Orden Franciscana reconoce a la Fundación Inmaculada Madre de Dios

Por Moacir Bego

La Provincia Franciscana de la Inmaculada Concepción de Brasil vivió este lunes 4 de agosto un día histórico al recibir de la Curia General el Decreto del Ministro General de la Orden de los Monjes Menores, Fray José Rodríguez Carballo, reconociendo a la Inmaculada Madre de Dios Fundación de Angola.

El archivo tiene relación a la solicitud del Ministro provincial fr. Augusto Koenig, junto con su Definitorio, que fue enviada a la Curia general el 1 de mayo. Con las firmas del Ministro general y de su secretario fray Ernesto Siekierka, el documento transporta el sello de la Orden de los Monjes Inferiores y el próximo texto: “Erigo la Fundação Imaculada Mãe de Deus de Angola ligado de la Provincia Franciscana de la Inmaculada Concepción de Brasil y, por regla del art. 122 Parágrafo 1 de los Estatutos En general, apruebo sus Estatutos según el texto conservado en los Archivos de la Curia General, Prot 096964/042-06. Sin perjuicio de nada en oposición a lo preparado. Dado en la Curia General de la Orden de los Frailes Menores, el 3 de julio de 2006, fiesta de Santurrón Tomás Apóstol”.

Para fray Augusto fue un momento de gran alegría recibir la carta de la Curia general con el decreto de reconocimiento. “Recibimos de Roma, de la Curia General de los Monjes Inferiores, un decreto que reconoce a las Metas de Angola como Fundación y, siendo fundación, entra en la constelación de las organizaciones franciscanas mundiales”, explicó el Ministro provincial. “Se constituye como una Fundación ligado de nuestra Provincia de la Inmaculada Concepción de Brasil, dependiente por el hecho de que los trámites, los hermanos y la manutención todavía los hace la Provincia y nuestros bienhechores”, añadió.

Según el Provincial, tras transformarse en fundación, puede pasar la custodia hasta que sea elevada a la categoría de provincia, en el momento en que se independice. “Que es lo que aguardamos que ocurra durante los años”, anima Frei Augusto.

El Provincial explica que este decreto tiene vigencia persistente mientras duren las circunstancias de la Misión. “Al tiempo, se reconoció el Estatuto de la Misión, que fue elaborado por todos y cada uno de los hermanos de la Misión, bajo la dirección del canonista fray Sebastião Kremer”, dijo. Este Estatuto fue analizado por el Definitorio de la Provincia, que nombró una Comisión para estudiarlo y, sólo tras este desarrollo y de 4 revisiones fabricadas por Fray Agostinho Piccolo, fue enviado a la Curia General.

Según Frei Augusto, entre otros muchos beneficios, este documento deja que la Fundación tenga alguna autonomía, como abrir una cuenta corriente o recibir ayudas de manera directa de otras instituciones.

“Sin duda, debemos agradecer intensamente al Ministro general, fray José Rodríguez Carballo, ya su Definitorio la consideración que tuvieron a nuestra petición y admitir la Fundación Madre de Dios Inmaculada de Angola”, añadió fray Augusto.

El Ministro provincial regresó últimamente de Angola, donde continuó quince días (del 15 al 30 de junio), durante los cuales encabezó la Asamblea De forma anual de la Fundación Franciscana Imaculada Mãe de Deus.

El trabajo misionero de la Provincia de la Inmaculada Concepción comenzó en Angola en 1990, en el momento en que envió sus primeros misioneros a Luanda.