Fundación busca ayudar a los cristianos africanos perseguidos por el

Roma, 17 de marzo. 21/01:20 pm (ACI).- La presión islámica contra las comunidades cristianas en numerosos países africanos es una realidad creciente. La aparición de grupos terroristas vinculados al Estado Islámico y Al Qaeda aumentó considerablemente los episodios de crueldad.

Para contribuir a los cristianos africanos, Contribuye a la Iglesia Necesitada (ACN) lanzó una campaña para financiar proyectos en cinco países durante la Cuaresma: Mozambique, Burkina Faso, Níger, Mauritania y Nigeria.

Mozambique

En un comunicado publicado por ACN, se enseña que “en los últimos meses en el norte de Mozambique la situación de los cristianos se ha vuelto dramática gracias a la espiral de violencia liberada por los extremistas islámicos”.

Más de 500.000 personas se vieron obligadas a abandonar sus hogares y procuraron cobijo en el territorio de la diócesis de Pemba. “Existen muchas heridas que sanar, desde la pérdida de seres queridos hasta la destrucción del hogar”.

ACN ha iniciado una campaña de recaudación de fondos para mandar a sacerdotes y religiosos de esta diócesis de Pemba a fin de que puedan ayudar a los apartados internos con alimentos y medicinas.

Burkina Faso y Níger

En la zona del Sahel, una franja árida que atraviesa África de este a oeste y que marca la frontera geográfica entre el África tropical y el Sáhara, los conjuntos terroristas yihadistas han encontrado refugio y actúan con impunidad en las últimas décadas.

Las extremas condiciones geográficas y climáticas, junto con la incapacidad de los Estados para supervisar estas zonas de enorme extensión y baja población, han favorecido el lugar de este “santuario” para grupos como Al Qaeda o el Estado Islámico.

En Burkina Faso y Níger hay una cantidad enorme de cristianos víctimas de los extremistas islámicos. En estas condiciones de violencia y discriminación, los sacerdotes tienen que realizar no sólo una tarea pastoral, sino también humanitaria.

Ante esta situación, ACN apoya la iniciativa “Fraternidad Sacerdotal de Sacerdotes Africanos”, que tiene como propósito fomentar la actividad misionera en un territorio marcado por la violencia.

En Burkina Faso, 36 religiosos de distintas Congregaciones de la diócesis de Fada N’Gourma ofrecen asiste para cientos de cristianos que son objetivo de los yihadistas.

Como enseña el comunicado de ACN, “las monjas visitan periódicamente a las familias, ayudando en particular a las mamás, procurando que los enfermos tengan acceso a la medicación y enseñando los fundamentos de la doctrina católica a los pequeños expuestos a vivencias traumáticas”.

Mauritania

En Mauritania, “las monjas trabajan en una situación casi totalmente islámica, apoyando a las familias y, en particular, a las mucho más débiles, aun en las ocasiones mucho más tráficas”.

ACN ofrece un acompañamiento fundamental a estas monjas y, por medio de ellas, a las comunidades que se favorecen de su trabajo.

Nigeria

Si hay un conjunto de terroristas que ha aparecido en los medios de comunicación en los últimos años, ese es Boko Haram. Su brutalidad y su estrategia fundamentada en el secuestro de niñas para venderlas como esclavas horrorizó al planeta.

En Bauchi, en el norte del país, los cristianos, que representan sólo el 3% de la población, son los mucho más damnificados por el terrorismo de Boko Haram.

Para sofocar la resistencia cristiana, Boko Haram se centró en destruir iglesias.

Sin embargo, los cristianos locales son persistentes y no solo no admitieron el chantaje de los exagerados, sino incluso reconstruyeron las iglesias demolidas. ACN ayuda a reconstruir la Iglesia de San Pedro en Bauchi, que fue destruida en un ataque en 2018.

Anunciado inicialmente en Prensa ACI. Traducido y adaptado por Nathália Queiroz.

Compruebe también: