NOTICIAS

Monja irlandesa brinda relato de primera mano desde Filipinas

Hogar > Noticias > Monja irlandesa brinda relato de primera mano desde Filipinas

Monja irlandesa brinda relato de primera mano desde Filipinas

911339-131111-filipinas-tifón“La gente se está muriendo de hambre. No tienen adónde ir”, ha informado la misionera irlandesa sor Anne Healy desde Filipinas.

Eoghan Rice de Trócaire, que forma parte de un equipo de respuesta humanitaria internacional en el país del sudeste asiático, se refirió al relato de primera mano de la Hna. Anne sobre su visita a la isla de Leyte, que fue devastada por el tifón Haiyan.

“Las condiciones son drásticas después del tifón. La isla de Leyte ha sufrido tremendamente junto con otras tres o cuatro islas. Es doloroso de ver. La gente aquí está diciendo que este es el peor desastre de sus vidas… Es irreal”, afirmó la monja de Co Tipperary.

El drama, el miedo, lo desconocido. Es increíble que esto pueda pasar…”, dijo la monja Killenaule, quien es una Hermana del Sagrado Corazón de Jesús y María.

Trócaire es solo una de las organizaciones benéficas de Filipinas. La preocupación y varias órdenes misioneras están en el centro de la crisis humanitaria. Las Hermanas de la Misericordia tienen dos fundaciones en Filipinas.

“Como tragedia humana, la escala del desastre es tan enorme que casi escapa a nuestra comprensión. Lo que hace que esta tragedia sea especialmente convincente para nosotras es que nuestras propias Hermanas se ven significativamente afectadas”, afirman las Hermanas de la Misericordia.

El nuevo hospital Madre de la Misericordia en Tacloban está dañado en un 50%, la escuela y el colegio Holy Infant están dañados en un 75%, y los suministros de alimentos se han agotado.

“Por supuesto, es imposible hacer contacto directo con nuestras Hermanas, pero entendemos que ninguna Hermana resultó herida, gracias a Dios”, relatan las Hermanas de la Misericordia.

Sin embargo, se han filtrado noticias de que algunas de las familias de sus hermanas filipinas están dañadas o desaparecidas. En medio de este desastre, las Hermanas de la Misericordia continúan brindando consuelo y apoyo humano y espiritual a medida que se hace evidente el drástico nivel de necesidad.

El boletín de misiones de este mes de las Hermanas de la Misericordia está dedicado a la crisis de Haiyan y la congregación pide oraciones y fondos y ofrece una lista de sugerencias de lo que la gente puede hacer para ayudar.

En los últimos días, Misean Cara aprobó dos solicitudes de financiación de emergencia de organizaciones miembros por un total de 30 000 €, y se esperan más.

Misean Cara informa que las Hermanas del Sagrado Corazón de Jesús y María (Chigwell) están ayudando a familias en la ciudad de Cebú con alimentos y suministros médicos.

Los Redentoristas están brindando refugio a 2.500 personas en su iglesia en la ciudad de Tacloban, el único edificio que quedó en pie.

Misean Cara también ha informado que la eficacia de la respuesta humanitaria en Filipinas se ha visto fortalecida por la presencia de misioneros que permanecieron con sus congregaciones a pesar de los riesgos.

Las escuelas, hospitales e iglesias misioneras ahora se han convertido en un salvavidas para las personas que necesitan refugio y alimentos.

En la capital, Manila, 250 voluntarios con el socio de Trócaire, Caritas Manila, han estado preparando paquetes para las islas afectadas.

Eoghan Rice, Oficial de Comunicaciones Humanitarias de Trócaire, hablando desde Manila, dijo que cada paquete familiar contiene 5 kilos de arroz, 9 productos enlatados, 6 paquetes de fideos y 5 paquetes de arroz maná rico en proteínas.

Los packs están pensados ​​para que una familia de cinco personas dure tres días. Se están distribuyendo 8.000 lonas para proporcionar refugio temporal a los sobrevivientes.

La preocupación ha declarado que 9,8 millones de personas en Filipinas se han visto afectadas por el tifón Haiyan.

La ayuda se está coordinando en los centros que se encuentran en la ciudad de Tacloban y la ciudad de Roxas. Se han habilitado 1.316 centros de evacuación, pero se necesitan más para ayudar a las 659.268 personas que han sido desplazadas.

La red telefónica está en funcionamiento nuevamente, pero muchas áreas no tienen carreteras, electricidad ni agua corriente. Las personas afectadas necesitan con urgencia: alimentos, vivienda, agua y saneamiento.

Misean Cara enumeró algunos de los misioneros presentes en Filipinas: el padre Patrick O’Donoghue en Manila, sacerdote columbano; el padre Dan O’Malley en Manila, también columbano; Aidan MacMahon, Redentorista; el salesiano sor Jojo Callasco en Manila; Liceo del Verbo Divino (Tesorero de proyectos) en Tacloban, Misioneras del Verbo Divino.

www.preocupación.net

www.mercyinternational.ie

www.trocaire.org/Filipinas

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba

Bloqueo de anuncios detectado

Debe eliminar el BLOQUEADOR DE ANUNCIOS para continuar usando nuestro sitio web GRACIAS