Fiesta de Pentecostés 2020

La Fiesta de Pentecostés empezó con las palabras del presente presidente del directorio de RCC Uberlândia – Rones Aureliano, quien resaltó que aún pasando por la situación adversa de la pandemia, debemos loar a Dios, pues Sus designios son diferentes a los de los hombres. El tiempo presente, a pesar de ser desafiante en distintas aspectos, también fué una oportunidad para que Dios realice de nuestros hogares iglesias domésticas, pequeñas comunidades de su amor, entregue nuestra historia, familia, amigos, parroquia y nuestra ciudad de Uberlândia en el corazón del Virgen de Pentecostés.

El primer sermón de la celebración de Pentecostés fue pronunciado por Fernando Henrique, miembro de GO Ruah. Inspirándose en la palabra de Dios en Romanos (12. 1-2), el predicador enfatizó que Dios durante la historia humana actúa por su clemencia y no por los méritos de nuestras obras. Además de esto, aseveró que el Señor nos alcanza por felicidad y que sólo espera de nosotros una resolución para cambiar nuestra forma de pensar. Destacó que ese cambio lo conseguiremos desde una privacidad con el Señor.

Glória Albino, integrante de GO Maria Porta do Céu, fue la encargada de su segundo sermón. Hechos de los Apóstoles 1, 4-5 fue el texto que apoyó el alegato del predicador que, inicialmente, nos exhortó a poner nuestra atención en la palabra de Dios, pues el Señor nos llama, tal como a los apóstoles, a permanecer en Jerusalén, que en ese tiempo sería nuestra casa, nuestro hogar. “Hoy es la celebración de Pentecostés, pero la efusión del Espíritu Beato es para todos los días”, ha dicho por último el predicador.

Tras la fiesta de Pentecostés se honró con la misa encabezada por el P. Gil Araújo, Director Espiritual de RCC-Uberlândia. En su homilía el P. Gil destacó el significado histórico de la fiesta de Pentecostés. Asimismo aseveró la diferencia entre la Fiesta de Pentecostés y el acontecimiento de Babel, en tanto que este último fue impulsado por la razón y los deseos humanos y, en cambio, la Fiesta de Pentecostés fue impulsada por el amor de Dios. Pie. Gil resaltó que es la celebración del Espíritu Beato que nos da fuerza y ​​coraje para enfrentar las situaciones bien difíciles de nuestro tiempo, tal como sostuvo y animó a los apóstoles. Finalmente, el celebrante subrayó que el lenguaje de Pentecostés es el lenguaje del amor.

La transmisión de la Fiesta de Pentecostés 2020 finalizó sus actividades en presencia del Santísimo Sacramento.

Sigue leyendo