Frenar temporalmente los intentos de despenalizar el aborto hasta que

Cancún, 26 de febrero. 21/02:08 pm (ACI).- El intento de despenalizar el aborto libre hasta las 12 semanas de gestación en el estado mexicano de Quintana Roo fue suspendido temporalmente, luego de que las comisiones unidas que discutían una viable decisión no contaran con el quórum de parlamentarios que era preciso.

Después de una semana de foros de discusión libres para percibir posiciones abortistas, y bajo la presión de las feministas violetas que ocuparon el recinto del Congreso de Quintana Roo desde noviembre de 2020 hasta principios de febrero del actual año, los diputados locales tomaron iniciativas para debatir, el 24 de febrero, en las Comisiones Unidas de Puntos Constitucionales, Justicia, Salud y Asistencia Popular, Derechos Humanos y también Igualdad de Género.

Si el dictamen podría haber sido aprobado por Comisiones Unidas, la propuesta de despenalizar el aborto libre hasta las 12 semanas de gestación hubiera llegado al Pleno.

El producto 13 de la Constitución de Quintana Roo establece que el Estado “reconoce, protege y garantiza el derecho a la vida de todo humano, al mantener expresamente que desde el momento de su concepción se encuentra bajo la protección de la ley y se considera sujeto de derecho”. derechos para todos y cada uno de los efectos legales correspondientes, hasta su muerte”.

Según el Código Penal de Quintana Roo, el aborto es un delito sancionado con hasta un par de años de prisión. Los expertos de la salud que concurran en esta práctica tienen la posibilidad de ser suspendidos del ejercicio de su profesión hasta por cinco años.

En Quintana Roo, el aborto no es punible en las situaciones de violación, grave riesgo para la vida de la madre y cuando exista la posibilidad de que el bebé nazca “con graves trastornos físicos o mentales”. Hoy día, 2 proyectos de ley buscan despenalizar el aborto libre hasta la semana 12 de embarazo, impulsando reformas a la Constitución de Quintana Roo, los códigos penal y civil y la Ley de Salud del Estado.

En diálogo con ACI Prensa, la agencia en español del grupo ACI, Marcial Padilla, director de la plataforma provida mexicana ConParticipación, explicó que “los promotores del aborto saben que, para legalizarlo, tienen que ofrecer 2 pasos: primero , quitar el derecho a la vida en la Constitución del Estado. Y luego cambiar el Código Penal para permitirlo”.

“El 24 de febrero los diputados abortistas intentaron una trampa. El diputado José Luis Guillén trató de cambiar solo el Código Penal, sin votar el cambio de la Constitución”, apuntó, pues “eso necesitaría menos votos para legalizar o despenalizar el aborto”.

Sin embargo, destacó, “los miembros del congreso de los diputados por el derecho a la vida se dieron cuenta de la trampa y consiguieron frenarla”.

Para Padilla es “una victoria temporal”, porque “por el momento se sostuvo la protección del derecho a la vida y no se aprobó la decisión que pretendía despenalizar el aborto. Pero esto no terminó, el debate continúa. Los miembros del congreso de los diputados aún estamos pendientes de esta iniciativa”.

La directiva de ConParticipación resaltó que es importante que “toda la ciudadanía siga presionando a los miembros del congreso de los diputados a fin de que mantengan la protección del derecho a la vida en la Constitución del Estado y rechacen la resolución que busca despenalizar el aborto”.

“El aborto en Quintanas Roo no es un tema de justicia y no es un tema de salud. Es un tema de ideología, política y dinero. Podemos imaginar lo que va a significar para un destino turístico como Cancún en Quintana Roo despenalizar el aborto. Ahora no sería solo un destino turístico, sería un turismo de muerte”, ha dicho.

Padilla dijo que “la ciudadanía debe reclamar a los diputados que contengan la protección del derecho a la vida”, por el hecho de que “las mujeres de Quintana Roo y sus hijos no precisan la muerte, necesitan salud, seguridad y educación”.

Publicado inicialmente en ACI Press. Traducido y amoldado por Nathália Queiroz.

Compruebe asimismo: