Iglesia para consagrar Filipinas a San José

MANILA, 22 de febrero. 21/09:29 am (ACI).- La Charla Episcopal de Filipinas (CBCP) anunció que el 1 de mayo, día en que la Iglesia celebra a San José Obrero, el país va a ser consagrado a este beato.

El presidente de la Comisión Episcopal para los Laicos, Monseñor Broderick Pabillo, señaló que el Episcopado aprobó la consagración nacional a San José e instruyó a la comisión para organizar el evento.

Esta consagración se realizará en el marco del Año de San José, convocado por el Papa Francisco el 8 de diciembre de 2020, con motivo del 150 aniversario de la proclamación de este beato como patrón de la Iglesia universal.

Junto a esta idea, la Comisión Episcopal para los Laicos iniciará, el próximo 30 de marzo, una “preparación espiritual” de 33 días para conseguir una buena entendimiento y correcta práctica de la devoción al padre adoptivo de Jesús.

Además de esto, facilitó la distribución de la “Consagración a San José” del P. Donald Calloway en las diócesis y entre todos y cada uno de los que deseen formar parte en la celebración nacional.

Durante una conferencia virtual organizada por la comisión el 13 de febrero, el p. Calloway elogió la idea de consagración de Filipinas en la mitad de las dificultades que encara el mundo por los efectos de la pandemia del coronavirus.

“Sé que Filipinas está pasando momentáneamente bien difícil ahora mismo”, dijo. “Tenemos la posibilidad de asistir a él para cualquier necesidad, promesa, paz, conversión, para acercarnos a Jesús y María”, agregó.

El sacerdote destacó que, si los leales prosiguen esta devoción, los frutos no serán solo para el país, sino para el mundo entero y también indicó que San José ayudará a aumentar la virtud y la santidad “por el hecho de que eso es lo que hace un buen padre”.

“Conozcamos el consuelo de un óptimo padre, porque eso hizo por Jesús y María, y eso es lo que desea realizar por nosotros”, agregó.

Finalmente, resaltó que Nuestra Señora es la madre espiritual de los fieles católicos y San José “nuestro padre espiritual”.

Publicado originalmente en ACI Press. Traducido y amoldado por Nathália Queiroz.

Verifique también: