NOTICIAS

Liturgia inculturada, estructura eclesial para el área amazónica discutida en Sínodo

Un hombre no identificado le entrega un pañuelo al Papa Francisco al comienzo de una sesión del Sínodo de los Obispos para la Amazonía en el Vaticano el 15 de octubre de 2019. (Foto CNS/Paul Haring)

15 de octubre, Roma — El Sínodo Panamazónico se acerca a la mitad de su trabajo. Numerosos dictámenes y propuestas han sido sometidos al pleno de la asamblea. Los Padres sinodales ahora se dividen en grupos conocidos como circoli minori (pequeños círculos) para discutir qué propuestas tienen prioridad.

Los grupos, divididos por idioma, también están abordando la cuestión de cómo implementar los temas principales. Un ejemplo de cómo la implementación se traduce de una idea a una práctica concreta es: “¿Cómo sería una liturgia inculturada en la práctica real?”

Paolo Ruffini, jefe del Dicasterio para la Comunicación del Vaticano, abrió la conferencia de prensa del martes con un comentario sobre la ampliación de la discusión sobre el ecumenismo. Un énfasis en la educación en general, no solo en la educación religiosa, así como en la educación bilingüe, posibilita la plena participación de los pueblos amazónicos en el futuro. Ruffini explicó que se requiere educación para la ecología integral, la inculturación del cristianismo y la sabiduría de la “reciprocidad entre los humanos y la tierra”.

Esta reciprocidad requiere nuevos modelos económicos ecológicos “antes de que sea demasiado tarde”. La misma crisis ecológica se encuentra, dijo, en Mesoamérica, el Congo y las selvas de Asia, así como en el territorio amazónico. “Es global”, dijo Ruffini.

El Rev. Giacomo Costa, SJ detalló una evolución de la sinodalidad en los últimos 10 días del Sínodo. Habló de una “nueva relacionalidad”, un “nuevo estilo” de Iglesia que se puede lograr con equipos ministeriales y la promoción de la interculturalidad. Todo esto es una visión para conectar las diócesis.

Se discutió una estructura eclesial formal para el área amazónica. Tal estructura podría unir a las diócesis amazónicas en una organización episcopal permanente para implementar la etapa postsinodal. Los comentarios del Rev. Costa parecen suponer que la exhortación postsinodal del Papa Francisco bautizará esta nueva estructura eclesial. Se necesitan ideas para trabajar juntos por un aprendizaje humano teológico integral, dijo.

Otra sugerencia esbozada por Costa fue canonizar a los mártires amazónicos. No se proporcionó una lista de nombres: otras religiones y otras espiritualidades tienen sus propios mártires, por lo que se dijo que la Iglesia necesita canonizar a los mártires amazónicos para “ayudar a fertilizar” la fe en la región amazónica.

La Dra. Marcia Maria Oliveira es especialista en cultura amazónica y experta en historia de la Iglesia en la Amazonía. Oliveira habló de la conexión entre la migración y el tráfico de personas, particularmente de mujeres para la explotación sexual. La necesidad de abordar la migración y el tráfico es “esencial para nuestra misión pastoral”.

Respondiendo a las preguntas de la prensa sobre la migración, Olivera dijo: “No podemos entender la Amazonía” sin conocer las diversas condiciones de los migrantes. Se refirió a los párrafos 63 a 79 de la Instrumentum Laboris, que describen los flujos migratorios de un país a otro y el desplazamiento dentro de los países. Algunos migrantes simplemente están de paso por la región amazónica, otros buscan hogar y trabajo en los territorios amazónicos. Olivera se refirió a las “grandes potencias” que alguna vez recibieron inmigrantes pero ahora tienen restricciones de inmigrantes. Esto ejerce presión sobre algunas regiones amazónicas donde los migrantes se mueven hacia el sur en lugar del norte. Y algunos indígenas se mudan a las ciudades, “empujados (fuera) por proyectos económicos” en su territorio de origen.

Oliveira conectó las preocupaciones pastorales de los migrantes con las mujeres en el ministerio. Tradicionalmente, las culturas amazónicas otorgan un gran valor a la acogida y atención de necesidades básicas, labor realizada por mujeres. Tales mujeres hacen trabajo concreto pero no tienen título en el ministerio. “No es una lucha por el poder”, dijo, “las mujeres ya son una parte importante de la Iglesia en América Latina”. Una característica cultural interesante mencionada por la Dra. Oliveira fue que “las mujeres son las guardianas de las semillas” para las nuevas plantaciones, un papel fundamental para el sostenimiento de la vida.

El obispo Eugenio Coter respondió a las preguntas, ahora diarias, de la prensa sobre la discusión en evolución del sínodo sobre la ordenación de hombres casados, bajo la carpa de las escasas vocaciones y el acceso a los sacramentos en comunidades remotas. El obispo Coter se desempeña como vicario apostólico de Pando (Bolivia). Admitió que el acceso a la Eucaristía es un “tema importante” y que es un “sentimiento común de todo el sínodo que dirigimos la pregunta al Papa”. Le dijo a la prensa: “Es parte de las soluciones en las que estamos trabajando, más un tema en los grupos menores”. El obispo Coter recordó a su audiencia que el Papa mencionó la preocupación en el vuelo a Roma desde Panamá en enero.

El elefante en la habitación, la pregunta no respondida, es si la ordenación de hombres casados ​​se considera necesaria o no a los efectos de una amplia disponibilidad de los sacramentos. Andrea Gagliarducci es un analista del Vaticano que también escribe The Monday Vatican. Su ensayo más reciente plantea varios puntos cruciales:

Si la Eucaristía debe estar disponible a toda costa, entonces se debe considerar a los sacerdotes casados.[’] ordenación y mujeres[’s] ordenación, para tener más personas para consagrar y dar la comunión.

Pero si la Eucaristía se considera en cambio un don que Jesús da a través de las personas consagradas, se necesita un orden sagrado con sus reglas, y antes de eso, una vocación específica al sacerdocio.

El obispo Raphael Alfonso Escudero López-Brea tocó suavemente la cuestión de los sacerdotes casados ​​y los ministros asociados. Es un obispo español destinado a la región de los Andes, en medio de la Amazonía. Elogió la manera fraternal del sínodo de “caminar juntos y escuchar a la gente de la Amazonía”. Pero también subrayó que la Iglesia debe asegurar “el anuncio de Jesús, hijo de Dios, nuestro Salvador, [and] para darlo a conocer a fin de que [people of the Amazon] se puede impregnar” [with the Faith].

Thomas Reese, SJ preguntó al panel en qué se diferenciaría una Misa inculturada del Rito Romano. Monseñor Escudero respondió que el sínodo ha estado discutiendo esta cuestión. Explicó que no podía ser muy diferente porque “la Iglesia ha recibido del Señor lo esencial”. Los diferentes ritos a lo largo de la historia de la Iglesia “no inciden en lo esencial… sino en enriquecer con símbolos, ornamentos”.

Se planteó una pregunta incómoda cerca del final de la sesión informativa. ¿Qué pasa con las prácticas indígenas del infanticidio y la eutanasia de los ancianos que ya no son autosuficientes? ¿Cuál es la respuesta de la Iglesia? El interrogador comentó que los indígenas se preguntan por qué los blancos son tan crueles como para “encadenar sus espíritus en sus cuerpos”.

La Dra. María Olivera admitió que el tema es “complejo”. Que al hablar “de aspectos culturales, sea sensible, qué está pasando exactamente… qué es lo sagrado, y cómo eso toma dimensión”. Sobre el tema del infanticidio, “Es la dinámica de supervivencia de todo el grupo, los recursos… ¿los ancianos son capaces de seguir a la tribu, la migración? … No he estudiado específicamente estos temas”, respondió ella.

El sínodo se reúne en pequeños círculos durante los próximos dos días.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba

Bloqueo de anuncios detectado

Debe eliminar el BLOQUEADOR DE ANUNCIOS para continuar usando nuestro sitio web GRACIAS