NOTICIAS

Obama habla de paz mientras el G8 se prepara para abordar la pobreza

Hogar > Noticias > Obama habla de paz mientras el G8 se prepara para abordar la pobreza

Obama habla de paz mientras el G8 se prepara para abordar la pobreza

El presidente estadounidense Obama ha instado a los jóvenes a recordar constantemente a la gente sobre la paz en Irlanda del Norte. El presidente estadounidense visitó Belfast antes de asistir a la cumbre del G8 en Co Fermanagh y les dijo a los muchos escolares entre la audiencia de 2000 en Waterfront Hall:

“Todavía hay heridas que no han sido sanadas y comunidades donde la tensión y la desconfianza flotan en el aire. Hay muros que siguen en pie, todavía quedan muchos kilómetros por recorrer”.

Agregó: “La paz es de hecho más difícil que la guerra. Su fragilidad constante es parte de su belleza. Una bala solo tiene que ocurrir una vez, pero para que la paz funcione, debemos recordar su existencia una y otra vez”.

Dijo que los jóvenes de Irlanda del Norte deben recordarle a la gente la existencia de la paz, la posibilidad de la paz y la esperanza una y otra vez a pesar de la resistencia y los reveses.

La Primera Dama de los Estados Unidos, Michelle Obama, y ​​sus hijas, Sasha y Malia, vieron el Libro de Kells y visitarán el monástico Glendalough de Irlanda en los próximos días. Dirigiéndose a una animada audiencia de niños en edad escolar y grupos de jóvenes de toda Irlanda en una presentación especial de Riverdance, la Sra. Obama los instó a trabajar duro y creer en sí mismos, aprender a levantarse cuando se caen y luego podrán hacer del mundo un lugar mejor. lugar para todos.

Trócaire y muchas otras agencias de ayuda han destacado los temas que la cumbre del G8 debería abordar esta semana. Los actuales sistemas globales de comercio, impuestos y finanzas simplemente no están funcionando para una gran parte de la población mundial, según Trócaire. Eoghan Rice, en su blog, destaca el hecho de que los mil millones de personas más pobres del mundo siguen atrapadas en la pobreza extrema. La elusión fiscal cuesta al mundo en desarrollo 123.000 millones de euros cada año; 1.500 millones de personas que viven en países ‘ricos en recursos’ viven con menos de 2 dólares al día; y en solo siete años, el rendimiento de los cultivos en algunos países africanos puede haberse reducido hasta en un 50% debido al cambio climático.

Si bien el comercio y los impuestos ocupan un lugar destacado en la agenda de la Cumbre del G8, Eoghan Rice escribió: “Esto tiene más que ver con sus propias economías tambaleantes que con cualquier intento de deshacer las injusticias estructurales que han dejado a las personas más pobres del mundo tratando de empujar una roca hacia arriba. montaña.”

Escribió que los países en desarrollo están notablemente ausentes de Fermanagh, a pesar de que hay un cambio sin precedentes en la dinámica mundial. Por primera vez en 150 años, la producción combinada de las tres principales economías del mundo en desarrollo (Brasil, China e India) es casi igual al PIB combinado del Reino Unido, Alemania, Francia, Italia, Canadá y EE. UU.

Justin Kilcullen, director de Trócaire, en un artículo en The Journal afirmó que mientras los líderes mundiales se preparan para reunirse, la realidad de tres mil millones de personas, el 40 por ciento de la población mundial, que vive en la pobreza extrema ensombrecerá sus photocalls.

Destacó que los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM), presentados en el año 2000 y cuya culminación está prevista para el 2015, han registrado logros notables, pero aún persiste el problema de la pobreza extrema. Citó al presidente Julius Nyerere de Tanzania en la década de 1960, quien pidió “comercio, no ayuda”. En ese entonces, y ahora, los precios de los productos exportados de los estados africanos recién independizados, como el café, permanecieron bajo el control de los mercados de productos básicos en Occidente. Se necesita una reforma radical de este sistema, que permitirá a los países salir de la pobreza. Justin Kilcullen explicó que un desafío clave era reformar las estructuras que rigen las relaciones económicas entre los países desarrollados y en desarrollo, incluidas reglas comerciales más justas. Esquemas de evasión de impuestos, es otro tema importante.

“Negamos a las economías en desarrollo la oportunidad de desarrollar sus propias industrias y, en cambio, aplicamos políticas que las hicieron depender casi por completo de la ‘inversión’ interna. Hicimos esto porque las naciones ricas no están interesadas en desarrollar economías pobres para el beneficio de las personas que viven allí, sino para beneficiarse a sí mismas. Recientemente hemos visto las trágicas consecuencias de esto en las fábricas de ropa en Bangladesh”, escribió.

Afirmó que la Directiva de la UE recientemente aprobada para obligar a las empresas europeas en las industrias extractivas, como la minería y la madera, a publicar lo que pagan a los estados en desarrollo por los recursos naturales es un buen comienzo, pero se necesita mucho más. También hay que cuidar los derechos humanos de los ciudadanos.

También se necesita un nuevo modelo de desarrollo sostenible, con rendición de cuentas, transparencia y un compromiso genuino con el desarrollo compartido y la solidaridad por encima del interés propio, escribió y concluyó: “El mundo necesita una visión alternativa nueva y realista si queremos hacer justicia. Al pobre.”

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba

Bloqueo de anuncios detectado

Debe eliminar el BLOQUEADOR DE ANUNCIOS para continuar usando nuestro sitio web GRACIAS