NOTICIAS

La monja más anciana del mundo asiste a la misa del Papa en el Vaticano

Hogar > Noticias > La monja más anciana del mundo asiste a la misa del Papa en el Vaticano

La monja más anciana del mundo asiste a la misa del Papa en el Vaticano

Sor Candida Bellotti, de 107 años.

Sor Candida Bellotti, de 107 años.

Por H. Sergio Mora para Zenit.org

Sor Candida Bellotti, la monja más anciana del mundo, celebró su 107 cumpleaños el jueves asistiendo a la Misa del Papa Francisco en el albergue de Santa Marta en el Vaticano.

Inmediatamente después de la Misa, el Pontífice saludó a las religiosas italianas, entre ellas a la Hermana Camiliana, nacida el 20 de febrero de 1907.

“No podría tener mayor alegría que la de celebrar mi cumpleaños con el Papa Francisco”, dijo la hermana Candida.

Sor Candida pertenece a la Congregación de los Ministros de los Enfermos de San Camilo.

Hablando a los medios el día de su cumpleaños, agregó: “En mis 80 años como religiosa nunca me he arrepentido de haber elegido esta vocación”.

“Solo quien siente la alegría de estar cerca del Señor puede comprender cuán abundante es su amor por nosotros y cuánta paz da a nuestro corazón”, agregó.

Sor Candida nació en el norte de Italia, en la ciudad de Quinzano, en Verona. Su nombre antes de ingresar a la vida religiosa era Alma Bellotti. Era la tercera de 10 hermanos. Su padre era zapatero y su madre ama de casa.

Preguntada sobre cuál es el secreto de tanta longevidad, la monja que ha vivido durante el pontificado de 10 papas, responde: “Escuchar la voz de Cristo y ser dócil a su voluntad. Durante toda mi vida he pensado: donde el Señor me lleve, ese es el lugar correcto para mí”.

Su oración favorita es el Rosario, así como otra oración que repite durante el día: “Señor, te adoro y te agradezco por tu amor y misericordia”.

Los Camilos se dedican al cuidado de los enfermos.

Dicen quienes conocen a sor Cándida que siempre ha vivido su vocación de manera ejemplar, con coherencia y sencillez, dando testimonio del mensaje de caridad de san Camilo a los pobres y más necesitados.

Hizo sus votos en 1932, poco antes de la Segunda Guerra Mundial. Trabajó principalmente en Roma, Turín, Camaiore y Viareggio.

En el año 2000, a los 93 años, fue enviada a la Casa Madre de la Orden en la ciudad de Lucca para un merecido descanso.

Ella participa en la vida de la comunidad, asiste a misa y contribuye en todo lo que puede, dicen sus hermanas.

A los 100 años viajó a Lourdes y ahora ha participado en la Misa del Santo Padre.

La Orden de Ministros de los Enfermos fue fundada en agosto de 1582, cuando san Camilo de Lellis (1550-1614) se inspiró para crear “una compañía de hombres piadosos y buenos que sirvieran a los enfermos (…) voluntariamente y por amor a Dios, con el mismo amor que una madre tiene por su único hijo enfermo”.

Cortesía: Zenit.org

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba

Bloqueo de anuncios detectado

Debe eliminar el BLOQUEADOR DE ANUNCIOS para continuar usando nuestro sitio web GRACIAS