ATEISMO Y AGNOSTICISMO

Introducción al teísmo y el ateísmo

El teísmo es una creencia en la existencia de al menos un dios, nada más, nada menos. No depende de en cuántos dioses se crea. No depende de cómo se defina ‘dios’. No depende de cómo un creyente llega a su creencia. No depende de cómo el creyente defienda su creencia. Ese teísmo simplemente significa “creencia en un dios”, y nada más puede ser difícil de entender porque rara vez nos encontramos con el teísmo de forma aislada.

¿Qué es un teísta?

Si el teísmo es la creencia en un dios, entonces un teísta es cualquiera que cree en la existencia de al menos un dios. Pueden creer en un solo dios o en múltiples dioses. Pueden creer en un dios que es trascendente a nuestro universo o en dioses que habitan a nuestro alrededor. Pueden creer en dioses que nos ayudan activamente o en un dios que no está interesado en la humanidad. Si sabes que una persona es teísta, no puedes hacer suposiciones automáticas sobre cómo es o no es su dios, así que tienes que preguntar. Por supuesto, es posible que ellos tampoco lo sepan, dado que muchos creyentes no han reflexionado profundamente sobre los detalles, pero todavía depende de ellos explicarlo.

Variedades de teísmo

El teísmo ha llegado en varias variedades a lo largo de los milenios: monoteísmo, politeísmo, panteísmo y varios más de los que muchos ni siquiera han oído hablar. Comprender las diferencias entre los diferentes tipos de teísmo es necesario no solo para comprender los sistemas religiosos en los que aparecen, sino también para comprender la variedad y diversidad que existe para el teísmo mismo.

Teísmo versus religión

Muchos parecen creer que la religión y el teísmo efectivamente son lo mismo, de modo que todas las religiones son teístas y todos los teístas son religiosos, pero ese es un error que se basa en una serie de conceptos erróneos comunes sobre la religión y el teísmo. De hecho, no es raro, incluso entre los ateos, suponer que la religión y el teísmo son efectivamente equivalentes. La verdad es que el teísmo puede existir independientemente de la religión y la religión puede existir sin el teísmo.

Teísmo versus ateísmo: carga de la prueba

La idea de una “carga de la prueba” es importante en los debates porque quien tiene la carga de la prueba tiene la obligación de “probar” sus afirmaciones de alguna manera. Cierto grado de la carga de la prueba (o solo el apoyo, en la mayoría de los casos) siempre recae en quienquiera que sea el reclamo, no en quienquiera que esté escuchando el reclamo y, por lo tanto, que inicialmente no crea que el reclamo es verdadero. En la práctica, esto significa que la carga inicial de la prueba recae en el teísta, no en el ateo.

¿Es el teísmo irracional?

El teísmo no significa mucho, al menos no inherentemente, ya que no significa nada más que creer en la existencia de al menos un dios de algún tipo. Por qué o cómo uno tiene tal creencia no es más relevante para la definición de teísmo que por qué o cómo uno no cree en dioses es relevante para la definición de ateísmo. Una de las razones por las que esto es importante es porque tiene implicaciones significativas para la cuestión de si el teísmo es racional o irracional.

¿Qué es Dios?

Cuando un teísta afirma que existe algún tipo de dios, una de las primeras preguntas que deben hacerse los ateos es “¿qué quieres decir con ‘dios’?” Después de todo, sin entender lo que quiere decir el teísta, el ateo ni siquiera puede comenzar a evaluar la afirmación. De la misma manera, a menos que el teísta tenga claro lo que quiere decir, no puede explicar y defender adecuadamente sus creencias.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba

Bloqueo de anuncios detectado

Debe eliminar el BLOQUEADOR DE ANUNCIOS para continuar usando nuestro sitio web GRACIAS