Obispos ingleses piden al gobierno que paciente católico pueda

LONDRES, 22 Ene. 21/02:50 pm (ACI).- Los obispos de Inglaterra han escrito al secretario de Salud del Reino Unido para expresar su oposición a la orden de la Corte Suprema de sacar los alimentos y la nutrición de un paciente católico polaco con lesión cerebral y pedir su traslado a Polonia para atención básica.

El obispo ayudar de la archidiócesis de Westminster, el arzobispo John Sherrington, y el obispo de Plymouth, el arzobispo Mark O’Toole, enviaron una carta a Matt Hancock, secretario de Estado de Salud y Atención Popular del Reino Unido, para comentar el caso de un católico. en riesgo de morir de apetito por órdenes del gobierno del Reino Unido de retener su comida y agua.

En la carta, los obispos mencionan al caso de un católico reconocido como RS, natural de Polonia y habitante en Gran Bretaña desde hace múltiples años, que en el mes de noviembre de 2020 padeció un infarto y el consiguiente daño cerebral. Desde entonces, precisa un sistema de soporte escencial para alimentarse e hidratarse.

Ahora RS está en el Hospital Derriford, en Plymouth, Reino Unido, y su madre y hermanas prosiguen luchando para que la justicia británica no lo condene a muerte, pues en el último mes del año, tras el permiso de la mujer de RS y sus hijos, la Corte Suprema de Justicia decidió desconectarlo del sistema de soporte vital, aseverando que “no es lo destacado para él”.

Los obispos ingleses, en su propio nombre y en nombre del Arzobispo de Westminster, (Arquidiócesis Primada de Inglaterra y Gales), se opusieron a la resolución de la Corte Suprema y arguyeron que “proporcionar comida y agua a pacientes muy enfermos, incluso por medios asistidos, es un nivel básico de atención”, y no un “tratamiento médico”.

Explicaron que “la Iglesia Católica prosigue oponiéndose a la definición de nutrición y también hidratación asistida como un régimen médico, que ahora se transforma en la base de las decisiones médicas y legales para sacar la nutrición y también hidratación asistida de los pacientes”.

En este sentido, precisaron que la nutrición e hidratación artificial del tolerante “va a deber proporcionarse siempre y cuando sea posible, salvo indicación médica de que es demasiado costosa o no cumple su objetivo”.

Los obispos dijeron que la situacion de RS demuestra que el tema es controvertido, puesto que los jueces tomaron la decisión en el supuesto “mejor interés” del paciente. Sin embargo, “observamos que el señor RS no se negó a comer ni a beber, ni expresó su opinión sobre no estimar alimentos y líquidos en estas circunstancias, y no hubo evidencia de que considerara la nutrición y también hidratación asistida como un tratamiento médico”.

Además, los obispos asimismo recordaron a Hancock que el arzobispo Gadecki, presidente de la Conferencia Episcopal Polaca, escribió al cardenal Vincente Nichols, presidente de la Conferencia Episcopal de Inglaterra y Gales, para expresar su preocupación y pedir su intervención en un caso así.

En la carta mandada, el arzobispo Gadecki resaltó que la opinión pública en Polonia está emocionada y lamenta la resolución del Tribunal Supremo británico, que “condenó a RS a muerte por inanición”. Además, recordó el ofrecimiento de las autoridades polacas de contemplar los gastos de régimen y transporte de RS a su país de origen, y lamentó que el Tribunal se opusiese, “ya ​​que el viaje podría poner en riesgo su historia”.

En este sentido, los obispos comunicaron el deseo del arzobispo de que las autoridades del Reino Unido autoricen al ciudadano polaco para ser trasladado y tratado en Polonia.

“En su nombre, escribimos para expresar nuestra oposición a esta definición de tratamiento médico y trasmitir la oferta de las autoridades polacas de asistir en el traslado del Sr. RS a Polonia para su atención agregada”, dijeron.

“Aceptamos que el desarrollo legal respecto al Sr. RS se ha completado. No obstante, oramos por un convenio dentro de la familia sobre el tratamiento y la atención que se brindará, y expresamos el deseo del Arzobispo de que el Sr. RS sea trasladado y atendido en Polonia”, añadieron.

Al final, ofrecieron sus oraciones por el paciente y su familia. “Queremos expresar nuestras frases y compasión por el señor RS y su familia en Inglaterra y Polonia y admitir la condición de salud intensamente trágica que encara”, concluyeron.

Anunciado inicialmente en ACI Press. Traducido y amoldado por Nathália Queiroz.

Verifique también: