Fraternidade Nossa Senhora Aparecida tiene seis hermanos

Nilópolis (RJ) – El pasado domingo fue de enorme alegría y emoción para los Seglares Franciscanos de la Fraternidade Nossa Senhora Aparecida de Nilópolis. Las fraternidades locales celebraron con entusiasmo la profesión determinante de los hermanos YUFRA Márcio Bernardo, Lucília Torre y Rafael Sant’Ana y la profesión temporal de los hermanos Cláudio Beatos, Sérgio Libório Sales y André Luís Avelino, que sucedió a lo largo de la Santa Misa presidida por fra Paulo Roberto Beatos Santana, ofm.

Al inicio de la celebración, fray Paulo saludó a todas y cada una de las fraternidades de la Zona Sudeste II presentes y en su homilía explicó el concepto y la importancia pública del rito de la profesión definitiva y temporal de los hermanos de la Orden Franciscana Seglar y el deber que asumir frente Dios y frente a la Iglesia continuar el carisma franciscano. Fray Paulo resaltó que los votos solemnemente firmados deben ser vividos con radicalidad y espíritu de pobreza, obediencia y castidad, más que nada, hacia los hermanos y la fraternidad y en el servicio a la Iglesia, llevando con entusiasmo la Paz y el Bien al mundo. Fray Paulo destacó que su función como asistente es velar por que la fraternidad guarde su identidad franciscana y se mantenga leal al carisma dejado por el Seráfico Padre San Francisco y Santa Clara.

Poco después, empezó el rito de profesión, conducido por el ministro de la fraternidad, Jefferson Eduardo 2 Beatos Machado y por la formadora Tâmara Barreto. La facilidad del rito conmovió a toda la red social presente, que al final aplaudió calorosamente a las profesas.

Los seis hermanos que se profesaron eligieron como lema de profesión ‘Vivir y anunciar el Evangelio’, probando el deseo de estos hermanos de “observar el Evangelio de Nuestro Señor Jesucristo según el ejemplo de San Francisco, que hizo de Cristo el inspirador y el centro de su historia con Dios y los hombres”.

Corto Historia de la Orden Franciscana Seglar

La Orden de los Monjes Menores (OFM) nació en 1210, y la Orden de Santa Clara (las Clarisas) en 1212. Fue también en esta época que nació la Orden Franciscana Seglar (OFS), con el ideal de vivir la Evangelio en todas partes donde estaban. Hombres y mujeres, casados ​​y solteros, en la mitad de familias, intentando encontrar vivir el mismo ideal que atrajo a Francisco de Asís. La Orden fue aprobada por el Papa Honorio III en 1221. Luchesio y Buonadona son considerados los primeros franciscanos seglares que, según la tradición, fueron la primera pareja que San Francisco aceptó en la Orden Seglar en ese instante.

El día de hoy más que nunca, los franciscanos seglares se sienten en compromiso a vivir el Evangelio todos los días y en todas y cada una de las situaciones, según la propia vocación y los dones recibidos. La OFS se muestra como una experiencia de vida cristiana, compartida por mujeres y hombres sin discriminación, siendo el día de hoy un verdadero ejército franciscano de Dios desperdigado por todo el mundo.

“La Orden Franciscana Seglar es la manera mucho más antigua de organización de los laicos que, guiados por la Iglesia, unidos en fraternidad y también inspirados por el ideal de San, al apostolado en el estado laical”. (Beato Juan Pablo II)