La Virgen “sin manos” que acompaña al Papa en Irak

ERBIL, 05 mar. 21/03:00 pm (ACI).- Católicos iraquíes pidieron al Papa Francisco que bendiga, a lo largo de su viaje apostólico a Irak, una estatua de la Virgen María que fue profanada por el Estado Islámico (ISIS).

La estatua mariana fue degollada en la aldea cristiana de Karamles, situada entre Mosul y Erbil, a lo largo de la ocupación del Estado Islámico de las aldeas de las Llanuras de Nínive entre 2014 y 2017.

Pie. Samir Sheer, director de Radio Mariam en Erbil, dijo a la Agencia Italiana de Servicios de Información Religiosa (SIR) que la escultura continúa “sin manos por el hecho de que fueron cortadas por los terroristas”. Afirmaron que “tampoco tenía cabeza”, pero después “se restauró y lo volvieron a construir”.

Escultura de la Virgen María profanada por ISIS para ser bendecida por el Papa en Erbil, Irak. Crédito: Rocchi / SIR.

El 7 de marzo, el Santurrón Padre celebrará la Misa en el estadio de Erbil, la ciudad más importante del Kurdistán iraquí. Se espera que en esta celebración el Papa bendiga la imagen de Nuestra Señora. Este acercamiento será probablemente el mayor encuentro de católicos con el Pontífice a lo largo del viaje.

Las autoridades locales en Kurdistán dijeron que 4.500 personas se habían anotado para la Eucaristía. Para ingresar al estadio, va a deber presentar una tarjeta de identificación particular emitida por la Facultad Católica de Erbil.

“Tras la bendición, la estatua retornará a las llanuras de Nínive. La esperanza de los cristianos locales es que el [imagem da] La Virgen María regrese pronto para abrazar a sus hijos en Karamles”, ha dicho Sheer.

A lo largo de su viaje, el Santo Padre asimismo visitará iglesias que fueron blanco de la violencia terrorista islámica.

El día de hoy, 5 de marzo, el Pontífice se reunió con católicos iraquíes en Bagdad, dentro de la Catedral siro-católica de Nuestra Señora de la Salvación, asimismo conocida como Sayidat al-Nejat. Este templo es recordado por el hecho de que en 2010 el Estado Islámico lo invadió durante la celebración de una misa dominical y mató a unas 50 personas, entre ellas 2 sacerdotes, y dejó numerosos heridos.

El proceso de beatificación de los católicos muertos dentro de la Iglesia pasó de la etapa diocesana al Vaticano en octubre de 2019.

El 8 de marzo, el Papa Francisco visitará la Catedral Católica Siria de la Inmaculada Concepción en la ciudad de Bakhdida, también famosa como Qaraqosh.

La catedral fue profanada y quemada por ISIS tras tomar la ciudad en 2014. La fundación pontificia Ayuda a la Iglesia Necesitada completó recientemente su restauración. En el primer mes del año, se puso en el campanario de la catedral una exclusiva escultura mariana esculpida por un artista cristiano local.

En Mosul, el Papa rezará por las víctimas de la guerra de Irak, en la plaza de Hosh al-Bieaa, que está cercada por cuatro iglesias de diferentes ritos y denominaciones cristianas: católica siríaca, ortodoxa siria, ortodoxa armenia y católica caldea, que fueron dañados o destrozados durante la ocupación de ISIS.

El 4 de marzo, el Papa Francisco envió un mensaje en video al pueblo iraquí, en el que dijo sentirse “honrado de hallarse con una Iglesia martirizada” y expresó su gratitud a los cristianos en Irak, “que han dado testimonio de su fe en Jesús en el medio de pruebas muy difíciles.”

“Todavía tienen en los ojos las imágenes de las viviendas destruidas y las iglesias profanadas, y en el corazón las lesiones de los afectos que dejaron y las casas abandonadas”, dijo.

“Quisiera llevaros la caricia afectuosa de toda la Iglesia, que está cerca de nosotros y del Oriente Medio martirizado y les anima a seguir adelante. No permitamos que prevalezcan los terribles sufrimientos que han vivido y que tanto me entristecen”, concluyó.

Anunciado originalmente en Prensa ACI. Traducido y amoldado por Nathália Queiroz.

Compruebe asimismo: