Intelectual francés: con su nuevo presidente Instituto João

Roma, 16 mar. 21 / 03:00 pm (ACI).- Un académico francés sugirió que, bajo su nuevo líder, el Pontificio Centro Teológico para las Ciencias del Matrimonio y la Familia Juan Pablo II en Roma pase a nombrarse “Instituto Amoris Laetitia”, después de la elección de su nuevo presidente, Monseñor Philippe Bordeyne, conocido por distanciarse de las enseñanzas de Humanae Vitae y promover Amoris Laetitia del Papa Francisco.

El 16 de marzo, el especialista vaticano Sandro Magister publicó en su blog “Settimo Cielo”, un artículo firmado por Thibaud Collin, académico francés y instructor de filosofía en el Collége Stanislas de París, que lamentaba el ascenso de monseñor Philippe Bordeyne como nuevo presidente. del centro

“Resumiendo, el nombramiento de una figura como Philippe Bordeyne como presidente confirma que el Centro Juan Pablo II, en medio de una hemorragia de estudiantes, debe, por una cuestión de honestidad intelectual, cambiar de nombre. Podría llamarse, por ejemplo, el Centro ‘Amoris Laetitia'”, escribió.

Bordeyne fué rector del Institut Catholique de Paris desde 2011 y fue confirmado como nuevo presidente del instituto en un rescripto fechado el 22 de febrero por el cardenal Giuseppe Versaldi y el arzobispo Vincenzo Zani, prefecto y secretario de la Congregación para la Educación Católica del Vaticano, respectivamente. Comenzará oficialmente su orden en el mes de septiembre.

El teólogo francés de 61 años pasa al Sr. Pierangelo Sequeri, de 76 años, que llegó en el final de su mandato de cinco años.

Bajo el mando de Sequeri, la institución fue elevada a la categoría de instituto teológico pontificio, pero fue foco de polémica tras el cambio de su plan de estudios y la destitución de los teólogos considerados mucho más leales a las enseñanzas de san Juan Pablo II.

El instituto fue fundado en 1981 como un centro para el estudio de la antropología y la teología cristiana, a la luz de las ideas filosóficas expresadas en la obra del Papa polaco “Amor y Compromiso”, y su período de enseñanzas sobre el amor conyugal y el afecto humano. que popularmente transporta el nombre de “Teología del Cuerpo”.

El Papa Francisco restableció el instituto en 2017, ampliando su enfoque teológico para integrar también “ciencias familiares” aparte de estudios maritales.

En su producto, el Prof. Collin argumentó que el ascenso de Bordeyne confirma un “cambio de paradigma” en el que la encíclica Humanae Vitae de 1968 del Papa San Pablo VI ya no es la “piedra de toque” del instituto.

Collin citó un ensayo de 2015 del recién nombrado presidente, en el que Bordeyne arguye que “sería razonable dejar el juicio sobre los métodos anticonceptivos a la sabiduría de las parejas”.

“En esta perspectiva, la Iglesia podría respaldar una pluralidad de maneras de contestar al llamado general de sostener la sexualidad abierta a la trascendencia y al don de la vida”, escribió Bordeyne.

“La forma de los métodos naturales de continencia y castidad podría recomendarse como consejo evangélico, practicado por parejas cristianas o no, que exige el dominio de sí mismo en la abstinencia periódica. El otro modo cuya legitimidad moral podría admitirse, con la elección confiada a la sabiduría de los cónyuges, consistiría en la utilización de métodos anticonceptivos no abortivos”, aseveró el nuevo presidente del Centro, en amplio desacuerdo con la enseñanza de la Humanae Vitae que niega la legalidad de tales medios.

Como presidente, Bordeyne enfrenta el desafío inmediato de llenar la reforma del centro, como se expresa en la carta apostólica del Papa Francisco del 8 de septiembre de 2017. También debe buscar revertir la tendencia a la baja en la inscripción de alumnos.

Según los reportes, el instituto se vio obligado a eliminar ciertos tutoriales por el hecho de que no atraían a un número mínimo de estudiantes. Las fuentes aseguran que algunos tutoriales perdieron el 90% de los estudiantes.

Bordeyne se especializó en teología moral, ecumenismo y también interpretación del Concilio Vaticano II. Es coeditor y editor del Boletín de Teología Ética para la Investigación en Ciencias Religiosas y fundador de la colección “Teología en la Universidad” en París.

Participó como especialista en el Sínodo de la Familia de 2015 en Roma. En 2017, publicó el libro “Divorcés remariés: ce qui change avec François” (“Divorciados vueltos a casar, qué cambia con el Papa Francisco”).

En 2018, escribió “Portare la legge a compimento. Amoris Laetitia nelle situazioni matrimoniali fragili” (“Hacer realidad la ley. Amoris Laetitia en situaciones matrimoniales frágiles”) con la Editorial del Vaticano.

Es miembro del consejo académico de la Academia En todo el mundo de Espiritualidad Matrimonial (INTAMS), organización que en 2019 dedicó en su gaceta “Matrimonio, Familias & Espiritualidad” un artículo que se titula “Los derechos de las parejas homosexuales”.

En este número, la revista se mostró en pos de la adopción de niños por personas del mismo sexo y cuestionó si la condena de la Iglesia a las relaciones homosexuales podría aplicarse asimismo a las “relaciones amorosas de extendida duración entre personas del mismo sexo”.

Artículo anunciado originalmente en la Agencia Católica de Noticias (CNA), traducido y amoldado por Rafael Tavares.

Este producto fue corregido el 18 de octubre de 2022 con la información de que Philippe Bordeyne es sacerdote, no laico.

Compruebe también: