No sabe qué resoluciones adoptar para vivir una santidad

OFICINA CENTRAL, 18 de febrero. 21/03:45 pm (ACI).- Ayer empezó la Cuaresma, periodo en el que la Iglesia anima a la conversión y preparación espiritual para acoger con alegría la Fiesta de la Pascua. Ahora mismo, algunas personas podrían ofrecer resoluciones vagas y también imprecisas o muy enormes que luego les resultaría bien difícil cumplir.

Para ayudarlos, Sherry Antonetti, autora de “The Book of Helen” (Libro de Helena) y madre de 10 hijos, sugirió 40 propósitos concretos que se pueden aplicar en la vida cotidiana a lo largo de esta Cuaresma para vivir este tiempo santo.

“Con la Cuaresma bien avanzada, aquí hay ciertas ideas sobre de qué forma comenzar nuestro viaje espiritual hacia el desierto en preparación para la Pasión, Muerte y Resurrección de nuestro Señor”, escribe Antonetti en su blog anunciado en el ‘Registro Nacional Católico’.

Estas son las ideas:

1. Si es posible en su país y contexto, vaya a Misa un par de veces a la semana.

2. Ofrécete como voluntario en un comedor popular u hospital unas horas a la semana, pero recuerda cuidar la salud de las personas atacables con las que vives.

3. Rezar el Rosario todos los días.

4. Adorar al Muy santo Sacramento una hora mucho más de lo frecuente, física y virtualmente.

5. Leer el Evangelio del día en la cena con la familia.

6. Ayuno de comida chatarra.

7. Rezar una novena o una devoción privada.

8. Contribuye a tu iglesia local en lo que sea preciso.

9. Deja de tomar café.

10. No emplees tarjetas de crédito.

11. Escribe a tus amigos sobre tu fe católica.

12. Haz ejercicios como ofrenda.

13. Abstente de una actividad preferida como Facebook, Instagram o Twitter, o deja de usar tu teléfono celular para entretenerte por completo.

14. Abstenerse de comentarios desapacibles, maliciosos o sarcásticos, aun en el pensamiento.

15. Di “Te amo” todos los días a tu familia.

16. Haz la labor que más te desagrada, pero hazla con el corazón alegre y en silencio.

17. Examina tu conciencia diariamente y, si es viable, confiesa.

18. Aprenda mucho más sobre el Catecismo o la crónica de la Iglesia.

19. Done una cantidad igual a la cantidad utilizada para costos auxiliares (no esenciales) a la caridad.

20. Deja de ver la televisión o tu serie preferida.

21. No uses tu celular o PC cuando no estés en el trabajo.

22. Visitar a los enfermos, ancianos y presos.

23. Orad diariamente por las almas del Purgatorio.

24. Buscar la reconciliación con familiares y amigos.

25. Llame y tómese el tiempo para percibir y charlar con un conocido o familiar que vive solo.

26. No comer carne a lo largo de toda la Cuaresma

27. Invite a otros a ayudar a Misa con usted.

28. Dona juguetes y ropa en buen estado que no emplees a obras de caridad.

29. Consuela a los afligidos con tu presencia, tu oración y una comida.

30. Ayudar a alguna obra de caridad católica u orden religiosa.

31. Ofrezca Misas como regalos durante todo el año.

32. Defender la vida protestando por la pena de muerte, el aborto, escribiendo cartas o participando en vigilias de oración.

33. Recibir con prudencia a las familias para cenar y charlar sobre su fe católica.

34. Cantar con alegría y reverencia durante la Misa, en persona o on-line.

35. Ayuda con la catequesis en tu parroquia. Conviértete en un testigo de la fe.

36. Meterse más en su parroquia y diócesis. Vea dónde se precisa asistencia y conviértase en esa ayuda.

37. Abandona cualquier hábito poco saludable que te no permita aproximarte a Cristo.

38. Tómese el tiempo para descubrir la fe de un santurrón leyendo sus escritos.

39. Solicita a Dios todos los días las gracias que no tienes.

40. Dad merced a Dios todos los días por su Hijo Jesucristo.

Anunciado inicialmente en ACI Press. Traducido y amoldado por Natalia Zimbrão.

Compruebe también: