BUDISMO MAHAYANA

Introducción al Maha Saddharma-pundarika Sutra, o Sutra del loto

De las innumerables escrituras del budismo Mahayana, pocas son más leídas o reverenciadas que el Sutra del loto. Sus enseñanzas impregnan completamente la mayoría de las escuelas de budismo en China, Corea y Japón. Sin embargo, sus orígenes están envueltos en misterio.

El nombre del sutra en sánscrito es Maha Saddharma-pundarika Sutra, o “Gran Sutra del Loto de la Ley Maravillosa”. Es una cuestión de fe en algunas escuelas de budismo que el sutra contiene las palabras del Buda histórico. Sin embargo, la mayoría de los historiadores creen que el Sutra fue escrito en el siglo I o II EC, probablemente por más de un escritor. Se hizo una traducción del sánscrito al chino en 255 CE, y esta es la documentación histórica más antigua de su existencia.

Como ocurre con muchos de los sutras del Mahayana, el texto original del Sutra del loto se ha perdido. Las varias traducciones chinas tempranas son las versiones más antiguas del sutra que nos quedan. En particular, se cree que una traducción al chino realizada por el monje Kamarajiva en 406 EC es la más fiel al texto original.

En la China del siglo VI, el Sutra del loto fue promovido como el sutra supremo por el monje Zhiyi (538-597; también deletreado Chih-i), fundador de la escuela Tiantai del budismo Mahayana, llamada Tendai en Japón. En parte gracias a la influencia de Tendai, el Loto se convirtió en el Sutra más venerado en Japón. Influyó profundamente en el zen japonés y también es objeto de devoción de la escuela de Nichiren.

El escenario del Sutra

En el budismo, un sutra es un sermón de Buda o de uno de sus principales discípulos. Los sutras budistas suelen comenzar con las palabras tradicionales: “Así lo he oído”. Este es un guiño a la historia de Ananda, quien recitó todos los sermones históricos de Buda en el Primer Concilio Budista y se dice que comenzó cada recitación de esta manera.

El Sutra del loto comienza así: “Así lo he oído. En una ocasión, el Buda estaba en Rajagriha, permaneciendo en el monte Gridhrakuta”. Rajagriha era una ciudad en el sitio de la actual Rajgir, en el noreste de la India, y Gridhrakuta, o “Pico del Buitre”, está cerca. Entonces, el Sutra del loto comienza estableciendo una conexión con un lugar real asociado con el Buda histórico.

Sin embargo, en unas pocas frases, el lector habrá dejado atrás el mundo fenoménico. La escena se abre a un lugar fuera del tiempo y el espacio ordinarios. El Buda es asistido por un número inimaginable de seres, tanto humanos como no humanos: monjes, monjas, laicos, laicas, seres celestiales, dragones, garudas y muchos otros, incluidos bodhisattvas y arhats. En este vasto espacio, dieciocho mil mundos están iluminados por una luz reflejada por un cabello entre las cejas de Buda.

El Sutra se divide en varios capítulos (28 en la traducción de Kamarajiva) en los que Buda u otros seres ofrecen sermones y parábolas. El texto, en parte en prosa y en parte en verso, contiene algunos de los pasajes más bellos de la literatura religiosa mundial.

Podría tomar años absorber todas las enseñanzas en un texto tan rico. Sin embargo, tres temas principales dominan el Sutra del loto.

Todos los vehículos son un vehículo

En los primeros pasajes, el Buda le dice a la asamblea que sus primeras enseñanzas eran provisionales. La gente no estaba preparada para sus enseñanzas más elevadas, dijo, y tenía que ser llevada a la iluminación por medios convenientes. Pero el Loto representa la enseñanza suprema y final, y reemplaza a todas las demás enseñanzas.

En particular, el Buda dirigió la doctrina de triyana, o “tres vehículos” al Nirvana. De manera muy sencilla, el triyana describe a las personas que alcanzan la iluminación al escuchar los sermones de Buda, las personas que alcanzan la iluminación por sí mismos a través de su propio esfuerzo y el camino del bodhisattva. Pero el Sutra del loto dice que los tres vehículos son un solo vehículo, el vehículo de Buda, a través del cual todos los seres se vuelven budas.

Todos los seres pueden convertirse en budas

Un tema expresado a lo largo del Sutra es que todos los seres alcanzarán la Budeidad y alcanzarán el Nirvana.

El Buda se presenta en el Sutra del loto como dharmakaya: la unidad de todas las cosas y los seres, no manifestada, más allá de la existencia o la inexistencia, libre de tiempo y espacio. Debido a que el dharmakaya es todos los seres, todos los seres tienen el potencial de despertar a su verdadera naturaleza y alcanzar la Budeidad.

La importancia de la fe y la devoción

La Budeidad no puede lograrse únicamente a través del intelecto. De hecho, el punto de vista Mahayana es que la enseñanza absoluta no puede expresarse en palabras ni entenderse mediante la cognición ordinaria. El Sutra del loto destaca la importancia de la fe y la devoción como medio para alcanzar la iluminación. Entre otros puntos significativos, el énfasis en la fe y la devoción hace que la Budeidad sea más accesible para los laicos, que no pasan su vida en la práctica monástica ascética.

las parábolas

Una característica distintiva del Sutra del loto es el uso de parábolas. Las parábolas contienen muchas capas de metáforas que han inspirado muchas capas de interpretación. Esta es simplemente una lista de las principales parábolas:

  • La casa en llamas. Un hombre debe sacar a sus niños jugando de una casa en llamas (Capítulo 3).
  • El hijo pródigo. Un hombre pobre que se odia a sí mismo aprende gradualmente que es increíblemente rico (Capítulo 4).
  • Las Hierbas Medicinales. Aunque crecen en el mismo suelo y reciben la misma lluvia, las plantas crecen de diferente manera (Capítulo 5).
  • La Ciudad Fantasma. Un hombre que guía a la gente en un viaje difícil evoca la ilusión de una hermosa ciudad para darles el corazón para seguir adelante (Capítulo 7).
  • La gema en la chaqueta. Un hombre cose una gema en la chaqueta de su amigo. Sin embargo, el amigo vaga en la pobreza sin saber que posee una gema de gran valor (Capítulo 8).
  • La gema en el moño del rey. Un rey otorga muchos regalos pero reserva su joya más valiosa para una persona de mérito excepcional (Capítulo 14).
  • El Excelente Médico. Los hijos de un médico se están muriendo por envenenamiento, pero no tienen el sentido común de tomar medicamentos (capítulo 16).

Traducciones

La traducción de Burton Watson de El Sutra del loto (Columbia University Press, 1993) ha ganado gran popularidad desde su publicación por su claridad y legibilidad.

Una traducción más reciente de El Sutra del loto por Gene Reeves (Wisdom Publications, 2008) también es muy ameno y ha sido elogiado por los revisores.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba

Bloqueo de anuncios detectado

Debe eliminar el BLOQUEADOR DE ANUNCIOS para continuar usando nuestro sitio web GRACIAS