NOTICIAS

La Iglesia no puede permitirse el lujo de bajar la guardia para salvaguardar

Hogar > Noticias > La Iglesia no puede permitirse el lujo de bajar la guardia para salvaguardar

La Iglesia no puede permitirse el lujo de bajar la guardia para salvaguardar

ANIVERSARIO DE LA PROTECCIÓN DE LOS NIÑOS

Foto: John McElroy

El arzobispo Diarmuid Martin de Dublín ha advertido que la Iglesia “no puede darse el lujo de bajar la guardia” en el área de la protección infantil, de lo contrario, “los depredadores sexuales buscarán nuestros puntos débiles y romperán las debilidades de nuestros sistemas”.

Hablando en una Misa para conmemorar el décimo aniversario del establecimiento de la Oficina de Salvaguardia y Protección Infantil en la archidiócesis de Dublín, el Arzobispo rindió homenaje al trabajo realizado por todos los asociados con la Oficina.

Pero agregó: “Ese trabajo no ha terminado. El abuso sexual de niños continúa en nuestro mundo”.

También reprendió a aquellos en la Iglesia que fueron “demasiado lentos” en reconocer el alcance del “abuso criminal de niños” por parte de los sacerdotes.

En una ceremonia en la Catedral Pro el domingo a la que asistieron 400 representantes de protección infantil de parroquias de Dublín, así como sacerdotes y representantes de sobrevivientes de abuso, incluidos Marie Collins y Ken Reilly, el arzobispo Martin dijo que en muchos casos las víctimas de este abuso habían sufrido un profundo dolor que todavía soportan hasta el día de hoy.

Instó a la Iglesia a hacer más para llegar a los sobrevivientes de abuso clerical y subrayó que cualquier alcance debe ir más allá de lo que se ofrece a través de ‘Towards Healing’, el servicio de asesoramiento y apoyo de la Iglesia para víctimas de abuso clerical.

El líder de la Iglesia en Dublín dijo que la Iglesia necesitaba crear “una puerta abierta y un espacio seguro para aquellos sobrevivientes que aún temen contar su historia y que aún viven solos con su angustia”.

Reconoció que la gente estaba enojada por la respuesta de la Iglesia al abuso clerical en el pasado. “Recuerdo las palabras del Papa Francisco en vísperas de su elección: ‘Los males que, con el paso del tiempo, aquejan a las instituciones eclesiásticas tienen su raíz en la autorreferencialidad, en una especie de narcisismo teológico’”.

Continuó: “La institución, al protegerse a sí misma, falló a sus hijos. El ‘Reino de Jesucristo’, sin embargo, es una regla, donde los niños deben ser especialmente atesorados, no una institución que mira hacia adentro”.

Al rendir homenaje al papel del cardenal Connell en el establecimiento de la Oficina de protección y salvaguardia infantil en 2003, el arzobispo dijo que, a lo largo de los años, se había convertido en un importante esfuerzo común para garantizar que la respuesta inadecuada del pasado realmente se convirtiera en una cosa del pasado. .

Foto: John McElroy

Foto: John McElroy

Hablando después de Misa a IrlandaCatólica.netel arzobispo explicó que a partir de sus reuniones con los sobrevivientes, se dio cuenta de que algunos de ellos “están en un lugar solitario”.

“Muy a menudo no tienen con quién hablar, no son miembros de una asociación. Fueron abusados ​​de tal manera que se les presionó para que lo mantuvieran en secreto”.

Dijo que les gustaría tener un espacio donde pudieran reunirse, conocerse y apoyarse mutuamente. “A algunos todavía les resulta muy difícil hablar sobre lo que pasó”, explicó.

Durante la misa, se rezaron oraciones por aquellas víctimas de abuso que no pudieron hacer frente y se suicidaron.

La Iglesia no ha “enviado una palabra suficiente de bienvenida a aquellos que han sido abusados”, dijo el arzobispo. IrlandaCatólica.net.

Andrew Fagan, el actual Director de la Oficina de Protección y Salvaguardia Infantil en Dublín, explicó que su oficina todavía encuentra cierta resistencia a la investigación de Garda, especialmente en relación con los voluntarios de la parroquia que han estado en funciones durante años.

“Prefiero referirme a Dublín como un lugar más seguro para los niños que decir que es un lugar seguro para los niños”, dijo.

Se rindió homenaje al cardenal Desmond Connell por establecer la oficina de salvaguardia en 2003. Andrew Fagan dijo que en 2004, Diarmuid Martin se convirtió en arzobispo de Dublín y se escuchó “un mensaje diferente y nuevo”.

Antes de eso, dijo, “hubo muchas expresiones de arrepentimiento y la sensación de que hicimos lo mejor que pudimos… realmente no entendíamos lo que estaba pasando. Sea cierto o no, no es útil”, dijo Fagan.

“El Arzobispo Martin nos dijo que el abuso de niños dentro de la diócesis era intolerable y no sería tolerado. Unió las palabras con los hechos”, dijo Andrew Fagan.

Explicó que en el último recuento, la archidiócesis de Dublín tenía 381 representantes parroquiales de protección y eso no incluía a los sacerdotes, hermanas de la parroquia y diáconos que estaban involucrados en la protección.

“Quiero agradecerles a todos ustedes. Los niños de la diócesis de Dublín te necesitan. Quiero agradecer al arzobispo Martin por su liderazgo”.

Sobreviviente de abuso, dijo Marie Collins IrlandaCatólica.net que el servicio de protección infantil en Dublín ha sido “muy bien establecido y ha funcionado muy bien. Existen medidas sólidas de protección de la infancia; es un gran cambio con respecto al pasado y es bueno verlo”.

Pero agregó que “todavía queda mucho trabajo por hacer, siempre podemos asegurarnos de que sea más seguro”.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba

Bloqueo de anuncios detectado

Debe eliminar el BLOQUEADOR DE ANUNCIOS para continuar usando nuestro sitio web GRACIAS