NOTICIAS

‘Europa es un proyecto de reconciliación, no de división’

Hogar > Noticias > ‘Europa es un proyecto de reconciliación, no de división’

‘Europa es un proyecto de reconciliación, no de división’

Cardenal Reinhard Marx

Cardenal Reinhard Marx

“Europa es un proyecto de reconciliación, no de división”, ha dicho el presidente de la Comisión de las Conferencias Episcopales de la Unión Europea (COMECE) en un comunicado sobre la crisis griega.

Expresando su “agradecimiento” a todos los que se comprometieron a buscar la integración europea, el cardenal Reinhard Marx dijo que a pesar de los “presagios desfavorables”, todas las partes involucradas no abandonaron la búsqueda de una solución europea común.

Describiendo las negociaciones como “realmente difíciles”, el presidente de COMECE dijo que había mucho en juego para todos los involucrados.

“Había motivos suficientes para participar en un juego de culpas. Sin embargo, lo que es más importante es que ahora miramos hacia adelante y pensamos juntos en una solución común”.

El portavoz de la Iglesia para asuntos europeos lamentó que el trabajo que se avecinaba era “desalentador y solo puede ser llevado a cabo por Grecia con el apoyo de sus socios europeos”.

La gran mayoría de los griegos quiere permanecer en la UE y en la Eurozona. Además, los otros estados miembros también quieren mantener a Grecia en la UE, señaló.

Que la solución representa un compromiso europeo clásico se evidencia por el hecho de que en todos los países de la UE el acuerdo fue bien recibido y cuestionado.

Todos tienen un interés creado en una mejora en las circunstancias económicas de Grecia y que el esfuerzo europeo común avance, afirmó el cardenal alemán.

Identificó la tarea más urgente como la restauración de la confianza perdida en los últimos meses.

“Para que se tomen medidas adicionales no solo para lograr la consolidación económica y financiera, sino también para la cooperación dentro de Europa en otros asuntos políticos, los estados y los gobiernos deben poder confiar unos en otros. Los clásicos prejuicios y clichés que caracterizan el discurso entre los pueblos europeos, acentuados como han sido por el clima recalentado de los últimos meses, deben ser deconstruidos y superados”.

El cardenal Marx agregó que es esencial que todas las partes tomen medidas para restaurar la confianza y recrear un clima más tranquilo en Europa, explorando un enfoque común más constructivo hacia el futuro.

El prelado reiteró la satisfacción de la Iglesia de que los jefes de estado y de gobierno alcanzaron una solución europea y que ni la UE en general ni la eurozona corren el riesgo de colapsar.

“Y, sin embargo, quedan numerosas preguntas. ¿Es viable el paquete de soluciones propuesto? ¿Podrá Grecia volver a valerse por sí misma tras cumplir los requisitos impuestos? ¿Cómo mantenemos a la vista las necesidades de los pobres y los desfavorecidos?”

Instó a los ciudadanos europeos a comprometerse a lograr el éxito como empresa común.

“Existen enormes desafíos que requieren una estrategia a largo plazo, y solo se pueden enfrentar con soluciones valientes y creativas. Hasta ahora no se ha hecho ningún intento serio para abordar las causas estructurales de la crisis”.

También identificó otras áreas que deben abordarse, como la reducción del desempleo entre los jóvenes, una preocupación común para los refugiados, la búsqueda de la paz en Europa, como en Ucrania y en la vecindad inmediata de Europa, es decir, el Cercano y Medio Oriente.

Es vital que aprendamos lecciones de los acontecimientos de las últimas semanas y que saquemos conclusiones de la crisis. El cardenal alemán, que forma parte del Consejo de los Nueve del Papa Francisco, pidió un nuevo enfoque de la cooperación económica y financiera en la UE es esencial para cualquier regreso a un éxito libre de la amenaza perpetua de una crisis monetaria o un conflicto social.

“El proyecto de integración y unidad europea ha traído paz, seguridad y prosperidad a sus pueblos. Estos éxitos deben ser protegidos y compartidos por todos. Europa es un proyecto de reconciliación, no de división”, dijo.

“Lo que se requiere ahora es que todos los europeos se unan para que podamos llevar adelante este proyecto europeo de la mano”, comentó y agregó: “Es más que una cuestión del euro”.

“Se trata de reavivar la idea europea mediante el establecimiento de nuevos objetivos, mediante un nuevo compromiso. Los objetivos fijados en el momento de la fundación de la Unión Europea están lejos de cumplirse. Como cristianos nos comprometemos a cooperar para hacer realidad este proyecto, y lo hacemos con profunda convicción”.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba

Bloqueo de anuncios detectado

Debe eliminar el BLOQUEADOR DE ANUNCIOS para continuar usando nuestro sitio web GRACIAS