Hace exactamente 8 años Benedicto XVI se despidió de los fieles como Papa

VATICANO, 28 feb. 21/05:00 am (ACI).- Luego de comunicar su decisión de renunciar al ministerio el 11 de febrero de 2013, el Papa Retirado Benedicto XVI hizo su renuncia el 28 de febrero del mismo año, movido desde el Vaticano Pontificio en Castel Gandolfo.

El 28 de febrero de 2013, a las 17:07 (hora local), Benedicto XVI salió del Vaticano y viajó en helicóptero a Castel Gandolfo. En la veranda de la vivienda de verano de los pontífices, él, que había sido Papa durante ocho años, se dirigió a los peregrinos reunidos en la plaza para decirles: “Soy sencillamente un peregrino que ha iniciado la última etapa de su peregrinaje en esta tierra”. .

Al poco tiempo de ser movido a Castel Gandolfo, se cerraron las puertas del rincón, empezó la Sede Vacante.

Benedicto XVI vivió en Castel Gandolfo durante dos meses mientras se hacían las oportunas adecuaciones en su nueva residencia, el antiguo monasterio “Mater Ecclesiae”.

Sin embargo, a lo largo de esos 62 días, no estuvo solo. De hecho, en las primeras imágenes “robadas” del Pontífice aparece paseando por los jardines con su secretario, el arzobispo Georg Gänswein.

Además, recibió ciertas visitas, como la de su sustituto el Papa Francisco, que visitó Castel Gandolfo el 23 de marzo. Ese día, las primeras imágenes de ambos abrazándose en oposición al helicóptero y rezando en la capilla arrodillados en exactamente el mismo banco dieron la vuelta al mundo.

Poco mucho más de un mes después, Benedicto XVI retornaba al Vaticano, donde lo aguardaba Francisco para ofrecerle la bienvenida. Desde ahí, Benedicto XVI inició una exclusiva vida en el monasterio ‘Mater Ecclesiae’ al lado de las cuatro ‘memores Domini’ (Rossella, Loredana, Carmela y Cristina), laicas consagradas del Movimiento de Comunión y Liberación que le han ayudado desde ese momento y con el Prefecto de la Casa Pontificia y Secretario Privado del Papa Emérito, Monseñor Georg Gänswein.

Pero como vive en el Vaticano, Joseph Ratzinger también visitó la que había sido su casa durante los meses de verano y pocas semanas tras su dimisión; durante estas visitas paseaba por los jardines con Dom Gänswein, rezaba el rosario y participaba en un concierto de piano.

Benedicto XVI en buena forma

Aunque en las primeras imágenes difundidas tras su dimisión se veía a Benedicto XVI usando un bastón y moviéndose con dificultad, él mismo dijo durante los meses siguientes que ha amado dejar claro que está “realmente bien”. De esta manera lo aseguró el actor italiano Lino Banfi en el momento en que lo conoció en el monasterio ‘Mater Ecclesiae’, ocasión en la que también señaló que “toca el piano, lee, estudia y reza”.

En octubre de 2017, el arzobispo Gänswein negó los comentarios publicados en Fb de que Benedicto XVI se encontraba al filo de la muerte.

Francisco visita Bento antes de cada viaje

En la época de 2014, el Prefecto de la Casa Pontificia, Dom Georg Gaenswein, descubrió que, antes de cualquier viaje en todo el mundo, el Papa Francisco visita a Benedicto XVI, gesto que demuestra la buena relación que existe entre los dos y de qué forma el actual Pontífice continúa con la visión de su antecesor.

El 14 de febrero de 2015, Benedicto XVI participó en la creación de 20 nuevos cardenales por el Papa Francisco, y el 8 de diciembre del mismo año, fue el primer peregrino en atravesar la Puerta Santa de la Basílica de San Pedro, durante la inauguración de la Santa Año de la Clemencia.

También, el 28 de junio de 2016, Benedicto XVI dirigió unas expresiones a su sustituto. Durante los 65 años de la ordenación sacerdotal del Papa Francisco, el Papa Emérito aseveró que “tu amabilidad, desde el primer momento de mi decisión, en todos y cada instante de mi vida aquí, me toca, me lleva realmente dentro”.

“Más que los Jardines del Vaticano, con su belleza, Su amabilidad es el lugar donde vivo: me siento protegido”, añadió.

una vida de oración

El 11 de febrero de 2017, cuatro años después de la renuncia de Benedicto XVI al pontificado, el p. Federico Lombardi, ex- representante del Vaticano, mencionó que el Papa alemán vive en la oración y con mucha discreción su servicio de acompañamiento a la Iglesia y de solidaridad con su sustituto, el Papa Francisco.

El sacerdote jesuita, que fue directivo de la Oficina de Prensa a lo largo del pontificado de Benedicto XVI, dijo que si bien las fuerzas físicas de Joseph Ratzinger están desgastadas por la edad, “las fuerzas mentales y espirituales son perfectas”.

“Es realmente bello tener al Papa retirado rezando por la Iglesia, por su Sucesor. Es una presencia que sentimos. Sabemos que está presente y, si bien no lo vemos muy con frecuencia, en el momento en que lo vemos, nos estamos todos contentísimos, pues lo amamos, de ahí que lo sentimos como una presencia que nos acompaña, nos consuela y nos calma”, dijo el sacerdote, de hoy presidente de la Fundación Joseph Ratzinger.

Verifique asimismo: