Incluso desde la distancia, la visita papal fue un “regalo del cielo” para

Bagdad, 10 de marzo. 21 / 09:51 am (ACI).- El p. Naim Shoshandy, sacerdote sirio-católico iraquí, estuvo en España a lo largo de la visita papal a su tierra natal, pero dijo que fue un “regalo del cielo para los cristianos en Irak” y “tres días apasionantes y también memorables” para Oriente Medio.

el Papa Francisco estuvo en Irak del 5 al 8 de marzo y visitó Bagdad; Ur, que es “la patria de Abraham”; Mosul, tierra del profeta Jonás; Qaraqosh, ciudad con importante presencia cristiana en la llanura de Nínive; y Erbil, capital de la zona autónoma del Kurdistán iraquí.

“Existen muchos sitios vinculados a la fe cristiana y al calvario de los pobladores tras los bombardeos y la opresión” del Estado Islámico, ha dicho a ACI Prensa, la agencia en castellano del grupo ACI.

Pie. Shoshandy, cuyo hermano fue ejecutado por terroristas del ISIS, y que ahora sirve en la diócesis de Albacete (España), comentó que fueron “tres días emotivos y también inolvidables en los que el Beato Padre recorrió este país que tanto ha sufrido”.

“Gracias, Santurrón Padre, por su visita y por sus palabras, fueron un obsequio del Cielo para todos los cristianos en Irak, y también para todos y cada uno de los que lo viven desde la distancia, pero con el corazón en el hogar. ¡Gracias!”, expresó el sacerdote.

La visita del Papa a Irak ha sido “un hecho muy aguardado para sanar las heridas de un pueblo que sufrió muchos años de guerras, dificultades y varios inconvenientes, pero que asimismo precisa renacer y conquistar un futuro de paz”, ha dicho el sacerdote. ACI Prensa.

“El Papa vino a defender a sus hijos en esta tierra, niños heridos por ser cristianos y profesar la fe en Jesús, niños que no vacilaron en ofrecer testimonio y proclamar al mundo entero que el cristianismo está vivo”, continuó.

Con su presencia, el Papa Francisco expresó su apoyo y aliento a los cristianos y a los pueblos de Oriente, que viven desde hace cierto tiempo en un estado de duda, temor y opresión, y les llevó asimismo la promesa de mejores condiciones de vida. Hoy llegó el instante de cambiar nuestra mentalidad y nuestra cultura”.

“La visita del Papa Francisco fue histórica en todos los aspectos. Fue un momento poderoso para él revelar la verdad. Un acto de mucha valentía, singularmente en estos momentos difíciles que estamos viviendo” con “dificultades distintas como enfrentamientos, guerras y migraciones”, añadió.

El sacerdote aseguró que “los cristianos en esta situación necesitan mucho más que nunca una palabra de su padre. El Papa es el padre y sus hijos necesitaban su presencia”.

El sacerdote también resaltó el acercamiento del Papa Francisco el 6 de marzo con el ayatolá Al-Sistani, líder de los musulmanes chiítas, como un paso hacia la fraternidad, estimando que Irak es un país principalmente musulmán.

“Comentan que ‘los ojos son el espéculo del alma’, estoy seguramente el Papa debió ver y sentir reflejada en los ojos y semblantes de los cristianos iraquíes esta tremenda ilusión y alegría por su llegada: gente fácil con una observación de fe inquebrantable a pesar del padecimiento, personas que no dudan de que Dios está siempre y en todo momento con ellas y que la Virgen María, nuestra madre, las acompaña”.

Pie. Shoshandy aseguró que la visita del Papa Francisco “proporciona y da a Irak la promesa de un mañana mejor, en el que haya tolerancia, aceptación y defensa del principio de igualdad de los ciudadanos, lejos de los llamados al odio y al sectarismo”.

“Ahora aguardamos que las cosas mejoren un tanto en el país, que todo salga mejor”, concluyó el sacerdote.

Anunciado originalmente en ACI Press. Traducido y amoldado por Nathália Queiroz.

Verifique asimismo: