HINDUISMO

Lea la fascinante historia de Manasa, la diosa serpiente hindú

Ma Manasa Devi, la diosa serpiente, es adorada por los hindúes, principalmente para prevenir y curar las mordeduras de serpientes y enfermedades infecciosas como la viruela y la varicela, así como para la prosperidad y la fertilidad. Ella representa tanto la ‘destrucción’ como la ‘regeneración’, casi como una serpiente que muda su piel y renace.

Una diosa agraciada

El ídolo de la diosa se representa como una graciosa dama con su cuerpo, adornada con serpientes y sentada sobre un loto o de pie sobre una serpiente, bajo un dosel encapuchado de siete cobras. A menudo se la ve como “la diosa tuerta” y, a veces, se la representa con su hijo Astika en su regazo.

Linaje mitológico de Manasa

También conocida como ‘Nagini’, el avatar serpentino femenino o ‘Vishahara’, la diosa que aniquila el veneno, Manasa, en la mitología hindú, se cree que es la hija del sabio Kasyapa y Kadru, la hermana del rey serpiente Sesha. Es hermana de Vasuki, rey de Nagas y esposa del sabio Jagatkaru. Una versión simplificada del mito considera a Manasa como la hija del Señor Shiva. Las leyendas cuentan que fue rechazada por su padre Shiva y su esposo Jagatkru, y odiada por su madrastra, Chandi, quien le sacó un ojo a Manasa. Por lo tanto, parece tener mal genio y ser benévola solo con sus devotos.

Manasa, una poderosa semidiosa

A Manasa, debido a su ascendencia mixta, se le niega la plena Divinidad. Las antiguas leyendas hindúes en los Puranas, narran la historia del nacimiento de esta poderosa diosa serpentina. El sabio Kashyapa creó a la diosa Manasa a partir de su ‘mana’ o mente, para que pudiera controlar a los reptiles que causaban estragos en la tierra y el Señor Brahma la convirtió en la deidad regente de las serpientes. Se cree que el Señor Krishna le otorgó el estatus divino y ella se estableció en el panteón de los dioses.

Manasa Puja, Adoración de la Diosa Serpentina

Durante la temporada del monzón, se adora a la diosa Manasa, principalmente en los estados de Bengala, Assam, Jharkhand y Orissa, en el este de la India, durante los meses de junio, julio y agosto (Ashar – Shravan), época en que las serpientes abandonan su nido. y sal a la luz y vuélvete activo. En Bangladesh, Manasa y Ashtanaag Puja es un evento de un mes que abarca julio y agosto. Los devotos rinden homenaje a la diosa Manasa y realizan varias ‘pujas’ o rituales para apaciguarla. Se esculpen ‘murtis’ especiales o estatuas de la diosa, se realizan varios sacrificios y se cantan oraciones. En algunos lugares, se ve a los fieles perforar sus cuerpos, se exhiben serpientes venenosas en el altar y se realizan espectáculos en vivo que representan la vida y las leyendas de Manasa Devi.

Botón volver arriba

Bloqueo de anuncios detectado

Debe eliminar el BLOQUEADOR DE ANUNCIOS para continuar usando nuestro sitio web GRACIAS