Obispos estadounidenses instan a Biden a rechazar el aborto tras

WASHINGTON D.C., 26 de enero. 21 / 09:55 am (ACI).- La Charla de Obispos Católicos estadounidense (USCCB) instó al presidente Joe Biden a negar el aborto y promover el derecho a la vida, después de su declaración “profundamente perturbadora” del 22 de enero, en el aniversario de la hueva v. Wade que legalizó el aborto en el país en 1973.

“Instamos encarecidamente al presidente a que rechace el aborto y promueva ayuda representando a las mujeres y las comunidades necesitadas”, ha dicho el arzobispo Joseph Naumann, arzobispo de Kansas City y directivo del Comité de Actividades Pro-Vida de la USCCB.

“Es profundamente perturbador y trágico que un presidente elogie y se comprometa a codificar una sentencia del Tribunal Supremo que niega a los niños por nacer su derecho civil mucho más básico, el derecho a la vida bajo el eufemismo de la salud”, señaló el Prelado.

De esta manera respondieron los obispos al comunicado de Biden y Kamala Harris, la vicepresidenta, quienes indicaron que “la administración Biden-Harris está comprometida con codificar Roe v. Wade, tal como con nombrar jueces que respeten precedentes fundacionales como Roe”.

La declaración de Biden y Harris no relata particularmente el aborto, pero emplea términos como “salud reproductiva” y “atención médica” que con frecuencia lo tienen dentro.

“A lo largo de los últimos cuatro años, la salud reproductiva, incluyendo el derecho a seleccionar, fué objeto de ataques extremos e implacables. Conforme la administración Biden-Harris empieza en un momento crítico, ahora es el momento de regresar a dedicarnos a asegurar que todas y cada una la gente tengan ingreso a la atención médica que precisan”.

Los obispos recalcaron que el caso Roe v. Wade no constituye un “avance en los derechos y la salud de las mujeres” y recordó que un católico no puede beneficiar el aborto, en referencia al catolicismo proclamado por Biden, quien citó a San Agustín en su discurso inaugural y colocó una foto del Papa Francisco en el salón de la Casa Blanca. Oval.

En su declaración, el arzobispo Naumann destacó la relevancia de la enseñanza de la Iglesia sobre el aborto.

“Aprovecho esta oportunidad para recordar a los católicos que el Catecismo lo establece: ‘Desde el primer siglo, la Iglesia ha afirmado el mal ética de todo aborto inducido. Esta enseñanza no ha cambiado. Sigue sin cambios’”, dijo el Prelado.

“Los funcionarios públicos son causantes no solo de sus opiniones personales, sino asimismo de los efectos de sus acciones públicas. La sentencia Roe elevó el aborto a la categoría de derecho protegido así como la eliminación de las restricciones estatales que allanaron el sendero para la muerte beligerante de sobra de 62 millones de pequeños no nacidos inocentes, tal como de innumerables mujeres que sufrieron el dolor de la pérdida, abandono y crueldad”, siguió el arzobispo.

El presidente de la Universidad Franciscana de Steubenville, P. Dave Pivonka, por su lado, mencionó que la declaración de Biden y Harris era una “declaración agresiva a favor del aborto”.

“Es triste para los católicos de todo el planeta. Las políticas que prometieron son lesivas a la dignidad de la persona humana y contrarias a las enseñanzas de la Iglesia”, destacó.

El Papa Francisco dijo en varias ocasiones que el aborto pertenece a la “cultura del descarte” y que recurrir a esta práctica es como contratar a “un sicario” para “solucionar un inconveniente”. Sin embargo, diferentes activistas del aborto en Estados Unidos intentan enfatizar que el Beato Padre no enfrentó el tema de forma directa, a diferencia de varios obispos estadounidenses.

El día de la toma de posesión de Biden, el presidente del Episcopado de los Estados Unidos y arzobispo de Los Ángeles, Dom José Gómez, mencionó que ora por el nuevo presidente y resaltó ciertas áreas en concordancia y desacuerdo con el gobernante.

“Nosotros, los obispos católicos, no somos actores partidistas activos en la política de nuestra nación”, ha dicho el arzobispo Gómez en su mensaje. “Somos pastores responsables de las almas de millones de estadounidenses y defensores de las pretensiones de todos nuestros vecinos”, destacó.

“Para los obispos de la nación, la continua injusticia del aborto sigue siendo la ‘prioridad preeminente’. Aunque preeminente, no significa “único”. Estamos profundamente preocupados por las numerosas amenazas a la vida y la dignidad humanas en la sociedad de la cual formamos parte”, ha dicho.

Los obispos estadounidenses se acercarán a Biden con el objetivo de iniciar “un diálogo para abordar los complicados factores culturales y económicos que motivan el aborto y desalientan a las familias”.

Publicado originalmente por CNA. Traducido y adaptado por Nathália Queiroz.

Verifique también: