Muere católica polaca a quien la justicia británica ordenó

LONDRES, 27 Ene. 21/12:00 pm (ACI).- Pese a los sacrificios de la madre y hermanas por eludir el fatal desenlace, el pasado 26 de enero murió en Reino Unido la católica polaca identificada como RS, luego de la retirada de alimentos e hidratación por orden de la Corte Suprema, que afirmó que lo mejor para esta persona era retirarle el acompañamiento que lo mantuvo con vida a lo largo de los últimos meses.

RS era originario de Polonia y vivió en Enorme Bretaña a lo largo de múltiples años. En el mes de noviembre de 2020 padeció un infarto y consecuente lesión cerebral severa que lo dejó postrado y necesitado de un sistema de soporte vital.

Christian Concern, una organización sin fines de lucro del Reino Unido que ofreció acompañamiento a la familia mediante su centro legal, notificó el 26 de enero que RS murió después de ser desconectado del soporte vital el 13 de enero por orden de la Corte Suprema y con la autorización de la mujer y niños. El fallo británico fue respaldado por el Tribunal Europeo de Derechos Humanos, pese a la oposición de la madre y las hermanas de RS.

La causa pro-vida de RS fue apoyada por líderes de la Iglesia Católica en Polonia y el Reino Unido. El gobierno polaco asimismo ha solicitado la repatriación de su ciudadano.

En la noche del 25 de enero, una vez que el gobierno polaco lograra “otorgar a RS estatus diplomático en sus esfuerzos por traerlo a Polonia”, los abogados de la familia escribieron urgentemente a los abogados del Hospital de Plymouth, donde RS se encontraba hospitalizado, para insistir en que restauraran la nutrición e hidratación del católico.

No obstante, “en la mañana [de 26 de janeiro] el hospital se negó a reanudar el tratamiento de soporte escencial e notificó de la muerte de RS a lo largo del día”, dijo Christian Concern. RS murió en medio de los esfuerzos del gobierno polaco para “realizar cumplir una sentencia de sus tribunales que trasfirió en avión a un hospital polaco” para recibir el atención básica que necesitaba.

La madre de RS expresó su tristeza por la muerte de su hijo y condenó a las autoridades del Reino Unido por hacer lo que sería una “eutanasia” de una manera “degradante e inhumana”.

“Estoy devastado de que las autoridades británicas hayan decidido deshidratar a mi hijo hasta la muerte. Lo que las autoridades británicas le hicieron a mi hijo fue la eutanasia por la puerta de atrás. Privarlo de nutrición y también hidratación es funcionalmente lo mismo que ponerle una inyección para acabar con su vida, con la diferencia de que todo el desarrollo es un trato mucho más largo, degradante e inhumano”, dijo.

“Los esfuerzos legales para apoyar a la familia fueron muy frecuentes y han incluido agotar todos los elementos disponibles, incluidas 2 peticiones ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos”, ha dicho la institución cristiana.

En afirmaciones precedentes, la madre y la hermana de RS apelaron la decisión del Tribunal Supremo aduciendo que el polaco era católico y que se encontraba en contra del aborto y la eutanasia y que “no desearía fallecer de esta forma”. También presentaron videos a la corte británica que, según un neurólogo, mostraban perspectivas de mejora en el estado de salud.

La Iglesia católica ha pedido a la justicia británica que considere la opinión de otro especialista sobre la oportunidad de que RS optimize, una vez que los médicos del hospital británico afirmaran que los daños eran “graves e irreversibles”. No obstante, la petición asimismo fue rechazada por el tribunal.

Los obispos de Polonia e Inglaterra también unieron fuerzas para defender RS, pidiendo al gobierno del Reino Unido a aceptar la oferta del gobierno polaco de mover al tolerante a su tierra natal.

Días antes de la muerte de RS, el presidente de los obispos polacos, monseñor Stanislaw Gadecki, señaló que la opinión pública polaca está conmocionada y lamenta la resolución del Tribunal Supremo británico que “condenó a RS a muerte por inanición”. Además, pidió al presidente de la Conferencia Episcopal de Inglaterra y Gales, el cardenal Vincent Nichols, que se una para evitarlo.

Los obispos de Inglaterra han escrito una carta al Secretario de Salud del Reino Unido expresando su oposición a la orden de la Corte Suprema y pidiendo la transferencia de RS a Polonia.

Además de esto, apuntaron que “ofrecer comida y agua a los pacientes muy enfermos, aunque sea por medios asistidos, es un nivel básico de atención. Esta es la atención que debemos esmerarnos por brindar siempre y cuando sea posible”.

Anunciado originalmente en ACI Press. Traducido y amoldado por Nathália Queiroz.

Verifique asimismo: