Hoy es San Patricio, Patrono de Irlanda

OFICINA CENTRAL, 17 mar. 21/05:00 am (ACI).- “Fui como una piedra en una mina profunda; y el que es poderoso vino y, en su clemencia, me levantó y me colocó en una pared”, dijo San Patricio, Patrono de Irlanda, cuya celebración se festeja este 17 de marzo.

Este santurrón también disfruta de enorme devoción en Novedosa York (USA), donde todos los años se le honra con los colores verde.

San Patricio nació en Enorme Bretaña cerca del año 385. En el momento en que era joven, fue secuestrado por piratas irlandeses y vendido como ciervo en Irlanda. Cuando recobró su independencia, salió a Gran Bretaña y luego a la Galia (ahora Francia), donde asistió a monasterios y se capacitó para la vida monástica y misionera. Prosiguió el sendero del sacerdocio y después llegó a ser obispo en Irlanda, llevando en su alma piadosa el deseo de evangelizar a esa nación pagana.

En su lenguaje sencillo para evangelizar, explicaba que así como las tres hojas de un trébol forman una hoja, de este modo el Padre, el Hijo y el Espíritu Santurrón forman un solo Dios verdadero.

Hasta hoy, debido a esta enseñanza del beato, los irlandeses acostumbran a colocar un trébol en su ropa el día del beato patrón del país, para honrarlo.

Sus contrincantes eran los magos druidas que creían en dioses paganos y los herejes pelagianos. No obstante, San Patricio continuó creando abadías y también iglesias cristianas.

Se cuenta que un Sábado Santurrón, cuando San Patricio encendió el fuego pascual, los druidas se dispusieron a apagarlo, pero no pudieron. Entonces uno de ellos exclamó: “El fuego de la religión que encendió Patrick se extenderá por toda la isla”. Esto se cumplió porque transformó a toda Irlanda al cristianismo.

El beato formó un clero local, curas consagrados y obispos.

En el final de su vida, escribió las “Confesiones”, obra en la que narraba de qué manera se sentía y qué hacía en la misión que Dios le había encomendado.

Logró la reforma de las leyes civiles de Irlanda y la legislación se hizo con principios católicos. Partió a la Casa de su Padre en 461 y fue sepultado en Saúl, zona de Stragford Lough, donde edificó su primera iglesia.

También es muy venerado en los USA debido a la considerable suma de inmigrantes irlandeses. En Nueva York, la Catedral está dedicada a San Patricio. En esta ciudad, entre las tradiciones más viejas es el desfile del Día de San Patricio o “Saint Patrick’s Day”, que se remonta a la época colonial. Los irlandeses, parte del ejército británico, vestían de verde y cantaban canciones habituales al son de la gaita.

Esto se ha mantenido en el tiempo y el día de hoy se encuentra dentro de las celebraciones mucho más enormes de la ciudad norteamericana. El color representativo sigue siendo el verde y sigue la gran marcha militar que tiene sitio en la Catedral de San Patricio.