La historia de un milagro poco conocido de Don Bosco y

OFICINA CENTRAL, 31 Ene. 21/06:00 am (ACI).- La presencia de Don Bosco en la localidad italiana de Génova está relacionada a muchas historias y asimismo a ciertos milagros, como lo relatado por el sacerdote salesiano p. Mauricio Verlezza.

Pie. Verlezza, responsable de la Obra de Don Bosco en Sampierdarena (Génova), de donde partieron las primeras expediciones misioneras a la Argentina, relató al Grupo ACI que el santurrón sacerdote celebró una Misa en 1872, a la que asistieron numerosos bienhechores.

Al finalizar la celebración y tras oír su catequesis, todos pasaron por la sacristía de la Catedral de ‘San Siro’ para recibir la bendición del fundador de los Salesianos. Solía ​​ofrecer a cada persona una medallita de Nuestra Señora Auxiliadora.

“Las medallitas que había en una bolsita eran muy escasas y el milagro fue que todos pudieron recibirlas, a pesar de que había muy escasas en la bolsa que el secretario entregó a Don Bosco”.

Luego, explicó el sacerdote, “San Juan Bosco miró sus sueños misioneros en un mapamundi que se encontraba en la pequeña habitación donde descansó a lo largo de su estancia en Sampierdarena”.

“Mi único deseo es que sean contentos en el tiempo y en la eternidad”, escribió a sus jóvenes Don Bosco, proclamado por san Juan Pablo II como “padre y profesor de la juventud”.

San Juan Bosco partió para la Casa del Padre el 31 de enero de 1888, después de haber vivido aquella oración le ha dicho a su alumno Santo Domingo Savio: “En esta casa hacemos que la santidad consista en estar siempre muy felices”.

Verifique también:

Etiquetas colgantes:
Salesianos, Don Bosco, Milagro, San Juan Bosco, Nuestra Señora Auxiliadora