerpo. Jesús resucitó con el cuerpo que aceptó de María; y ascendió al Padre con su humanidad transfigurada. La asunción de María, criatura humana, asegura nuestro destino glorioso”.

La resurrección de la carne, elemento propio de la revelación cristiana

Francisco recordó que los filósofos helenos habían comprendido que el alma del hombre está destinada a la alegría después de la muerte. No obstante, apuntó, “despreciaron el cuerpo -considerado prisión del alma- y no concibieron que Dios había preparado que el cuerpo del hombre se uniese al alma en la bienaventuranza celestial”. “La resurrección de la carne –siguió– es un factor propio de la revelación cristiana, el eje de nuestra fe”.

“La maravillosa realidad de la Asunción de María manifiesta y asegura la unidad de la persona humana y nos ten en cuenta que nos encontramos llamados a ser útil y glorificar a Dios con todo nuestro ser, alma y cuerpo”.

Si hemos vivido de esta forma, en el servicio gozoso a Dios, que se expresa asimismo en el servicio desprendido a los hermanos y hermanas, nuestro destino, en el día de la Resurrección, será exactamente el mismo que el de nuestra Madre celestial.

Después de la oración mariana, al saludar a los diversos grupos de leales y peregrinos presentes, el Papa confió a Nuestra Señora Consoladora de los Afligidos “las angustias y tormentos de los que, en muchas partes del planeta, sufren en el cuerpo y en el espíritu”.

Catástrofe de Génova: la cercanía espiritual del Papa

Luego dirigió un particular pensamiento a todos los damnificados por la catástrofe acontecida este martes en Génova, al noroeste de Italia, que causó víctimas y dolor entre la población.

Al encomendar a la clemencia de Dios a quienes perdieron la vida, expreso mi proximidad espiritual a sus familias, a los heridos, a los desplazados ya todos y cada uno de los que padecen gracias a este dramático hecho. Los invito a sumarse a mí en oración por las víctimas y sus seres queridos”.

Esperamos que le gustara nuestro articulo Papa: el servicio a Dios se expresa también en el servicio
y todo lo relaciona a Dios , al Santo , nuestra iglesia para el Cristiano y Catolico .
Cosas interesantes de saber el significado : Dios