“La vida es un regalo de Dios”, dice Bispo sobre un sacerdote que murió en

RECIFE, 17 de marzo. 21 / 12:13 (ACI).- El obispo de Caruaru (PE), dom José Ruy Gonçalves Lopes, recordó durante la misa exequial del padre Fernando de Lima Silva, quien se ahogó para salvar a 2 personas, que “Nuestro Señor da nosotros la vida como un obsequio, como un regalo, pero no somos dueños de nuestra vida”.

Pie. Fernando de Lima, de 38 años, se ahogó en una represa en Serra Negra, en la región rural de Bezerros (PE), el sábado 14 de marzo. Según una nota de la Diócesis de Caruaru, el sacerdote “se ahogó mientras que salvaba la vida de 2 personas”.

En este sentido, recordó que su lema presbiteral era “El buen pastor da la vida por sus ovejas” (Jn 10,11). “Dio su vida, para salvar vidas”, completa la nota de la Diócesis.

Según la Policía Militar, el p. Fernando se encontraba en un bote pequeño con una mujer y un niño. El barco volcó cuando iban a tomar una foto. El sacerdote logró tomar al niño y ponerlo sobre una roca y la mujer fue retirada con ayuda de otras personas que se encontraban en el lugar. El sacerdote fue salvado y llevado a un hospital, pero no pudo soportar.

Pie. Fernando de Lima nació en Taquaritinga do Norte, en la región rural de Pernambuco, y fue ordenado sacerdote el 5 de febrero de 2014. Hoy en día es Gestor del Área Pastoral Nossa Senhora de Lourdes, en Gravatá, ciudad donde tres días de luto por causa de su muerte.

El cuerpo del p. Fernando fue llevado en procesión a Taquaritinga do Norte, donde se celebró la Misa de funeral en la Parroquia de Beato Amaro y su entierro tuvo lugar en el Cementerio Municipal.

La misa fue presidida por el obispo de Caruaru, dom José Ruy, quien dirigió un “saludo muy afectuoso” a los familiares del p. Fernando y recordó que la vida es un regalo de Dios. “Recibimos la vida, sí, como este gran don pasajero y transitorio. No perdemos a las personas que amamos, pues no nos pertenecen, le forman parte a Dios. Por eso, Job nos recordaba: el Señor dio, el Señor quitó, ya que todo es De el, todo le pertenece”.

“Tened en este doloroso instante la fuerza de la fe, la fuerza de la felicidad y la seguridad de la esperanza de que un día se realizará asimismo con nosotros el acercamiento y todos nos reuniremos en la Casa del Padre”, ha dicho el Prelado.

Dom José Ruy también meditó sobre el camino al cielo, señalando que es el “camino que pasa por la Iglesia como sacramento de salvación. El sendero al cielo es el sendero de la fe, la única fe que tiene a Jesucristo como su único salvador”.

“No contamos añadidos que realizar, por el hecho de que todo está revelado, es el secreto pascual, Pasión, Muerte y Resurrección”, ha dicho, resaltando que “de esta forma llamó Cristo al p. Fernando”.

Compruebe asimismo: